Resumen para médicos sobre Vacunación contra la influenza

¿Quiénes deben vacunarse?

Todas las personas a partir de los 6 meses de vida en adelante deberían vacunarse contra la influenza cada temporada, con raras excepciones. El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC ha hecho esta recomendación desde la temporada de influenza 2010-2011.

La vacunación para prevenir la influenza y sus posibles complicaciones graves es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. Vea Personas con mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza para ver una lista completa de los factores relacionados con la edad y la salud que aumentan el riesgo.

Más información disponible en Quiénes deben vacunarse contra la influenza.

¿Cuáles son las opciones de vacuna contra la influenza en esta temporada?

Los CDC recomiendan el uso de cualquier vacuna contra la influenza aprobada según la edad durante la temporada de influenza 2021-2022.  Las vacunas disponibles contra la influenza incluyen las vacunas inactivadas contra la influenza [IIV4] tetravalentes, la vacuna recombinante contra la influenza [RIV4] o la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV4). No existe preferencia expresa de una vacuna contra la influenza por sobre la otra.

Las vacunas tetravalentes contra la influenza incluyen lo siguiente:

  • Las vacunas inyectables contra la influenza tetravalentes de dosis estándar que se fabrican utilizando virus cultivados en huevos.  Incluidas las vacunas Afluria Quadrivalent, Fluarix Quadrivalent, FluLaval Quadrivalent y Fluzone Quadrivalent. Existen diferentes vacunas inyectables contra la influenza que están aprobadas para diferentes grupos etarios. Estas cuatro vacunas están aprobadas para personas a partir de los 6 meses de edad. La mayoría de las vacunas inyectables contra la influenza se administran en el brazo (músculo) con una aguja. Una vacuna inyectable contra la influenza tetravalente (Afluria Quadrivalent) puede aplicarse con una aguja (para personas de 6 meses de edad en adelante) o con una inyección a presión (solo para personas de 18 a 64 años).
  • Una vacuna inyectable tetravalente contra la influenza a base de células (Flucelvax Quadrivalent) que contiene virus producido en cultivo celular y está aprobada para personas de 4 años de edad en adelante. Esta vacuna no contiene huevo.
  • La vacuna inyectable tetravalente recombinante contra la influenza  (Flucelvax Quadrivalent), una vacuna que se produce sin huevos, está aprobada para personas de 18 años de edad en adelante.
  • Una vacuna tetravalente inyectable contra la influenza con coadyuvante (un ingrediente que ayuda a crear una respuesta inmunitaria más fuerte), Fluad Quadrivalent, aprobada para personas de 65 años de edad o más.
  • Una vacuna tetravalente de dosis alta contra la influenza, Fluzone High-Dose, que contiene una dosis más alta del antígeno para generar una mejor respuesta inmunitaria, aprobada para personas de 65 años de edad o más.
  • Una vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (FluMist tetravalente), de administración intranasal.  Esta vacuna está aprobada para personas de entre 2 y 49 años de edad.  La vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados no se debe administrar a personas embarazadas, inmunodeprimidas, ni a algunos otros grupos.
  • Hay muchas opciones de vacunas contra la influenza entre las que elegir, pero lo más importante es que todas las personas a partir de los 6 meses de edad se vacunen contra la influenza cada año. Si tiene preguntas sobre qué vacuna es mejor para usted, consulte con su médico u otro profesional de la salud. Hay más información disponible sobre las vacunas contra la influenza aprobadas para la temporada de influenza 2020-2021 y las indicaciones acorde a la edad para cada vacuna en la Tabla de los CDC: Vacunas contra la influenza en los EE. UU. para la temporada 2020-2021.
¿Se recomienda usar alguna de las vacunas disponibles contra la influenza por sobre las demás?

Para la temporada de influenza 2021-2022, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomienda que todas las personas de 6 meses o más se vacunen anualmente contra la influenza con cualquier vacuna contra la influenza aprobada acorde a su edad y estado de salud, tales como la vacuna contra la influenza inactivada (IIV4), la vacuna contra la influenza recombinante (RIV4) o la vacuna contra la influenza en atomizador nasal con virus vivos atenuados (LAIV4), sin preferencia expresa por ninguna.

Hay muchas opciones de vacunas entre las que elegir, pero lo más importante es que todas las personas a partir de los 6 meses en adelante se vacunen contra la influenza todos los años. Si tiene preguntas sobre qué vacuna es mejor para usted, consulte con su médico u otro profesional de la salud.

¿Cuándo debo vacunarme?

