Preguntas frecuentes sobre la influenza: temporada 2022-2023

Novedades para 2022-2023

Hay algunas cosas diferentes para la temporada de influenza (gripe) 2022-2023, entre ellas:

  • La composición de las vacunas contra la influenza se ha actualizado.
  • Para la temporada de influenza 2022-2023, hay tres vacunas contra la influenza que se recomiendan preferentemente para personas de 65 años de edad o más. Estas son la vacuna Fluzone High-Dose Quadrivalent, la vacuna recombinante contra la influenza Flublok Quadrivalent y la vacuna contra la influenza con coadyuvante Fluad Quadrivalent.
  • El momento recomendado de vacunación es similar al de la temporada pasada. Para la mayoría de las personas que solo necesitan una dosis durante la temporada, septiembre y octubre suelen ser buenos momentos para vacunarse. A la mayoría de los adultos no se les recomienda vacunarse en julio y agosto, pero puede considerarse para ciertos grupos. Aunque idealmente se recomienda vacunarse antes de que finalice octubre, es importante saber que vacunarse después de octubre también puede brindar protección durante el punto máximo de la temporada de influenza.
  • La indicación de edad de la vacuna inactivada contra la influenza a base de cultivo de células, Flucelvax Quadrivalent (ccIIV4), cambió de 2 años de edad o más a 6 meses de edad o más.
  • No se prevé que las vacunas inyectables precargadas contra la influenza Afluria Quadrivalent para niños estén disponibles esta temporada. Sin embargo, los niños pueden recibir esta vacuna de un vial multidosis con la dosis recomendada.

La vacuna contra la influenza

Se recomienda la vacunación anual contra la influenza para todas las personas de 6 meses o más, con algunas excepciones como ha sucedido desde el 2010. Sin embargo, a partir de esta temporada, existe una recomendación preferencial sobre el uso de vacunas contra la influenza de dosis más altas y con coadyuvantes en personas de 65 años de edad o más por sobre las vacunas contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvantes. Encontrará más información sobre esta nueva recomendación aquí.

Existen diferentes tipos de virus de la influenza que están en constante cambio. La composición de las vacunas contra la influenza para los EE. UU. se revisa todos los años y se actualiza según corresponda. Las recomendaciones para la temporada 2022-2023 incluyen dos actualizaciones en comparación con la composición recomendada de las vacunas estadounidenses contra la influenza de la temporada pasada. Se actualizaron los componentes de virus tanto de la vacuna contra la influenza A(H3N2) como de la vacuna contra la influenza B (linaje Victoria).

Las recomendaciones para las vacunas contra la influenza a base de huevos, a base de células y recombinantes se mencionan a continuación:

Recomendaciones de composición para las vacunas a base de huevos:

  • un virus tipo A/Victoria/2570/2019 (H1N1) pdm09
  • un virus tipo A/Darwin/9/2021 (H3N2) (actualizado)
  • un virus tipo B/Austria/1359417/2021 (linaje B/Victoria) (actualizado)
  • un virus tipo B/Phuket/3073/2013 (linaje B/Yamagata)

 Recomendaciones de composición para las vacunas a base de células o recombinantes:

  • un virus tipo A/Wisconsin/588/2019 (H1N1) pdm09
  • un virus tipo A/Darwin/6/2021 (H3N2) (actualizado)
  • un virus tipo B/Austria/1359417/2021 (linaje B/Victoria) (actualizado)
  • un virus tipo B/Phuket/3073/2013 (linaje B/Yamagata)

Esta recomendación es la misma que la recomendación de la vacuna contra la influenza para el hemisferio sur. Para más información, visite Vacuna contra la influenza para la temporada 2022-2023 | FDA

La vacuna contra la influenza es producida por fabricantes privados, por lo que el suministro depende de los fabricantes. Los fabricantes de vacunas proyectan un suministro de 156.2 a 170 millones de dosis de vacunas contra la influenza para la temporada 2023-2024 en los Estados Unidos. Las proyecciones pueden cambiar a medida que avanza la temporada. Todas las vacunas contra la influenza para la temporada 2023-2024 serán tetravalentes (con cuatro componentes). La mayoría de las vacunas no contendrán timerosal, o lo contendrán en pequeñas cantidades (91 %), y aproximadamente un 21 % de las vacunas contra la influenza no contendrán proteína de huevo.

