Cómo puede mutar el virus de la influenza: variaciones menores y mayores

Los virus de la influenza (gripe) cambian constantemente. Pueden cambiar de dos maneras diferentes.

Variación antigénica del virus

Una de las formas en que los virus de la influenza cambian se denomina "variación antigénica". Las variaciones constan de pequeños cambios (o mutaciones) en los genes de los virus de la influenza que pueden dar lugar a cambios en las proteínas de superficie del virus, HA (hemaglutinina) y NA (neuraminidasa). Las proteínas de superficie HA y NA de los virus de la influenza son "antígenos", lo que significa que son reconocidos por el sistema inmunitario y además son capaces de desencadenar una respuesta inmunitaria, incluida la producción de anticuerpos que pueden detener la infección. Los cambios asociados a la variación antigénica ocurren constantemente con el paso del tiempo a medida que el virus de la influenza se reproduce (es decir, infecta a un organismo hospedador y hace copias de sí mismo). La mayoría de las vacunas inyectables contra la influenza están diseñadas para llegar a las proteínas/antígenos de superficie HA de los virus de la influenza. La vacuna contra la influenza en atomizador nasal (LAIV) puede llegar tanto a la HA como a la NA del virus de la influenza.

Los pequeños cambios que ocurren por la variación antigénica producen virus que presentan una relación bastante cercana entre sí, la cual puede ilustrarse mediante la ubicación cercana que tienen en un árbol filogenético. Los virus de la influenza que están estrechamente relacionados entre sí por lo general comparten las mismas propiedades antigénicas. Esto significa que los anticuerpos que genera su sistema inmunitario contra uno de los virus de la influenza probablemente reconozcan y respondan ante virus de la influenza antigénicamente similares (lo que se denomina "protección cruzada").

Sin embargo, estos pequeños cambios asociados a la variación antigénica pueden acumularse con el tiempo y transformarse en virus antigénicamente diferentes (alejados en el árbol filogenético). También es posible que un único cambio en una ubicación clave de la HA dé lugar a una variación antigénica. Cuando ocurre una variación antigénica del virus, es posible que el sistema inmunitario no reconozca ni prevenga enfermedades causadas por los nuevos virus de la influenza. Como resultado, una persona se vuelve susceptible a la infección por el virus de la influenza nuevamente ya que la variación antigénica ha modificado las propiedades antigénicas del virus de manera tal que los anticuerpos actuales de la persona no reconocerán ni neutralizarán los virus de la influenza más recientes.

La variación antigénica es una razón importante por la cual las personas pueden contraer influenza más de una vez. La variación también es uno de los motivos principales por los que la composición de las vacunas contra la influenza que se utilizan en los hemisferios norte y sur se revisan cada año y se actualizan según sea necesario de acuerdo a la evolución de los virus de la influenza.

Variación antigénica

Existe otro tipo de cambio llamado "variación antigénica mayor". La variación antigénica mayor es un cambio abrupto e importante en los virus de la influenza A, lo cual da como resultado nuevas proteínas de HA y/o nuevas proteínas de HA y NA en virus de la influenza que producen infecciones en los seres humanos. La variación antigénica mayor puede dar lugar a un nuevo subtipo de influenza A. La variación puede darse si un virus de la influenza de una población animal logra infectar a seres humanos. Dichos virus de origen animal pueden contener combinaciones de HA o HA/NA que son lo suficientemente diferentes de los virus humanos como para que la mayoría de las personas no tenga inmunidad al nuevo virus. Dicha "variación mayor" ocurrió  en la primavera del 2009, cuando surgió un virus H1N1 con genes de cerdos de América del Norte y Eurasia, seres humanos y aves para infectar a las personas y propagarse rápidamente, causando una pandemia. Cuando tiene lugar una variación mayor, la mayoría de las personas tiene poca o prácticamente ninguna inmunidad contra el nuevo virus.

Si bien los virus de la influenza cambian constantemente debido a variaciones antigénicas menores, la variación antigénica mayor ocurre con menos frecuencia. Es muy poco frecuente que ocurran pandemias de influenza; se han producido cuatro pandemias de influenza en los últimos 100 años. Para obtener más información, consulte influenza pandémica. Los virus de la influenza A sufren tanto variaciones antigénicas menores como variaciones antigénicas mayores, y son los únicos virus de la influenza que causan pandemias. Por otra parte, los virus de la influenza B cambian solo mediante el proceso más gradual de variación antigénica menor.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.