Lo que debe saber: antivirales para la influenza

un médico sosteniendo pastillas y una receta médica 

¿Hay un tratamiento para la influenza?

Sí. Hay medicamentos recetados llamados "medicamentos antivirales" que se pueden usar para tratar la influenza. Los CDC recomiendan tratamiento inmediato para aquellas personas que tengan una infección o una presunta infección por el virus de la influenza y para quienes tengan un alto riesgo de presentar graves complicaciones por la influenza, tales como las personas con asma, diabetes (incluida la diabetes gestacional) o enfermedades cardíacas.

¿Qué son los medicamentos antivirales?

Los antivirales son medicamentos recetados (pastillas, solución líquida, polvo para inhalar o solución intravenosa) que combaten la influenza en el cuerpo. Los medicamentos antivirales no son medicamentos de venta libre. Sólo puede adquirirlos si tiene una receta de su proveedor de atención médica. Los medicamentos antivirales son distintos de los antibióticos que combaten las infecciones bacterianas.

¿Qué debería hacer si creo que contraje la influenza?

Si contrae la influenza, los medicamentos antivirales son una opción para el tratamiento. Consulte de inmediato a su médico si tiene un alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza (ver  la  casilla a continuación para acceder a una lista completa de los factores de alto riesgo) y si tiene síntomas de la enfermedad. Los signos y síntomas de la influenza incluyen sentirse afiebrado, tos, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores musculares o corporales, dolores de cabeza, escalofríos y fatiga. Su médico puede recetarle medicamentos antivirales para tratar la influenza.

¿Es necesario que aún me vacune contra la influenza?

Sí. Los medicamentos antivirales no reemplazan a la vacuna contra la influenza. Si bien la efectividad de la vacuna contra la influenza puede variar, la vacunación es la mejor manera de prevenir la influenza estacional y sus posibles complicaciones graves. Los medicamentos antivirales son una segunda línea de defensa que se puede usar para tratar la enfermedad (incluida la influenza estacional y las variantes de los virus de la influenza) si se enferma.

¿Cuáles son los beneficios de los medicamentos antivirales?

El tratamiento con antivirales es más efectivo cuando se inicia apenas aparece la enfermedad. Cuando el tratamiento se inicia dentro de los dos días de la aparición de los síntomas, los medicamentos antivirales pueden reducir la fiebre, aliviar los síntomas y reducir el tiempo de la enfermedad alrededor de un día.  Además, pueden disminuir el riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza, tales como infecciones del oído en niños, complicaciones respiratorias que requieren de antibióticos y hospitalizaciones en adultos.  Para las personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, el tratamiento temprano con medicamentos antivirales puede implicar tener una enfermedad más leve en vez de presentar complicaciones más graves a causa de la influenza que requieran de una hospitalización.  En el caso de los adultos hospitalizados a causa de la influenza, estudios revelan que el tratamiento antiviral temprano puede disminuir el riesgo de muerte.

¿Cuándo se deben tomar los medicamentos antivirales como parte de un tratamiento?

Hay estudios que demuestran que los medicamentos antivirales funcionan mejor como tratamiento cuando éste comienza a los dos días de haberse enfermado. No obstante, empezar a tomarlos más tarde aún puede ser útil, especialmente si la persona enferma tiene alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza o está hospitalizada a causa de la influenza.  Siga las instrucciones para tomar estos medicamentos.

¿Qué medicamentos antivirales se recomiendan para esta temporada de influenza?

Existen tres medicamentos antivirales aprobados por la FDA recomendados por los CDC para tratar la influenza esta temporada.

El oseltamivir genéricoícono de sitio externo y Tamiflu® están disponibles en pastillas o en solución líquida y están aprobados por la FDA para el tratamiento temprano de la influenza en personas a partir de los 14 días de vida en adelante. Zanamivir es un polvo para inhalar que está aprobado para el tratamiento temprano de la influenza en personas de 7 años de edad en adelante. (Nota: el zanamivir (nombre comercial Relenza®) se administra utilizando un inhalador y no se recomienda para personas con problemas respiratorios como asma o EPOC. El Peramivir lo administra un proveedor de atención médica por vía intravenosa y está aprobado para el tratamiento temprano de la influenza en personas a partir de los 2 años de edad en adelante. El Baloxavir es una pastilla de administración oral en una sola dosis y está aprobado para el tratamiento temprano de la influenza en personas a partir de los 12 años de edad en adelante. (Nota: el baloxavir (nombre comercial Xofluza®) no está recomendado para mujeres embarazadas, madres lactantes, pacientes ambulatorios con enfermedades progresivas o con complicaciones o pacientes hospitalizados ya que no hay datos fehacientes acerca del uso del baloxavir en estos pacientes).

¿Cuánto tiempo se deben tomar los medicamentos antivirales?

La duración del tratamiento varía según el medicamento antiviral recetado. El oseltamivir y el zanamivir por lo general se deben administrar dos veces por día durante 5 días, aunque es posible que las personas que se encuentran hospitalizadas a causa de la influenza necesiten tomar el medicamento antiviral por más de 5 días. El peramivir se administra por vía intravenosa una vez en un lapso de 15 a 30 minutos. Baloxavir se administra en una sola dosis oral.

 Arriba

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de los medicamentos antivirales?