Sí, para algunas personas. Para la temporada de influenza 2022-2023, hay tres vacunas contra la influenza que se recomiendan preferentemente para personas de 65 años de edad o más. Estas son la vacuna Fluzone High-Dose Quadrivalent, la vacuna recombinante contra la influenza Flublok Quadrivalent y la vacuna contra la influenza con coadyuvante Fluad Quadrivalent. No existe ninguna recomendación preferencial de alguna de estas tres vacunas contra la influenza de dosis más alta o con coadyuvantes por sobre las otras.

El 22 de junio del 2022, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC votó de forma unánime por recomendar preferentemente estas vacunas por sobre las vacunas contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvante. Esta recomendación se basó en una revisión de los estudios disponibles, que sugieren que, en este grupo de edad, estas vacunas podrían resultar más eficaces que las vacunas contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvante. No hay ninguna recomendación preferencial para las personas menores de 65 años.

Si al momento de la administración no está disponible ninguna de las tres vacunas contra la influenza recomendadas preferentemente para personas de 65 años de edad o más, las personas pertenecientes a este grupo de edad deberían recibir una vacuna contra la influenza de dosis estándar en su lugar.

Los CDC realizan campañas educativas anuales para generar conciencia acerca de la importancia de vacunarse contra la influenza. Para la temporada 2022-2023, los CDC continuarán destacando la importancia de vacunarse contra la influenza a principios de septiembre y durante toda la temporada de influenza. La agencia llevará a cabo iniciativas de comunicación dirigidas a grupos específicos de personas con mayor riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la influenza. Las siguientes son algunas de las estrategias de comunicación para los proveedores y el público:

  • Actividades de asistencia social y educativa organizadas por los CDC a través de redes sociales, conferencias de prensa, mensajes destacados en páginas web, giras de radio, editoriales en medios gráficos y otras publicaciones.
  • Iniciativas educativas especiales y una campaña digital para informar a la población en general, a las personas con afecciones subyacentes, a los niños, a las personas embarazadas y al público afroamericano e hispano acerca de la importancia de la vacunación contra la influenza.

Además, como parte de su nuevo programa Partnering for Vaccine Equity, los CDC otorgan más de $150 millones en financiación para apoyar a socios nacionales, estatales, locales y comunitarios que trabajan para aumentar la confianza en las vacunas contra el COVID-19 y la influenza entre adultos de grupos de minorías raciales y étnicas.

Si no tiene ningún proveedor de atención médica al que consulte regularmente, las vacunas contra la influenza también están disponibles en otros lugares, como los departamentos de salud y las farmacias.

Es mejor estar vacunado antes de que la influenza comience a propagarse en su comunidad. Por lo general, septiembre y octubre son un buen momento para vacunarse contra la influenza. Lo ideal, es vacunarse a fines de octubre. Sin embargo, incluso si no puede vacunarse hasta noviembre o con posterioridad, se sigue recomendando la vacunación porque los mayores índices de influenza suelen registrarse en febrero y su incidencia puede continuar hasta mayo.

Las siguientes son algunas otras cuestiones a considerar con respecto al momento de vacunarse para ciertos grupos:

  • En general no se recomienda que los adultos, especialmente los de 65 años de edad o más, se vacunen antes del comienzo de la temporada (es decir en julio o agosto), porque la protección puede disminuir con el tiempo, pero se puede considerar la vacunación temprana de cualquier persona que no pueda regresar más adelante para vacunarse.
  • Algunos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza. Para esos niños se recomienda la primera dosis en cuanto esté disponible la vacuna porque es importante que reciban la segunda dosis con un intervalo de al menos cuatro semanas con respecto a la primera. También se puede considerar la vacunación durante julio y agosto para niños que necesitan solo una dosis. También se puede considerar la vacunación temprana para las personas que están en el tercer trimestre de embarazo, ya que esto puede ayudar a proteger a sus bebés durante los primeros meses de vida (cuando son demasiado pequeños como para ser vacunados).

