Vacunas contra la influenza estacional

¿Qué son las vacunas contra la influenza estacional?

Las vacunas contra la influenza (que suelen llamarse "vacunas inyectables contra la influenza") son vacunas que protegen contra los cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes durante la próxima temporada. La mayoría de las vacunas contra la influenza son "inyectables" y se administran con una aguja, por lo general en el brazo, pero también existe una vacuna contra la influenza en atomizador nasal.

La composición de las vacunas contra la influenza se ha actualizado para la temporada de influenza 2022-2023.

¿Hay más de un tipo de vacuna inyectable contra la influenza?

Sí. Existen diferentes fabricantes de la vacuna contra la influenza y varias vacunas contra la influenza aprobadas y recomendadas para ser utilizadas en los Estados Unidos.

En el caso de las personas menores de 65 años, los CDC no se inclinan por ninguna vacuna contra la influenza aprobada y apropiada para la edad en particular por encima de otra durante la temporada de influenza 2022-2023. Las opciones para este grupo de edad incluyen la vacuna con virus vivo inactivado [IIV], la vacuna recombinante [RIV] o la vacuna con virus vivo atenuado (LAIV). No se prefiere un tipo de vacuna en particular sobre otro.

Novedad esta temporada: en el caso de las personas de 65 años de edad o más, hay tres vacunas contra la influenza que se prefieren por sobre las vacunas contra la influenza con coadyuvante de dosis estándar. Estas son la vacuna Fluzone High-Dose Quadrivalentla vacuna recombinante contra la influenza Flublok Quadrivalent y la vacuna contra la influenza con coadyuvante Fluad Quadrivalent. Hay más información disponible en La influenza y las personas de 65 años de edad o más.

Todas las vacunas contra la influenza para la temporada 2022-2023 son vacunas tetravalentes, lo que significa que están diseñadas para proteger contra cuatro virus de la influenza diferentes, incluidos dos virus de la influenza A y dos virus de la influenza B. Hay diferentes vacunas autorizadas según cada grupo de edad, y hay algunas vacunas que no se recomiendan para algunos grupos de edad.

Las vacunas contra la influenza disponibles son:

  • Las vacunas inyectables contra la influenza de dosis estándar que se fabrican utilizando virus cultivados en huevos. Hay diferentes marcas de vacunas contra la influenza de dosis estándar disponibles, como Afluria Quadrivalent, Fluarix Quadrivalent, FluLaval Quadrivalent y Fluzone Quadrivalent. Estas vacunas están aprobadas para aplicar a niños desde los 6 meses. La mayoría de las vacunas inyectables contra la influenza se aplican en el brazo (músculo) con una aguja. La Afluria Quadrivalente se puede administrar con una aguja (en el caso de las personas de 6 meses de edad o más) o con un inyector a presión (solo en el caso de personas de 18 a 64 años).
  • Una vacuna inyectable contra la influenza de cultivo celular (Flucelvax Quadrivalent), que contiene virus cultivado en tejido celular y está aprobada para personas de 6 meses de edad o más. Esta vacuna no contiene huevo.
  • Una vacuna inyectable recombinante contra la influenza (Flublok Quadrivalent), que tampoco contiene huevo y se elabora con tecnología recombinante y está aprobada para personas de 18 años de edad o más. Esta vacuna se elabora sin virus de la influenza y contiene el triple de antígenos (la parte de la vacuna que ayuda a nuestro organismo a generar protección contra los virus de la influenza) que otras vacunas con virus inactivado de dosis estándar, para ayudar a generar una respuesta inmunitaria más fuerte.
  • Una vacuna inyectable de dosis alta contra la influenza con proteína de huevo (Fluzone High-Dose Quadrivalent), que está aprobada para administrar a personas de 65 años de edad o más. Esta vacuna contiene el cuádruple de antígenos (la parte de la vacuna que ayuda a nuestro organismo a generar protección contra los virus de la influenza) que otras vacunas con virus inactivado de dosis estándar, para ayudar a generar una respuesta inmunitaria más fuerte.
  • Una vacuna inyectable contra la influenza con coadyuvante cultivada en proteína de huevo (Fluad Quadrivalent), que está aprobada para administrar a personas de 65 años de edad o más. Esta vacuna se elabora con un coadyuvante (un ingrediente que ayuda a generar una respuesta inmunitaria más fuerte).
  • Una vacuna contra la influenza con virus vivo atenuado en atomizador nasal cultivada en huevo (FluMist Quadrivalent) que se elabora con virus de la influenza vivos atenuados (debilitados) y está aprobada para personas de entre 2 y 49 años. Esta vacuna no se recomienda para personas embarazadas, personas inmunodeprimidas ni personas con ciertas afecciones.

