La equidad en la salud y la influenza

Ilustración de personas de diferentes orígenes étnicos

La influenza (gripe) puede ser grave e incluso puede llevar a la hospitalización y provocar la muerte; no obstante, ciertos grupos de personas, incluidas ciertas minorías raciales y étnicas, soportan una carga inequitativa de resultados graves por la influenza. Las eternas inequidades sociales y de salud probablemente contribuyen a ello.

Resultados más graves a causa de la influenza

Las personas negras, hispanas, indígenas estadounidenses y nativos de Alaska (AI/AN, por sus siglas en inglés) suelen tener tasas más altas de hospitalización en todas las edades, desde 2009 hasta 2023, luego de ajustar la variable de edad.

En comparación con las personas adultas blancas, las tasas de hospitalización por influenza de acuerdo con la edad fueron:

  • 1.8 veces más altas entre las personas adultas negras
  • 1.4 veces más altas entre adultos indígenas estadounidenses o nativos de Alaska
  • 1.2 veces más altas entre los adultos hispanos o latinos

En comparación con los niños blancos (de 0 a 17 años), las tasas de hospitalización por influenza de acuerdo con la edad fueron:

  • 2.5 veces más altas entre niños indígenas estadounidenses o nativos de Alaska
  • 2.2 veces más altas entre niños negros
  • 1.7 veces más altas entre niños hispanos o latinos

*En todas las temporadas de influenza excepto en 2021-22, las tasas reflejan casos hospitalizados durante el 1 de octubre y el 30 de abril de cada temporada de influenza. En la temporada 2021-22, las tasas reflejan casos hospitalizados a partir del 1 de octubre del 2021, pero debido a la actividad de la temporada de influenza tardía, la temporada se extendió hasta el 11 de junio del 2022. Además, durante la temporada 2020-21, la cantidad de casos no fue suficiente para poder notificar tasas acumuladas estratificadas o tasas semanales.

*En todas las temporadas de influenza excepto en 2021-22, las tasas reflejan casos hospitalizados durante el 1 de octubre y el 30 de abril de cada temporada de influenza. En la temporada 2021-22, las tasas reflejan casos hospitalizados a partir del 1 de octubre del 2021, pero debido a la actividad de la temporada de influenza tardía, la temporada se extendió hasta el 11 de junio del 2022. Además, durante la temporada 2020-21, la cantidad de casos no fue suficiente para poder notificar tasas acumuladas estratificadas o tasas semanales.

Hay más información y datos disponibles en FluView Interactive.

La vacunación contra la influenza es la mejor protección. Otras medidas preventivas también pueden ayudar.

La vacuna contra la influenza es la mejor forma de protegerse contra esta enfermedad y sus complicaciones potencialmente graves. Además de reducir el riesgo de contraer influenza, se ha demostrado que la vacuna contra la influenza reduce la gravedad de la enfermedad en personas vacunadas pero que aun así contraen influenza. Esto significa que las personas vacunadas tienen menos probabilidades de ser hospitalizadas o ingresar en una UCI a causa de la influenza. Más información disponible en ¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza? Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses o más se vacunen todos los años contra la influenza estacional, preferentemente antes de fines de octubre. Además de recibir la vacuna contra la influenza, todos deberían tomar medidas preventivas cotidianas, como evitar el contacto con personas que están enfermas, cubrirse la boca al toser y estornudar, y lavarse las manos con frecuencia. Esto también puede incluir medidas para mejorar la calidad del aire y prácticas de higiene, como limpiar las superficies que se tocan con frecuencia. Vea más información acerca de las principales estrategias de prevención.

Continúan las inequidades en la vacunación

Desde el 2010, la cobertura de vacunación contra la influenza ha sido considerablemente menor entre los adultos negros, hispanos y AI/AN. Durante la temporada 2022-2023, la vacunación contra la influenza fue:

  • Del 51 % entre los adultos blancos
  • Del 51 % entre los adultos asiáticos
  • Del 43 % entre los adultos negros
  • Del 37 % entre los adultos AI/AN, y
  • Del 37 % entre los adultos hispanos

Durante la temporada 2022-2023, la cobertura de vacunación contra la influenza entre los niños (de 6 meses a 17 años) fue:

  • Del 72 % entre los niños asiáticos
  • Del 56 % entre los niños blancos
  • Del 61 % entre los niños hispanos o latinos
  • Del 53 % entre los niños negros, y
  • Del 51 % entre los niños AI/AN

Las causas de las disparidades

Probablemente existan varios factores que contribuyan a las disparidades en la vacunación contra la influenza, muchos de los cuales surgen de las inequidades sociales y en la salud. Entre estos, se incluyen:

  • la falta de acceso a un seguro de salud y a la atención médica,
  • la mayor prevalencia de afecciones subyacentes y otras condiciones,
  • la falta de oportunidades para vacunarse (es posible que los proveedores de atención médica pierden la oportunidad de vacunar a las personas durante las citas médicas de rutina),
  • la desinformación acerca de la vacunación, y
  • la desconfianza en las instituciones de servicios médicos.

Además de las disparidades en la administración de vacunas, es probable que existan otros factores que contribuyan a empeorar los resultados para algunos grupos. Se sabe que el racismo y los prejuicios intensifican aún más las inequidades. Es importante identificar y responder a estas inequidades para reducir las disparidades en la salud.

Obtenga más información sobre los factores que pueden incidir en los resultados de la salud en: ¿Qué es la equidad en la salud?

El compromiso de los CDC para lograr la equidad en la salud y reducir las disparidades

Para aumentar la administración de vacunas en forma equitativa es necesario abordar los diversos motivos por los cuales las personas no se vacunan. Durante los últimos dos años, los CDC iniciaron dos programas para abordar los obstáculos y crear conciencia acerca de la importancia de la vacunación contra la influenza, especialmente entre las personas de grupos de minorías raciales y étnicas. Estos son el programa Trabajar juntos por la equidad en el acceso a la vacuna (Partnering for Vaccine Equity [P4VE]) y la campaña de vacunación contra la influenza específica. La implementación de medidas probadas puede ayudar a aumentar la vacunación entre las personas de comunidades de minorías raciales y étnicas.

Para obtener más información acerca de las medidas que están tomando los CDC para abordar las inequidades en el acceso a las vacunas contra la influenza y lo que pueden hacer los proveedores de atención médica, los gobiernos locales y estatales y las personas en forma individual, visite CDC Vital Signs - Influenza .

Además, los CDC siguen recopilando datos para comprender mejor cómo las minorías raciales y étnicas se ven desproporcionadamente afectadas por la hospitalización a causa de la influenza.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.