Administración conjunta de las vacunas contra la influenza y contra el COVID-19

Sí, puede vacunarse contra el COVID-19 y contra la influenza al mismo tiempo si es elegible y los tiempos coinciden.

Aunque ambas vacunas se pueden aplicar en la misma visita, las personas deben seguir el cronograma recomendado para cada una de ellas: si no recibió sus dosis recomendadas actualmente de la vacuna contra el COVID-19, vacúnese contra el COVID-19 lo antes posible e, idealmente, vacúnese contra la influenza antes de fines de octubre.

Visite Recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna contra el COVID-19 a la vez para obtener más información.

Los estudios realizados durante la pandemia del COVID-19 indican que es seguro vacunarse contra el COVID-19 y contra la influenza en la misma consulta. Un estudio reciente de los CDC publicado en el JAMA sugiere un ligero aumento (8 % a 11 %) en la cantidad de personas que notificaron reacciones sistémicas como fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular entre las personas que recibieron una vacuna contra la influenza y una dosis de refuerzo de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 al mismo tiempo, en relación con las personas que solo recibieron la dosis de refuerzo de la vacuna de ARNm contra el COVID-19, pero estas reacciones fueron en su mayoría leves y se resolvieron rápidamente. Los hallazgos de este estudio coinciden con los datos de seguridad de ensayos clínicos, que no identificaron ningún riesgo grave para la seguridad si se administran en forma conjunta.

Si le preocupa darse las dos vacunas al mismo tiempo, consulte a un proveedor de atención médica.

Visite Recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna contra el COVID-19 a la vez para obtener más información.

Sí, puede recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna contra el COVID-19 al mismo tiempo, incluida la dosis de refuerzo contra el COVID-19.

Visite Recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna contra el COVID-19 a la vez para obtener más información.

Sí, los niños que son elegibles para la vacunación contra el COVID-19 pueden recibir la vacuna contra el COVID-19 y la vacuna contra la influenza en la misma consulta.

Si su hijo es elegible, debe ponerse al día con las vacunas recomendadas contra el COVID-19 y contra la influenza lo antes posible. Puede recibir las dos vacunas a la vez, pero no retrase ninguna de las vacunas para poder recibir las dos en la misma consulta. Se recomienda recibir ambas vacunas y su hijo debería recibir las dosis recomendadas de cada vacuna.

Todos los niños de 6 meses de edad o más deberían vacunarse contra la influenza. La mayoría de los niños solo necesitarán una dosis de la vacuna contra la influenza. El proveedor de atención médica de su hijo le puede decir si su hijo necesita dos dosis de la vacuna contra la influenza.

Visite Recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna contra el COVID-19 a la vez para obtener más información.

Actividad de la influenza

Los virus de la influenza están cambiando constantemente por lo que no es inusual que cada año aparezcan nuevos virus de influenza. Encontrará más información disponible en Cómo cambian los virus de la influenza.

Es difícil predecir el momento específico en que comienza la actividad de la influenza y puede variar en diferentes partes del país, de una temporada a otra.

Cobertura de la vacuna contra la influenza

​​​​​​​La Tabla semanal de vacunación contra la influenza de los CDC volverá a ofrecer datos semanales preliminares sobre la vacunación contra la influenza en una misma temporada que se actualizarán durante la temporada a medida que haya más información disponible. Se prevé que la primera publicación de datos sobre la cobertura de vacunación de la temporada estará disponible a principios de octubre. Visite la Tabla de vacunación nacional contra la influenza para obtener más información.

