La influenza y las personas con diabetes

Una mujer se controla el nivel de azúcar en la sangre.

Las personas con diabetes (tipo 1, tipo 2 o gestacional), aún cuando están bien controladas, tienen mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, que pueden derivar en hospitalizaciones e incluso la muerte. Neumonía, bronquitis, sinusitis e infecciones del oído son algunos ejemplos de  complicaciones por la influenza. En las últimas temporadas, entre los casos notificados a los CDC, cerca del 30 % de los adultos hospitalizados con influenza tenía diabetes. La influenza también puede hacer que los problemas de salud crónicos (a largo plazo), como la diabetes, se agraven ya que estas afecciones puede reducir la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones. Además, una enfermedad aguda como la influenza puede dificultar el control de los niveles de azúcar en sangre. La influenza puede elevar los niveles de azúcar en sangre, pero a veces las personas pierden el apetito cuando no se sienten bien y eso puede causar que los niveles de azúcar disminuyan. Es importante que las personas con diabetes sigan las  directrices para los días en que están enfermas en caso de contraer la enfermedad.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la manera en que el organismo convierte el alimento en energía. Existen tres tipos principales de diabetes: el tipo 1, el tipo 2 y la diabetes gestacional (durante el embarazo). Más de 100 millones de estadounidenses tienen diabetes (30.3 millones) o prediabetes (84.1 millones).

Una vacuna contra la influenza es la mejor protección contra la enfermedad

La vacunación contra la influenza es especialmente importante para personas con diabetes debido a que corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. Debido a que las vacunas contra la influenza suelen actualizarse todas las temporadas para estar al día con las mutaciones de los virus en circulación y porque la inmunidad que ofrece la vacunación contra la influenza va mermando con el paso del tiempo, se recomienda la vacunación anual para garantizar la mejor protección posible contra la influenza. Las vacunas contra la influenza protegen contra los cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes durante la próxima temporada. Hay más información disponible sobre los motivos por los cuales las vacunas contra la influenza pueden ser actualizadas todos los años:  Selección de virus para vacunas, y sobre la composición exacta de la vacuna de esta temporada. Se han actualizado las vacunas contra la influenza para que coincidan mejor con los virus que se espera que circulen la próxima temporada. La inmunidad que produce la vacuna contra la influenza se establece después de unas dos semanas de la vacunación.

Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses o más se vacunen cada año contra la influenza estacional, idealmente antes de fines de octubre.

Vacunas contra la influenza para personas con diabetes

  • Se recomienda utilizar las vacunas inyectables contra la influenza en personas con diabetes y otras afecciones. Las vacunas inyectables contra la influenza tienen un historial de seguridad establecido hace mucho tiempo en personas con diabetes.
  • La vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV, por sus siglas en inglés), también conocida como la vacuna en atomizador nasal, se recomienda como opción para personas de entre 2 y 49 años que no están embarazadas. Pero las personas con ciertas afecciones crónicas (como la diabetes) en general no deberían recibir la LAIV.  Su médico u otro profesional de la salud puede responder cualquier pregunta que pudiera tener acerca de la vacuna contra la influenza.

Reciba las vacunas neumocócicas.

  • Tener influenza aumenta el riesgo de contraer una enfermedad neumocócica. La neumonía es un ejemplo de complicaciones graves que pueden causar la muerte.
  • Las personas que tienen diabetes también deberían estar al día con la  vacuna neumocócica para protegerse de enfermedades neumocócicas. La vacunación neumocócica debería formar parte de un plan de control de la diabetes. Consulte a su proveedor de atención médica para saber qué vacunas neumocócicas son aptas para usted.

Otras medidas preventivas para personas con diabetes

Además de vacunarse contra la influenza, las personas con diabetes deberían tomar las mismas medidas preventivas diarias que los CDC recomiendan para todos, como evitar a las personas que están enfermas, cubrirse la boca al toser y lavarse las manos con frecuencia.

ícono de alerta

En el contexto de la pandemia del COVID-19 los gobiernos o departamentos de salud pública locales pueden recomendar precauciones adicionales en su comunidad. Siga dichas indicaciones.

Medidas de salud específicas para personas con diabetes

  • Planifique con anticipación para tener suficientes suministros de sus medicamentos regulares para sus afecciones crónicas (p. ej., un suministro para al menos 2 semanas).

Síntomas y tratamiento

Si tiene síntomas de influenza llame a su proveedor de atención médica de inmediato. Existen medicamentos antivirales que pueden tratar la influenza y prevenir las complicaciones graves relacionadas con esta enfermedad. Los CDC recomiendan el tratamiento inmediato contra la influenza para aquellas personas con presunta infección por el virus de la influenza o infección confirmada y que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, como las personas con diabetes.

Síntomas

Los síntomas de la influenza pueden incluir: fiebre, tos, dolor de garganta, moqueo o secreción nasal, dolores corporales, dolores de cabeza, escalofríos y fatiga. Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más frecuente en los niños que en los adultos. Las personas pueden estar infectadas por la influenza y tener síntomas respiratorios sin fiebre.

Tratamiento

  • Los medicamentos antivirales contra la influenza son medicamentos que combaten la enfermedad y evitan que los virus de la influenza se reproduzcan en su organismo.
  • Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden evitar problemas serios de salud que puedan ser provocados por la enfermedad de la influenza.
  • El tratamiento con un medicamento antiviral para la influenza debe iniciarse lo antes posible, porque estos medicamentos son más eficaces cuando el tratamiento comienza de inmediato (dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas).
  • Los medicamentos antivirales contra la influenza están disponibles solo con receta de un proveedor de atención médica.
  • Hay cuatro medicamentos antivirales contra la influenza aprobados por la FDA que son recomendados por los CDC para tratar la enfermedad esta temporada.

Cuándo buscar cuidados de salud de emergencia

Todas las persona que presentan algunos de los siguientes signos de advertencia de la influenza, incluso aquellas personas con diabetes, deberían solicitar atención médica de inmediato.

Signos de advertencia de emergencia de la influenza

Las personas que experimentan estos signos de advertencia deberían recibir atención médica de inmediato.

En los niños
  • Respiración acelerada o problemas para respirar
  • Coloración azulada en los labios o el rostro 
  • Se expande la caja torácica al respirar
  • Dolor de pecho
  • Dolor muscular intenso (el niño se rehusa a caminar)
  • Deshidratación (no orina por 8 horas, tiene la boca seca y al llorar no tiene lágrimas)
  • No está alerta ni interactúa cuando está despierto
  • Convulsiones
  • Fiebre por encima de los 104 °F
  • En el caso de niños menores de 12 semanas, cualquier cuadro febril
  • Fiebre o tos que mejora pero reincide o empeora
  • Agravamiento de las afecciones crónicas
En los adultos
  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Dolor o presión constante en el pecho o abdomen
  • Mareos persistentes, confusión, dificultad para despertarse
  • Convulsiones
  • No orina
  • Dolor muscular intenso
  • Debilidad o inestabilidad intensa
  • Fiebre o tos que mejora pero reincide o empeora
  • Agravamiento de las afecciones crónicas

 Estas listas no incluyen todo. Consulte a su proveedor de atención médica ante cualquier otro síntoma grave o que le preocupe. 

Cuestionario sobre las vacunas para adultos
Botón del cuestionario sobre las vacunas 

Responda este breve cuestionario para saber qué vacunas necesita y obtenga una impresión personalizada para llevar en su próxima cita médica.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.