Hay muchas opciones de vacunas contra la influenza entre las que elegir, pero lo más importante es que todas las personas a partir de los 6 meses de edad se vacunen contra la influenza cada año. Si tiene preguntas sobre qué vacuna es mejor para usted, consulte con su médico u otro profesional de la salud. Hay más información disponible sobre las vacunas contra la influenza aprobadas para la temporada de influenza 2021-2022 y las indicaciones acorde a la edad para cada vacuna en la Tabla de los CDC: Vacunas contra la influenza en los EE. UU. para la temporada 2022-2023.

¿Quiénes deberían y quiénes no deberían vacunarse contra la influenza?

Todas las personas de 6 meses de edad o más en los Estados Unidos deben recibir una vacuna contra la influenza todas las temporadas, con muy pocas excepciones. El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación de los CDC recomienda la vacunación "universal" desde la temporada de influenza 2010-2011.

La vacunación para prevenir la influenza y sus posibles complicaciones graves es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. Puede ver un listado completo de los factores relacionados con la edad o la salud que aumentan el riesgo en Personas con mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza.

Más información disponible en Quién necesita la vacuna contra la influenza.

Hay diferentes vacunas contra la influenza que están aprobadas para ser usadas en diferentes grupos de edades. Además, algunas vacunas no están recomendadas para ciertos grupos de personas. Los factores que permiten determinar si una persona está en condiciones de vacunarse, o de recibir una vacuna en particular, incluyen la edad, el estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la influenza o sus componentes. Más información disponible en Quiénes deben y quiénes NO deben vacunarse contra la influenza.

¿Algunas de estas vacunas contra la influenza disponibles se recomiendan por sobre las otras?

Sí, para algunas personas. Para la temporada de influenza 2022-2023, hay tres vacunas contra la influenza que se recomiendan preferentemente para personas de 65 años de edad o más. Estas son la vacuna Fluzone High-Dose Quadrivalent, la vacuna recombinante contra la influenza Flublok Quadrivalent o la vacuna contra la influenza con coadyuvante Fluad Quadrivalent. El 22 de junio del 2022, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) votó de forma unánime por recomendar preferentemente estas vacunas por sobre las vacunas contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvante. Esta recomendación se basó en una revisión de los estudios disponibles, que sugieren que, en este grupo de edad, estas vacunas podrían resultar más eficaces que las vacunas contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvante. No hay ninguna recomendación preferencial para las personas menores de 65 años.

¿Qué sucede si la vacuna contra la influenza recomendada preferentemente no está disponible?

Si al momento de la administración no está disponible alguna de las tres vacunas contra la influenza recomendadas con preferencia para personas de 65 años de edad o más, las personas de este grupo de edad deben recibir en su lugar cualquier vacuna contra la influenza de dosis estándar apropiada para su edad.

¿Cuán efectiva es la vacuna inyectable contra la influenza estacional?

La eficacia de la vacuna contra la influenza puede variar. La protección que brinda la vacuna contra la influenza varía de una temporada a otra y depende, en parte, de la edad y el estado de salud de la persona que recibe la vacuna y de la similitud o "coincidencia" entre los virus de la vacuna y los que están en circulación. Durante los años en que la vacuna contra la influenza coincide con los virus, es posible ponderar los beneficios sustanciales de la vacunación contra la influenza en cuanto a la prevención de la enfermedad y sus complicaciones. Sin embargo, los beneficios de la vacunación contra la influenza igual diferirán con base en las características de la persona que la recibe (por ejemplo, su estado de salud y edad), qué virus de la influenza están circulando esa temporada y, posiblemente, qué vacuna contra la influenza se utilizó. Más información disponible en Eficacia de la vacuna - ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza?.