​​​​​​​La cobertura de vacunación contra la influenza en niños se evalúa a través de la Encuesta Nacional de Vacunación contra la Influenza (NIS-Flu), la cual proporciona estimaciones semanales de la cobertura de vacunación contra la influenza en niños de 6 meses a 17 años de edad. La NIS-Flu es una encuesta telefónica nacional que se realiza llamando al azar a números de teléfonos celulares de casas de familia (octubre-junio). Encontrará más información disponible acerca de los métodos de la NIS-Flu y las estimaciones de la temporada 2021-2022 en FluVaxView. Visite Tabla semanal de vacunación contra la influenza de los CDC para obtener más información.

Las estimaciones de cobertura de vacunación contra la influenza en personas embarazadas están disponibles a través de la Tabla semanal de vacunación contra la influenza de los CDC. Estas estimaciones se basan en los datos de los registros de salud electrónicos (EHR) del proyecto Vaccine Safety Datalink (VSD), una colaboración entre la Oficina para la Seguridad de las Inmunizaciones de los CDC y nueve organizaciones de atención médica integradas. Cabe señalar que, dado que estas estimaciones se basan en los datos de nueve sistemas integrados de atención médica, podrían no representar a todas las personas embarazadas de los Estados Unidos.

Los CDC realizan el seguimiento de la cantidad de vacunas contra la influenza administradas en farmacias y consultorios médicos mediante el uso de nuevos recursos de datos sobre vacunación, entre ellos los datos de IQVIA sobre las vacunas administradas en farmacias minoristas (p. ej., cadenas de farmacias, tiendas masivas de mercancías, tiendas de alimentos y farmacias independientes) y consultorios médicos. Visite la Tabla semanal de vacunación contra la influenza de los CDC para obtener más información.

La Tabla semanal de vacunación contra la influenza de los CDC brinda datos semanales preliminares de vacunación contra la influenza de la temporada que se actualizarán durante la temporada a medida que haya más información disponible. Se prevé que la primera publicación de datos sobre la cobertura de vacunación de la temporada estará disponible a principios de octubre. Visite la Tabla de vacunación nacional contra la influenza para obtener más información.

Haga clic aquí para ver las estimaciones de cobertura de la vacunación de temporadas de influenza anteriores. Los CDC seguirán proporcionando estimaciones de finales de temporada sobre la cobertura de vacunación contra la influenza a partir de estas fuentes de datos.

La influenza estacional y el COVID-19

La influenza (gripe) y el COVID-19 son enfermedades respiratorias contagiosas, pero son provocadas por virus diferentes. El COVID-19 es causado por la infección por un coronavirus llamado SARS-CoV-2, y la influenza es causada por la infección por los virus de la influenza. No es posible diferenciar la influenza del COVID-19 solo por los síntomas porque algunos de los síntomas son los mismos. Algunas pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) pueden diferenciar entre la influenza y el COVID-19 al mismo tiempo. Si una de estas pruebas no está disponible, muchos centros de realización de pruebas de detección ofrecen pruebas para detectar la influenza y el COVID-19 por separado. Hable con un proveedor de atención médica sobre cómo realizarse una prueba de detección tanto de influenza como de COVID-19 si presenta síntomas. Botón Obtener más información: Similitudes y diferencias entre la influenza y el COVID-19 | CDC

Aunque es difícil predecir lo que sucederá en el otoño y el invierno, los CDC prevén que el SARS-CoV-2 seguirá propagándose durante el otoño y el invierno junto con los virus de la influenza.

Su profesional de atención médica puede indicarle que se realice una prueba de detección para confirmar si tiene influenza o COVID-19 o alguna otra enfermedad. Obtenga más información sobre las pruebas de detección de la influenza y el COVID-19 y los síntomas de la influenza y el COVID-19.

Sí. Existen pruebas para detectar los virus de la influenza estacional A y B y el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Las pruebas de detección de estos virus al mismo tiempo les proporciona a los funcionarios de salud pública información importante sobre cómo se están propagando la influenza y el COVID-19 y qué medidas de prevención deben tomar las personas. Estas pruebas también ayudan a que los laboratorios de salud pública puedan ahorrar tiempo y materiales de prueba, y así poder obtener y brindar los resultados de las pruebas con mayor rapidez. Hay más información para los laboratorios disponible.