Por lo general, septiembre y octubre son un buen momento para vacunarse contra la influenza. Lo ideal, es vacunarse a fines de octubre. Las siguientes son algunas otras cuestiones a considerar con respecto al momento de vacunarse para ciertos grupos:

  • En general no se recomienda que los adultos, especialmente los de 65 años de edad o más, se vacunen antes del comienzo de la temporada (es decir en julio o agosto), porque la protección puede disminuir con el tiempo, pero se puede considerar la vacunación temprana de cualquier persona que no pueda regresar más adelante para vacunarse.
  • Los niños pueden vacunarse en cuanto la vacuna esté disponible, incluso en julio o agosto. Algunos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza. Para estos niños se recomienda la primera dosis en cuanto la vacuna esté disponible, porque la segunda dosis se debe aplicar al menos 4 semanas después de la primera.
  • También se puede considerar la vacunación temprana para las personas que están en el tercer trimestre de embarazo, ya que esto puede ayudar a proteger a sus bebés durante los primeros meses de vida (cuando son demasiado pequeños como para ser vacunados).
Vacunación para los niños

Se recomienda que los niños de 6 meses de edad o más reciban la vacuna anual contra la influenza. Los niños menores de 5 años de edad, y especialmente los menores de 2, corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. La vacuna contra la influenza es la mejor forma de protegerse de la influenza y sus posibles consecuencias graves, y además puede reducir la propagación de la influenza a otras personas.

Los niños pueden vacunarse apenas estén disponibles las vacunas, incluso en julio o agosto.  Los niños de 6 meses a 8 años de edad que reciben su primera vacuna contra la influenza, o que no han recibido previamente 2 dosis o más durante su vida, necesitan dos dosis. En ese caso, se recomienda que los niños reciban la primera dosis apenas esté disponible la vacuna porque la segunda dosis se debe aplicar al menos 4 semanas después de la primera.

Para obtener más información, visite La influenza y los niños.

Vacunación para los adultos

Se recomienda que todas las personas de 6 meses de edad o más reciban la vacuna anual contra la influenza, lo que también incluye a los adultos sanos. La vacunación es fundamental para las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza o para aquellas que cuidan o viven con personas con mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza.

Las personas que trabajan en ámbitos de cuidados de salud deben vacunarse contra la influenza una vez al año. La vacunación de profesionales de los cuidados de salud ha sido asociada con el reducido ausentismo laboral y con menos muertes entre los pacientes de asilos de ancianos.

Personas que no deberían vacunarse

Hay diferentes vacunas contra la influenza que están aprobadas para ser usadas en diferentes grupos de edades. Además, algunas vacunas no están recomendadas para ciertos grupos de personas. Los factores que permiten determinar si una persona está en condiciones de vacunarse, o de recibir una vacuna en particular, incluyen la edad, el estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la influenza o sus componentes. Para más información, visite Quiénes deben y quiénes NO deben vacunarse contra la influenza.

Vacunación de personas con antecedentes de alergia al huevo

La mayoría de las vacunas contra la influenza se fabrican a partir del cultivo de virus de la influenza en huevos de gallina embrionados y, por ende, contienen trazas de proteína de huevo. La vacuna inactivada a base de cultivo en células (ccIIV4) y la vacuna recombinante contra la influenza (RIV4) no tienen huevo.  Las personas alérgicas al huevo pueden recibir cualquier vacuna aprobada contra la influenza que sea adecuada para su edad y estado de salud.  Quienes hayan tenido una reacción alérgica grave al huevo (cualquier síntoma excepto urticaria) deben vacunarse en un entorno médico bajo la supervisión de un proveedor capaz de reconocer y tratar reacciones alérgicas graves si se utiliza otra vacuna que no sea la ccIIV4 o la RIV4. Todas las vacunas se deben administrar en entornos que disponen de personal y equipos para el diagnóstico y tratamiento precoz de la anafilaxis.

Vea Personas con antecedentes de alergia al huevo si desea obtener toda la información necesaria para tomar decisiones sobre la vacunación de personas con alergia al huevo.

Personas con alergia a los componentes de la vacuna o con reacciones alérgicas a las vacunas contra la influenza

Haber tenido una reacción alérgica grave previa a alguno de los componentes de la vacuna contra la inflluenza (a excepción de la proteína de huevo) es una contraindicación para recibir esa vacuna y otras vacunas que contengan ese componente.  Los componentes de la vacuna se detallan en el prospecto incluido en el empaque.

En personas que han tenido una reacción alérgica a una dosis anterior de la vacuna contra la influenza, está contraindicado volver a recibir esa vacuna.  Para otras vacunas contra la influenza, se establecerá la contraindicación o bien una precaución de uso futuro.  Que se establezca la contraindicación o precaución de otra vacuna contra la influenza depende de que la vacuna haya estado asociada a la reacción alérgica grave.  Vea las recomendaciones actuales del ACIP para obtener más información.  Si se opta por la vacunación a pesar de la precaución establecida, debe realizarse en un entorno médico bajo la supervisión de un proveedor capaz de reconocer y tratar reacciones alérgicas graves. En esos casos, los proveedores también pueden considerar consultar a un alergista para ayudar a identificar el componente de la vacuna responsable de la reacción alérgica grave.

