Resumen para médicos sobre medicamentos antivirales contra la influenza

Actualizado el 26 de octubre del 2020

La información en esta página debe considerarse como actual para las prácticas clínicas de la temporada de influenza 2020-2021 en relación con el uso de medicamentos antivirales contra la influenza. Los médicos también pueden desear consultar las recomendaciones de la IDSA para la quimioprofilaxis antiviral y el tratamiento antiviralícono de sitio externoy las Directrices de ATS-IDSA CAP para adultosícono de sitio externo.

MedFinder

 

 

¿Necesita completar una receta para medicamentos antivirales contra la influenza?

Grupos de prioridad para el tratamiento con antivirales para la influenza

Se recomienda el tratamiento con antivirales lo antes posible para todos los pacientes con influenza presunta o confirmada que:

  • están hospitalizados;
  • padecen una enfermedad progresiva grave o con complicaciones, o
  • corren mayor riesgo de tener complicaciones por la influenza.

No se debe esperar la confirmación de las pruebas de laboratorio de infección por el virus de la influenza para tomar la decisión de iniciar el tratamiento con antivirales en pacientes con influenza presunta. Para los grupos de prioridad especificados más arriba, se debe iniciar el tratamiento antiviral empírico lo antes posible.

Los profesionales médicos pueden considerar el tratamiento antiviral empírico temprano de pacientes ambulatorios que no son de alto riesgo con influenza presunta [por ej., enfermedad similar a la influenza (fiebre con tos o dolor de garganta)] con base en su criterio clínico, si el tratamiento puede iniciarse dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas.

Opciones de medicamentos antivirales

  • Para pacientes hospitalizados con influenza presunta o confirmada, se recomienda la iniciación del tratamiento antiviral con oseltamivir administrado por vía enteral lo antes posible.
  • Para los pacientes con complicaciones o enfermedades progresivas e influenza presunta o confirmada (como neumonía o la exacerbación de afecciones crónicas subyacentes) se recomienda iniciar el tratamiento antiviral con oseltamivir oral lo antes posible. 
  • En el caso de los pacientes con influenza presunta o confirmada sin complicaciones, se puede usar oseltamivir de administración oral, zanamivir con inhalador, peramivir intravenoso o baloxavir oral para el tratamiento, en función de los grupos de edad aprobados y las contraindicaciones. En un ensayo controlado aleatoriamente, el baloxavir demostró mayor eficacia que el oseltamivir en adolescentes y adultos con infección por el virus de la influenza B (Ison, 2020ícono de sitio externo).

Circulación simultánea de los virus de la influenza y SARS-CoV-2

En los períodos de circulación simultánea de los virus de la influenza y SARS-CoV-2, se recomienda iniciar el tratamiento antiviral empírico de la influenza lo antes posible para los siguientes grupos de prioridad: a) pacientes hospitalizados con enfermedades respiratorias, b) pacientes ambulatorios con enfermedades respiratorias graves, complicadas o progresivas, y c) pacientes ambulatorios con mayor riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza que presenten síntomas de enfermedad respiratoria aguda (con o sin fiebre).

  • La influenza y el COVID-19 tienen signos y síntomas que se superponen. Las pruebas de detección pueden ayudar a distinguir la infección por el virus de la influenza de la infección por el SARS-CoV-2. Sin embargo, no se recomienda que los profesionales médicos esperen los resultados de las pruebas de detección de influenza  (ver tabla 3), de las pruebas de detección del SARS-CoV-2 ni de los ensayos moleculares multiplex que detectan los virus de la influenza A y B y el SARS-CoV-2 (ver tabla 4) para iniciar el tratamiento antiviral empírico para la influenza en los grupos de prioridad mencionados arriba.
  • Es posible la infección simultánea con los virus de la influenza A y B y el SARS-CoV-2 y es un escenario que se debe considerar, especialmente en pacientes hospitalizados con enfermedad respiratoria grave.
    • Los profesionales médicos deben saber que una prueba de detección de SARS-CoV-2 con resultado positivo no descarta una infección por el virus de la influenza. En el caso de los pacientes hospitalizados con influenza presunta que iniciaron tratamiento antiviral empírico con oseltamivir, el uso de ensayos moleculares para la detección de la influenza (ver tabla 3) o los ensayos multiplex que permiten detectar los virus de la influenza y el SARS-CoV-2 (ver tabla 4) pueden aportar información para el manejo clínico.
    • Los profesionales médicos deben saber que un resultado positivo en la prueba de detección de la influenza no descarta una infección por SARS-CoV-2. Para los pacientes hospitalizados con un resultado positivo en la prueba de detección del virus de la influenza, se debe iniciar el tratamiento antiviral para la influenza con oseltamivir lo antes posible, y los profesionales médicos además deben seguir las directrices para el diagnóstico y el tratamiento de neumonía adquirida a nivel comunitario (ver las guías de tratamiento de neumonía adquirida a nivel comunitario para adultos: Metlay, 2019ícono de sitio externo) y otras infecciones respiratorias, incluida la infección por SARS-CoV-2 (ver las directrices de tratamiento del COVID-19 de los NIHícono de sitio externo y las directrices de tratamiento del COVID-19 de la IDSAícono de sitio externo) si tiene indicación clínica y mientras esperan los resultados de la prueba de detección del SARS-CoV-2. El oseltamivir no tiene actividad in vitro contra del SARS-CoV-2 (Choy, 2020ícono de sitio externo).
  • Los profesionales médicos pueden utilizar herramientas de telemedicina en lugar de consultas presenciales para los pacientes con enfermedad respiratoria aguda. Puede resultar útil que los proveedores dispongan líneas telefónicas de triaje para que los pacientes de alto riesgo puedan informar sus síntomas por teléfono. Consulte Algoritmo para ayudar en la evaluación de pacientes con posible diagnóstico de influenza mediante comunicación telefónica con el consultorio médico.
  • Se debe indicar a los pacientes con mayor riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza que llamen a su proveedor de servicios médicos lo antes posible si tienen síntomas de enfermedad respiratoria aguda (con o sin fiebre) para evaluar la posibilidad de infección por los virus de la influenza A o B (y tratamiento antiviral temprano), SARS-CoV-2 y otros microbios patógenos respiratorios.
  • Los profesionales médicos pueden considerar iniciar el tratamiento antiviral empírico temprano (≤48 horas después de la aparición de la enfermedad) de pacientes ambulatorios que no son de alto riesgo con influenza presunta [por ej., enfermedad similar a la influenza (fiebre con tos o dolor de garganta)], con base en el criterio médico, incluso sin una consulta presencial. También se debe considerar la infección por SARS-CoV-2 y otras etiologías de enfermedad similar a la influenza.
  • Las directrices de tratamiento para el COVID-19 de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): influenza y COVID-19 están disponiblesícono de sitio externo.
  • Los algoritmos clínicos para la prueba y el tratamiento de la influenza cuando los virus del SARS-CoV-2 y de la influenza están circulando también están disponibles.
Recursos
Médico examinando a una niña
Pruebas de diagnóstico de influenza

Hay más información disponible para los médicos sobre las pruebas de diagnóstico de la influenza.

Banner del informe semanal de FluView 
Información sobre la actividad de la influenza

Los profesionales médicos deben contactar a su departamento de salud local o estatal para solicitar información acerca de la actividad local actual de la influenza. El informe FluView de los CDC ofrece información semanal sobre la actividad de la influenza a nivel nacional durante la temporada de influenza.

Referencias
Referencias

Está disponible una lista completa de referencias sobre medicamentos antivirales.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.