Existen varios motivos para vacunarse contra la influenza cada año.

A continuación hay un resumen de los beneficios de la vacunación contra la influenza y los estudios científicos que respaldan estos beneficios.

  • La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad.
    • La vacuna contra la influenza previene cada año millones de enfermedades y consultas al médico relacionadas con la influenza. Por ejemplo, durante 2019-2020, la última temporada de influenza antes de la pandemia del COVID-19, la vacunación contra la influenza permitió prevenir aproximadamente 7.5 millones de casos de influenza, 3.7 millones de consultas médicas asociadas a la influenza, 105 000 hospitalizaciones asociadas a la influenza y 6 300 muertes asociadas a la influenza.
    • Durante las temporadas en las cuales los virus de la vacuna contra la influenza coinciden con los virus en circulación, se ha demostrado que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de tener que consultar al médico por influenza entre un 40 % y un 60 %.
  • Según varios estudios, se ha demostrado que la vacunación contra la influenza reduce la gravedad de la enfermedad en personas que se vacunaron pero aún pueden enfermarse.
    • Un estudio del 2021 reveló que, entre los adultos hospitalizados con influenza, los pacientes vacunados tuvieron un riesgo 26 % más bajo de ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y un riesgo 31 % más bajo de morir a causa de la influenza en relación con aquellos que no estaban vacunados.
    • Según un estudio del 2018 , entre los adultos hospitalizados con influenza, los pacientes vacunados tuvieron un 59 % menos de riesgo de ingreso en la UCI que los pacientes que no se habían vacunado. Entre los adultos en la UCI con influenza, los pacientes vacunados pasaron cuatro días menos en promedio en el hospital que aquellos que no se habían vacunado.
  • La vacunación contra la influenza puede reducir el riesgo de hospitalización asociada a la influenza.
    • La vacuna contra la influenza previene decenas de miles de hospitalizaciones cada año. Por ejemplo, durante 2019-2020, la vacunación contra la influencia evitó aproximadamente 105 000 hospitalizaciones relacionadas con la influenza.
    • Un estudio del 2018 demostró que del 2012 al 2015 la vacunación contra la influenza entre adultos redujo el riesgo de ingresar a una unidad de cuidados intensivos con influenza en un 82 %.
    • Según un estudio del 2017 , durante la temporada 2009-2016, la vacunación contra la influenza permitió reducir el riesgo de hospitalizaciones asociadas a la influenza en adultos mayores en aproximadamente un 40 % en promedio.
    • Un estudio del 2014 demostró que la vacunación contra la influenza redujo un 74 % el riesgo de los niños de ingresar a unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) durante las temporadas de influenza 2010-2012.
  • La vacunación contra la influenza es una herramienta de prevención importante para las personas con ciertas afecciones de salud crónicas.
    • Se ha asociado la vacunación contra la influenza a  índices más bajos de algunos episodios cardiacos  entre personas con enfermedades cardiacas, en especial entre aquellas que habían tenido un evento cardiaco el año anterior.
    • La vacunación contra la influenza puede reducir el riesgo de que la influenza pueda empeorar los casos de enfermedades pulmonares crónicas (por ejemplo, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que requiere hospitalización).
    • Entre las personas con diabetes y enfermedades pulmonares crónicas, se ha demostrado en diferentes estudios que la vacunación contra la influenza estuvo asociada a una reducción en las hospitalizaciones a raíz de un empeoramiento de su afección crónica.
  • La vacunación contra la influenza durante el embarazo ayuda a proteger a las personas embarazadas de la influenza durante y después del embarazo, y ayuda a proteger a sus bebés de la influenza en sus primeros meses de vida.
    • La vacunación reduce el riesgo de una infección respiratoria aguda asociada a la influenza en las mujeres embarazadas a la mitad.
    • Un estudio del 2018 reveló que el hecho de recibir la vacuna inyectable contra la influenza redujo aproximadamente un 40 % el riesgo de hospitalización de personas embarazadas a causa de la influenza del 2010 al 2016.
    • Varios estudios han demostrado que además de ayudar a proteger a las personas embarazadas, la vacuna contra la influenza que se administra durante el embarazo ayuda a proteger al bebé de la influenza durante varios meses después del nacimiento, cuando el bebé es demasiado pequeño para vacunarse.
  • La vacuna contra la influenza puede salvarles la vida a los niños.
    • Un estudio del 2022 demostró que la vacunación contra la influenza redujo el riesgo de los niños de presentar influenza grave potencialmente mortal en un 75 %.
    • Un estudio del 2020 reveló que, durante la temporada de influenza 2018-2019, la vacunación contra la influenza permitió reducir las hospitalizaciones asociadas a la influenza en un 41 % y las consultas al departamento de emergencias por influenza a la mitad entre pacientes pediátricos (de 6 meses a 17 años de edad).
    • Un estudio del 2017 fue el primero de su tipo en demostrar que la vacunación contra la influenza puede reducir de forma significativa el riesgo de muerte por influenza en los niños.
  • La vacunación también protege a los que lo rodean, incluidas las personas que tienen una mayor vulnerabilidad a sufrir una enfermedad grave a causa de la influenza, como los bebés y los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con ciertas afecciones crónicas.