Sí. Es posible tener influenza y otras enfermedades respiratorias, incluido el COVID-19, a la vez. A esto se llama coinfección.

Dado que el COVID-19 sigue siendo una enfermedad relativamente nueva, hay pocos datos disponibles sobre cómo la influenza afecta el riesgo de infectarse por COVID-19.

No. Las vacunas contra la influenza no protegen contra el COVID-19. La vacunación contra la influenza reduce el riesgo de enfermedad, hospitalización y muerte a causa de la influenza; además, ofrece otros importantes beneficios.

Del mismo modo, vacunarse contra el COVID-19 es la mejor protección contra el COVID-19, pero esas vacunas no protegen contra la influenza. Visite la página de preguntas frecuentes de los CDC para obtener información sobre las vacunaciones contra el COVID-19.

No. No hay evidencia que demuestre que vacunarse contra la influenza aumente el riesgo de enfermarse a causa del COVID-19 o de otros coronavirus. (Los coronavirus humanos comunes suelen causar enfermedades de leves a moderadas en las vías respiratorias superiores, como el resfriado común).

Los profesionales de atención médica pueden tener diferentes prácticas para diagnosticar y tratar la influenza durante la pandemia de COVID-19, como usar mascarillas en un entorno de atención médica u ofrecer telemedicina. Si presenta síntomas de influenza y corre mayor riesgo de tener complicaciones graves por la influenza, debe llamar a su profesional de atención médica lo antes posible para informarle sus síntomas. Su proveedor podría optar por tratarlo con medicamentos antivirales para la influenza. Siga las recomendaciones de su proveedor de atención médica y de los CDC a la hora de visitar a su médico.

En las dos últimas temporadas de influenza, los niveles fueron históricamente bajos. Es posible que observemos más infecciones concomitantes en la medida que aumente la actividad de la influenza y siga la propagación del COVID-19.

Sí, los CDC hacen un seguimiento de las infecciones por influenza con COVID-19 a través de su sistema de vigilancia.

  • Los CDC utilizan FluSurv-NET y COVID-NET para saber cuántas personas están hospitalizadas con una prueba de laboratorio positiva para influenza y también tienen una prueba de detección positiva para COVID-19.
  • Los CDC pueden analizar los datos de los laboratorios de salud pública para saber cuántas muestras analizadas para influenza y COVID-19 resultaron positivas para ambas infecciones.

 

Sí. Es posible contraer una infección por más de un virus respiratorio a la vez. Es decir, puede infectarse por el virus de la influenza y el COVID-19 al mismo tiempo. También es posible infectarse por varios virus de la influenza, como los virus de influenza A y B, a la vez.

Un MMWR de diciembre del 2022 reveló que durante la temporada de influenza 2021-22 ocurrieron casos de coinfecciones por el COVID-19 en aproximadamente el 6 % de las hospitalizaciones pediátricas asociadas a la influenza y en el 16 % de las muertes pediátricas asociadas a la influenza.

Esto coincide con los datos preliminares de la temporada 2021-2022 que indicaron que entre el 1 de octubre del 2021 y el 30 de abril del 2022, el 5,4 % de los pacientes de todas las edades hospitalizados con influenza también tenía COVID-19. Durante la temporada 2021-2022, de las pruebas positivas para influenza notificadas por los laboratorios de salud pública que también se analizaron para detectar el COVID-19, algo más del 4 % de las pruebas fueron positivas tanto para influenza como para COVID-19.

Según los datos de FluSurv-NET, esta temporada alrededor del 3,1 % de las personas hospitalizadas con influenza confirmada por laboratorio también dio positivo en las pruebas de detección del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Si bien las coinfecciones por influenza y SARS-CoV-2 en niños fueron relativamente poco frecuentes durante la temporada de influenza 2021-2022, hubo casos e indicaron posibles cuadros más graves de la enfermedad. La mayoría de los niños que tuvieron casos de coinfecciones por influenza y COVID-19 y fueron hospitalizados o murieron no han sido vacunados contra la influenza.