Las vacunas contra la influenza y el uso de medicamentos antivirales contra la influenza

Se acepta la administración de la vacuna inactivada contra influenza en personas que reciben medicamentos antivirales contra la influenza para el tratamiento o quimioprofilaxis.

No se ha estudiado el uso de la vacuna LAIV4 en personas que reciben o han recibido recientemente medicamentos antivirales contra la influenza. No obstante, dado que la vacuna LAIV4 contiene virus vivos que deben replicarse en la nasofaringe para generar una respuesta inmunitaria, es posible que estos medicamentos puedan interferir con la efectividad de la vacuna LAIV4. Se desconoce el periodo exacto durante el cual puede ocurrir este fenómeno.  Con base en la vida media de los diferentes medicamentos, podría ser posible que ocurra tal interferencia:

    • Desde 48 horas antes hasta dos semanas después de la administración de la vacuna LAIV4 en el caso del oseltamivir y el zanamivir,
    • Desde 5 días antes hasta dos semanas después de la administración de la vacuna LAIV4 en el caso del oseltamivir y el peramivir, y
    • Desde 17 días antes hasta dos semanas después de la administración de la vacuna LAIV4 en el caso del baloxavir.

Las personas que reciben estos medicamentos durante estos periodos antes o después de recibir la vacuna LAIV4 deben volver a vacunarse con otra vacuna adecuada contra la influenza.  Los periodos en los cuales podría producirse la interferencia pueden ser más prolongados que los indicados al determinar las afecciones que retrasan la eliminación de medicamentos.

Administración simultánea de la vacuna contra la influenza y otras vacunas

Las vacunas inactivadas y recombinantes contra la influenza se pueden administrar de manera simultánea o posterior a otras vacunas con virus vivo o inactivado. Las vacunas inyectables que se administran simultáneamente deberían inyectarse en partes del cuerpo diferentes.

La LAIV4 puede administrarse simultáneamente con otras vacunas con virus vivos o inactivadas. Si no se las administra simultáneamente, la vacuna LAIV4 y otras vacunas de virus vivo deben aplicarse con 4 semanas de diferencia como mínimo.

La guía actual para el uso de las vacunas contra el COVID-19 establece que estas vacunas pueden administrarse junto con otras vacunas.  Los proveedores deberían consultar las recomendaciones y guías actuales de los CDC y del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) para el uso de las vacunas contra el COVID-19 si desean obtener información actualizada sobre la administración de estas vacunas junto con otras vacunas.

 

¿Cuál es la postura de los CDC en cuanto a exigir que los trabajadores de la salud se vacunen contra la influenza?

Los resultados que se obtuvieron de la revisión de los CDC de la literatura relacionada que ha sido publicada indican que el hecho de que el personal de atención médica se vacune contra la influenza puede mejorar la seguridad para el paciente. 1,2

Los CDC realizan investigaciones basadas en la ciencia y vigilancia de la salud pública a nivel nacional e internacional. Los CDC adoptan las recomendaciones realizadas por el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP). Estas recomendaciones podrían ser consideradas por agencias estatales y otras agencias federales cuando crean leyes o las hacen cumplir. Los CDC también cuentan con recomendaciones sobre el control de infecciones para los entornos de atención médica. No obstante, los CDC no han emitido ningún requisito ni orden judicial para agencias estatales, sistemas de salud o trabajadores de la salud sobre las prácticas para el control de infecciones, incluida la vacunación contra la influenza o el uso de máscaras.

Algunos empleadores exigen ciertas vacunas. Los hospitales, por ejemplo, pueden exigir que algunos miembros del personal se vacunen contra la influenza o la hepatitis B o tomen ciertas precauciones como el uso de máscaras.

Para obtener más información acerca de las leyes de su estado,  ​​​​​​​comuníquese con el departamento de salud estatal a través de los Recursos de salud pública: departamentos de salud estatales.

Leyes de inmunización estatales para pacientes y trabajadores de cuidados de salud y Vacunas e inmunizaciones: puntos básicos y preguntas típicas del Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias cuentan con más información. Para obtener más información, actualizaciones y tener acceso a materiales gratuitos para ayudar a educar al personal y los pacientes sobre el impacto de la influenza y los beneficios de la vacunación, visite CDC: influenza estacional o llame a la línea directa de Inmunización Nacional al (800) 232-2522 (inglés), (800) 232-0233 (español), o (800) 243-7889 (TTY).

Para sus pacientes

Las VIS son hojas de información creadas por los CDC en las que explican los beneficios y riesgos que una vacuna tiene en quienes la reciben.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.