A pesar de los numerosos beneficios de la vacunación contra la influenza, solo alrededor de la mitad de los estadounidenses se dan la vacuna anual contra la influenza. En una temporada de influenza promedio, puede haber millones de casos y la enfermedad puede causar cientos de miles de hospitalizaciones y varios miles de muertes. Muchas más personas podrían estar protegidas contra la influenza si más personas se vacunaran.

*Las referencias de los estudios que se mencionan arriba se pueden encontrar en Publicaciones sobre los beneficios de la vacuna contra la influenza.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Los efectos secundarios más comunes luego de recibir la vacuna inyectable contra la influenza son dolor, enrojecimiento y/o inflamación en la zona donde se inyectó la vacuna, dolor de cabeza (poca intensidad), fiebre, náuseas, dolor muscular y fatiga. La vacuna inyectable contra la influenza, al igual que otras inyecciones, en ocasiones puede causar desmayos.

¿Se pueden sufrir problemas graves?

Las reacciones alérgicas que ponen en peligro la vida ocasionadas por las vacunas son muy raras. Los síntomas de reacciones alérgicas graves pueden incluir dificultad para respirar, voz ronca o resuellos, urticaria, palidez, debilidad, latidos rápidos del corazón o mareos. Si se presentan, generalmente se producen entre unos minutos y unas horas después de la inyección. Estas reacciones pueden darse en personas alérgicas a algún componente de la vacuna, por ejemplo, la proteína del huevo u otro ingrediente. Aunque las reacciones graves son poco frecuentes, debe informarle a su médico, enfermera/o, clínica o farmacéutico/a si tiene historial de alergia o ha tenido una reacción grave a la vacuna contra la influenza o a algún componente de ella.

Existe una pequeña posibilidad de que la vacuna contra la influenza pueda estar asociada al Síndrome de Guillain-Barré, generalmente no más de 1 o 2 casos por millón de personas vacunadas. Esto representa un porcentaje menor al riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza que podría prevenirse con la vacuna contra la influenza.

¿Qué debo hacer si tengo una reacción grave causada por la vacuna contra la influenza estacional?

Llame a un médico o vaya al médico inmediatamente.

Dígale a su médico qué sucedió, el día y hora cuando sucedió y cuándo recibió la vacuna inyectable.

Pídale a su médico, enfermera o departamento de salud que presente un formulario (VAERS) Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas o se comunique con VAERS llamando al 1-800-822-7967. Se reciben informes de todas las personas involucradas: pacientes, padres, proveedores de atención médica, farmacéuticos y fabricantes de vacunas.

¿Por qué algunas personas no se sienten bien luego de recibir la vacuna inyectable contra la influenza?