La información sobre la vacunación contra el COVID-19 y el tratamiento antiviral contra el COVID-19 no estaba disponible. Para reducir la carga de la influenza y el COVID-19, mantenga a los niños al día con las vacunas contra la influenza y el COVID-19 recomendadas, cuya administración debería comenzar a partir de los 6 meses de vida.

Si bien las coinfecciones por influenza y SARS-CoV-2 (COVID-19) en niños fueron relativamente poco frecuentes durante la temporada de influenza 2021-2022, hubo casos e indicaron posibles cuadros más graves de la enfermedad.

En cuanto a los niños con mayor riesgo, el reciente MMWR sobre coinfección presenta resultados descriptivos que surgen de los datos de vigilancia y no puede determinar los factores de riesgo asociados a la hospitalización o la muerte. No obstante, el estudio reveló que la mayoría de los pacientes pediátricos con casos de coinfecciones que fueron hospitalizados o murieron no habían sido vacunados.

Durante la temporada actual, no se notificaron coinfecciones por COVID-19 entre las 14 muertes pediátricas asociadas a la influenza notificadas hasta el momento.

Vacunarse contra la influenza durante la pandemia de COVID-19

Sí. Vacunarse contra la influenza es esencial para proteger su salud y la salud de su familia todos los años. Tome las precauciones recomendadas para protegerse del COVID-19 cuando concurra a vacunarse contra la influenza.

Sí. Usar una mascarilla y evitar las multitudes y las personas enfermas puede ayudar a protegerlo a usted y a otras personas de los virus respiratorios, como la influenza y el virus que causa el COVID-19. Sin embargo, la mejor manera de reducir el riesgo de enfermarse a causa de la influenza y sus posibles complicaciones graves es que todas las personas de 6 meses o más se vacunen contra la influenza todos los años. Al vacunarse contra la influenza, también puede proteger a las personas que lo rodean que son más vulnerables a presentar complicaciones graves por la influenza.

Información para profesionales de atención médica sobre cómo administrar la vacuna contra la influenza durante la pandemia de COVID-19

Los CDC elaboraron una guía sobre las clínicas de vacunación de su vehículo durante la pandemia de COVID-19. Las clínicas de vacunación en la acera o desde su vehículo son una opción para vacunarse.

No. Se debe postergar la vacunación contra la influenza en personas con COVID-19 presunto o confirmado, independientemente de que tengan síntomas, a menos que hayan cumplido los criterios para interrumpir su aislamiento. Aunque las enfermedades leves no son una contraindicación para vacunarse contra la influenza, quienes las padezcan deberían posponer su visita de vacunación para evitar exponer al personal de atención médica y otros pacientes al virus que causa el COVID-19. Al programar o confirmar citas de vacunación contra la influenza, se les debería indicar a los pacientes que notifiquen antes al consultorio o clínica del profesional de atención médica si actualmente tienen o desarrollan alguno de los síntomas del COVID-19.

La vacunación contra la influenza debería posponerse hasta que el paciente deje de estar gravemente enfermo. Esto podría ser diferente para los pacientes que ya reciben tratamiento en un entorno de atención médica en comparación con los pacientes que están aislados en su hogar. En un entorno médico, el momento de vacunación es una cuestión de criterio clínico. En general, los pacientes que están aislados en su casa deberían esperar hasta cumplir los criterios para interrumpir el aislamiento (incluso si no presentan síntomas) para acudir a algún lugar de vacunación para evitar propagar el COVID-19 a otras personas. Los CDC tienen guías para determinar cuándo las personas pueden estar cerca de otros después de haber tenido COVID-19.

Los CDC publicaron la Guía interina para servicios de vacunación durante la pandemia de COVID-19. Esta guía pretende ayudar a los proveedores de vacunas de distintos entornos clínicos y alternativos a administrar vacunas de manera segura durante la pandemia de COVID-19. Los profesionales de atención médica que administran vacunas también deberían consultar las guías de los funcionarios de salud estatales, locales, tribales y territoriales.