Los efectos secundarios son diferentes en cada medicamento. Los efectos secundarios más comunes del oseltamivir son náuseas y vómitos. El zanamivir puede causar broncoespasmos y el peramivir puede provocar diarrea. También se reportaron otros efectos secundarios menos comunes. Su proveedor de atención médica puede brindarle más información acerca de estos medicamentos o puede visitar el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)ícono de sitio externo para obtener información específica acerca de los medicamentos antivirales, incluido el prospecto del fabricante.

Los niños y los medicamentos antivirales contra la influenza

Padres: si su hijo contrae influenza, los medicamentos antivirales son una opción de tratamiento segura y eficaz. El tratamiento con medicamentos antivirales contra la influenza se debe iniciar dentro de los 2 días después del inicio de la enfermedad y tomarse durante 5 días.

¿Los niños pueden tomar medicamentos antivirales?

Sí. El oseltamivir es recomendado por los CDC y la American Academy of Pediatrics (AAP) para el tratamiento temprano de la influenza en personas de cualquier edad y para la prevención de la influenza (p. ej., profilaxis) en personas de 3 meses en adelante. El zanamivir es recomendado para el tratamiento temprano de la influenza en personas de 7 años de edad en adelante y para la prevención de la influenza en personas de 5 años de edad en adelante. El peramivir es recomendado para el tratamiento temprano de la influenza en personas de 2 años de edad en adelante. El baloxavir es recomendado para el tratamiento temprano de la influenza en personas de 12 años de edad en adelante.

Si el proveedor de atención médica le receta oseltamivir en cápsulas a su hijo y el pequeño no puede tragarlas, puede abrir las cápsulas que le indicaron, mezclarlas con alguna bebida dulce espesa y darle el medicamento de esa manera. ¡Más información aquí.

¿Las mujeres embarazadas pueden tomar medicamentos antivirales?

Sí. El oseltamivir oral es recomendado para el tratamiento de mujeres embarazadas con influenza ya que al compararlo con otros medicamentos antivirales recomendados, la mayoría de los estudios realizados con este medicamento indican que es seguro y beneficioso durante el embarazo. El baloxavir no está recomendado para mujeres embarazadas o madres lactantes ya que no hay datos disponibles acerca de la eficacia y seguridad.

¿Quiénes deben tomar los medicamentos antivirales?

Es sumamente importante que los medicamentos antivirales contra la influenza sean suministrados lo antes posible para tratar a los pacientes hospitalizados a causa de la influenza, personas que están muy enfermas por la influenza pero que no necesitan ser hospitalizadas y aquellas personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza según la edad o el estado de salud si tienen síntomas de la influenza. Si bien las demás personas con enfermedad leve que no corren alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza también pueden recibir un tratamiento temprano con medicamentos antivirales recetados por su médico, la mayoría de las personas sanas que contraen la influenza no necesitan ser tratadas con medicamentos antivirales.

A continuación puede ver una lista de todos los factores de salud y de edad que son conocidos por aumentar el riesgo de complicaciones graves causadas por la influenza en las personas:
  • Asma
  • Afecciones neurológicas o del neurodesarrollo
  • Trastornos sanguíneos (como anemia falciforme)
  • Enfermedades pulmonares crónicas (como enfermedad pulmonar obstructiva crónica [COPD] y fibrosis quística)
  • Trastornos endocrinos (como diabetes mellitus)
  • Enfermedades cardiacas (como enfermedad cardiaca congénita, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad de la arteria coronaria)
  • Afecciones renales
  • Enfermedades del hígado
  • Trastornos metabólicos (como trastornos metabólicos congénitos y trastornos mitocondriales)
  • Personas que tienen obesidad, con un índice de masa corporal [IMC] de 40 o más
  • Personas menores de 19 años de edad que están recibiendo una terapia a largo plazo a base de aspirinas o salicilatos.
  • Personas con sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad  (como personas con VIH o SIDA o cáncer como la leucemia) o medicamentos (como los que reciben tratamientos radiológicos o de quimioterapia para tratar el cáncer o personas con afecciones crónicas que requieren corticosteroides u otros medicamentos que comprometen el sistema inmunitario)

Otras personas con alto riesgo de contraer influenza:

  • Adultos de 65 años de edad y mayores
  • Niños menores de 2 años1
  • Mujeres embarazadas y mujeres dentro de las 2 semanas posteriores al término del embarazo
  • Indígenas estadounidenses y nativos de Alaska
  • Personas que viven en asilos de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo
  • 1 Si bien se considera que todos los niños menores de 5 años tienen alto alto riesgo de tener complicaciones graves por la influenza, el riesgo más alto lo tienen los niños menores de 2 años, con las tasas más altas de hospitalización y muerte entre los bebés menores de 6 meses.

Recursos adicionales

Lo que debe saber sobre los medicamentos antivirales contra la influenza

Lo que debe saber sobre los medicamentos antivirales contra la influenza (gripe)

Hoja informativa ícono de pdf[107 KB, 2 páginas]

Mesa redonda sobre la influenza: Video sobre Tome tres

Mesa redonda sobre la influenza: Video sobre Tome tresícono de sitio externo [Transmisión, 2 min. 20 seg.]
El Dr. Joe Bresee describe cómo evitar contraer la influenza estacional y contagiarla a otros siguiendo estos tres pasos.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.