Los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza generalmente son leves y desaparecen por sí solos en unos pocos días. Algunos efectos secundarios que pueden ocurrir luego de recibir la vacuna inyectable contra la influenza son dolor, enrojecimiento y/o inflamación en la zona donde se inyectó la vacuna, dolor de cabeza (baja intensidad), fiebre, náuseas, dolores musculares y fatiga. La vacuna inyectable contra la influenza, al igual que otras inyecciones, en ocasiones puede causar desmayos.

¿Qué hay de aquellas personas que reciben la vacuna contra la influenza estacional e igual se enferman y tienen síntomas de influenza?

Existen varias razones por las que una persona podría tener síntomas de influenza incluso después de vacunarse contra la enfermedad.

  • Una persona puede enfermarse con otro virus respiratorio además de la influenza, como los rinovirus o el SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19). Hay otros virus respiratorios que pueden causar síntomas similares a los de la influenza, y también pueden propagarse y causar enfermedades durante la temporada de influenza. Las vacunas contra la influenza solo brindan protección contra la influenza y sus complicaciones, pero no contra otras enfermedades.
  • Es posible estar expuesto a los virus de la influenza inmediatamente antes de haberse vacunado o durante las dos semanas posteriores a la vacunación, que es el periodo que el organismo tarda en generar la protección inmunitaria. Esta exposición puede ocasionar que una persona se enferme a causa de la influenza antes de que la protección de la vacuna haga efecto.
  • La eficacia de las vacunas contra la influenza es variable, y es posible que una persona vacunada se enferme de influenza. Hay muchos virus de la influenza diferentes que se propagan y causan la enfermedad en las personas, así que esto puede suceder si alguien está expuesto a un virus de la influenza que tiene muchas diferencias con los virus de la vacuna contra la influenza. La capacidad de una vacuna contra la influenza de proteger a una persona depende parcialmente de la similitud o "coincidencia" entre los virus seleccionados para elaborar la vacuna y los que están en circulación y causando enfermedades. Sin embargo, incluso cuando eso ocurre, la vacunación contra la influenza igual reduce la gravedad de la enfermedad.

¿Qué protección ofrece la vacuna contra la influenza si contraigo la influenza?

Algunas personas que se vacunan se pueden enfermar igual. No obstante, varios estudios han demostrado que la vacunación contra la influenza reduce la gravedad de la enfermedad en personas que se vacunaron pero aún se enfermaron:

  • Un estudio del 2017 reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estadía en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza.
  • En otro estudio del 2018 se demostró que un adulto vacunado que fue hospitalizado por influenza tenía un 59 % menos de probabilidades de ser ingresado a una unidad de cuidados intensivos que alguien que no se vacunó. Entre los adultos que se encontraban en la unidad de cuidados intensivos a causa de la influenza, los pacientes vacunados en promedio pasaron 4 días menos en el hospital que aquellos que no se habían vacunados previamente.

Además, es importante recordar que la vacuna contra la influenza protege contra tres o cuatro virus diferentes y que son varios los virus que suelen circular durante cada temporada. Por estos motivos, los CDC siguen recomendando la vacunación contra la influenza a todas las personas de 6 meses en adelante incluso si se reduce la eficacia de la vacuna contra uno o más virus.

Consideración especial sobre la alergia a los huevos

Las personas alérgicas al huevo pueden recibir cualquier vacuna aprobada contra la influenza (IIV4, RIV4, ccIIV4 o LAIV4) recomendada y acorde para su edad. Personas con historial clínico de alergia grave al huevo (aquellas que han tenido otros síntomas además urticaria luego de estar expuestas a huevos) deberían recibir la vacuna contra la influenza en un entorno médico  y bajo la supervisión de un proveedor de atención médica que sea capaz de reconocer y manejar reacciones alérgicas graves. Hay dos opciones disponibles de vacunas contra la influenza que no contienen componentes de huevo: vacuna recombinante contra la influenza Flublok Quadrivalent y vacuna contra la influenza de cultivo celular Flucelvax Quadrivalent.

Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS)

Estas declaraciones ya no se actualizan cada año. La edición con fecha 8/15/19 debería utilizarse para la actual temporada de influenza.

Hay varios formatos disponibles, incluido PDF

Acceda a las VIS, aquí

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Esta página fue revisada el 25 de agosto del 2022, 01:00 p. m.