Los médicos que deseen obtener más información pueden visitar Dosis y administración de la vacuna contra la influenza estacional | CDC

Las mejores practicas para la administración de más de una vacuna, incluidas las vacunas contra el COVID-19 y contra la influenza, incluyen:

  • Al preparar más de una vacuna, rotule cada una con el nombre y la dosis (cantidad) de vacuna, el número de lote, las iniciales de la persona que la prepara y la fecha exacta de vencimiento, si corresponde.
  • Siempre inyecte las vacunas en diferentes zonas de inyección. De ser posible, las zonas de la inyección deben tener una separación de 1 pulgada o más, para que se puedan diferencias las reacciones locales que aparezcan. Todos los músculos (deltoides, vasto lateral) tienen varias zonas para inyectar.

Puede vacunarse contra la influenza como lo hace habitualmente, ya sea a través de su proveedor de atención médica o su farmacéutico local. Los CDC han estado trabajando con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud estatales y locales sobre las pautas para vacunar a las personas contra la influenza sin aumentar su riesgo de exposición a virus respiratorios, como el virus que causa el COVID-19, y publicaron una Guía interina para servicios de vacunación durante la pandemia de COVID-19. Puede encontrar más información en la sección "Administración de las vacunas contra la influenza durante la pandemia de COVID-19" más abajo. Esta guía tiene información actualizada para esta temporada.

Implementar las prácticas de prevención de infecciones en todas las consultas con pacientes es muy importante. Esto incluye el distanciamiento físico siempre que sea posible, el uso de mascarillas, la higiene de manos, la descontaminación de superficies y el control de fuentes de infección en establecimientos de atención médica. El potencial de propagación del virus que causa el COVID-19 por parte de pacientes asintomáticos resalta la importancia de estas prácticas. Los proveedores de vacunas deben consultar la guía creada para prevenir la propagación del COVID-19 en entornos de atención médica, incluidos los centros para pacientes ambulatorios.

Sí. Se ha creado una guía para la administración de vacunas en farmacias, clínicas auxiliares temporales, externas o satélite y clínicas para la influenza de gran escala. Otros recursos para vacunar durante la pandemia de COVID-19 pueden incluir servicios de vacunación desde el vehículo en centros fijos, clínicas en la acera, unidades de vacunación móviles y visitas a domicilio.

Pruebas de detección y tratamiento de enfermedades respiratorias cuando el SARS-CoV-2 y los virus de la influenza circulan simultáneamente

Mientras esperan los resultados de la prueba de detección, las personas no hospitalizadas con síntomas respiratorios agudos deben aislarse en su casa. Incluso si las personas dan negativo tanto para el SARS-CoV-2 como para el virus de la influenza, deben aislarse debido al posible resultado falso negativo de la prueba de detección - lo que depende del tipo de prueba realizado (p. ej., prueba de antígeno, prueba molecular) y el nivel de transmisión del SARS-CoV-2 y del virus de la influenza en la comunidad. Las personas no hospitalizadas con influenza presunta o confirmada que tengan mayor riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza deben recibir tratamiento antiviral para la influenza lo antes posible, independientemente de la duración de la enfermedad.

En el caso de pacientes hospitalizados, el tratamiento empírico con oseltamivir debe iniciarse lo antes posible en pacientes con influenza presunta sin esperar el resultado de la prueba de detección de influenza. Obtenga más información sobre las pruebas de detección y tratamientos cuando los virus del SARS-CoV-2 y de la influenza circulan simultáneamente.

Los CDC han elaborado algoritmos clínicos que pueden ayudar a guiar las decisiones sobre la realización de pruebas y la administración de tratamientos contra la influenza cuando los virus del SARS-CoV-2 y de la influenza circulan simultáneamente.

Los medicamentos antivirales aprobados por la FDA para el tratamiento de la influenza no tienen ningún efecto sobre los virus del SARS-CoV-2 ni tampoco interactúan con los medicamentos utilizados para el tratamiento de pacientes con COVID-19. Si a un paciente con mayor riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza se le diagnostica coinfección por los virus del SARS-CoV-2 y de la influenza, se le debe administrar el tratamiento antiviral para la influenza.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.