Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Visión general de los métodos de pruebas de detección de la influenza 

Visión general

No se requiere la prueba del virus de la influenza para hacer un diagnóstico médico de influenza en pacientes ambulatorios con presunta influenza, especialmente durante los periodos de mayor actividad de la influenza cuando los virus A y B de la influenza estacional están circulando en la comunidad local. No obstante, las pruebas del virus de la influenza pueden informar acerca del manejo clínico cuando los resultados pueden influir en las decisiones clínicas tales como si iniciar un tratamiento con antivirales, realizar otras pruebas de diagnóstico o implementar medidas preventivas y de control de la enfermedad. Se recomienda realizarles las pruebas del virus de la influenza a todos los pacientes con presunta influenza que son ingresados al hospital. Lo que es más importante, los médicos deberían conocer las limitaciones de las pruebas del virus de la influenza y cómo interpretar correctamente los resultados, especialmente los resultados negativos. Durante un brote de una enfermedad respiratoria en un entorno cerrado (p. ej., hospitales, centro de cuidado a largo plazo, crucero, internado, campamento de verano), las pruebas de infección por el virus de la influenza pueden resultar muy útiles para determinar si la influenza es la causa del  brote.

Pruebas del virus de la influenza

Las pruebas de diagnóstico disponibles para la detección de los virus de la influenza en especímenes respiratorios incluyen ensayos moleculares (incluidos los ensayos moleculares de detección rápida, reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) y otras pruebas de amplificación de ácido nucleico); y pruebas de detección de antígenos (incluidas las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza y las pruebas de inmunofluorescencia). El cultivo viral es importante para los fines de la salud pública, pero no arroja resultados oportunos para informar acerca del manejo clínico. La sensibilidad y la especificidad de cualquier prueba de virus de la influenza en especímenes respiratorios pueden variar según el tipo de método de prueba y la prueba específica utilizada, el tiempo transcurrido desde la aparición de la enfermedad hasta la toma de especímenes, la calidad del espécimen tomado, la fuente respiratoria del espécimen, el manejo y el procesamiento del espécimen y el tiempo transcurrido desde la toma de especímenes hasta la realización de las pruebas. La probabilidad de la prueba final o los valores predictivos (valores predictivos positivos y negativos) de una prueba del virus de la influenza depende de la prevalencia de los virus de la influenza estacional en circulación en la población del paciente y las características específicas de la prueba (sensibilidad y especificidad) en comparación con una prueba  “de estándar de referencia” (ensayo molecular o cultivo viral). Al igual que con cualquier otra prueba de diagnóstico, los resultados se deben evaluar en el contexto de otra información clínica y epidemiológica disponible para los proveedores de atención médica. Las pruebas serológicas no arrojan resultados oportunos para informar acerca de las decisiones sobre el manejo clínico.

La Infectious Diseases Society of America (IDSA) recomienda el uso de ensayos moleculares de diagnóstico rápido de la influenza en vez de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza (RIDT, por sus siglas en inglés) para la detección de virus de influenza en especímenes respiratorios de pacientes ambulatorios. La IDSA recomienda el uso de RT-PCR u otros ensayos moleculares para la detección de los virus de la influenza en especímenes respiratorios de pacientes hospitalizados. Consulte las IDSA Influenza Clinical Practice Guidelines para conocer las recomendaciones sobre las pruebas de la influenza y la información sobre la interpretación de los resultados de las pruebas.

Tabla 1: Métodos para detectar virus de influenza

Ensayos moleculares de detección rápida

Los ensayos moleculares de detección rápida son una especie de prueba molecular de diagnóstico de la influenza para detectar los ácidos nucleicos del virus de la influenza en especímenes de las vías respiratorias superiores con alta sensibilidad (90-95 %) y especificidad. Los ensayos moleculares de detección rápida aprobados por la FDA disponibles arrojan resultados en aproximadamente 15-30 minutos. Algunos de estos ensayos moleculares de detección rápida están certificados por la CLIA para ser utilizados en los centros de atención médica.

Otros ensayos moleculares

La reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) y otros ensayos moleculares permiten identificar la presencia de ácido nucleico o ARN viral de la influenza en especímenes respiratorios con muy alta sensibilidad y especificidad. Algunos ensayos moleculares son capaces de detectar y discriminar entre infecciones por los virus de la influenza A y B; otras pruebas pueden identificar subtipos de virus A específicos de la influenza estacional [A(H1N1)pdm09 o A(H3N2)]. Estos ensayos permiten obtener resultados en alrededor de 45 minutos  a varias horas según la prueba. Especialmente, la detección de ácido nucleico o ARN viral de la influenza por medio de estos ensayos no siempre indica la viabilidad del virus o la continua replicación viral de la influenza. Es importante señalar que no todos los ensayos han sido autorizados por la FDA para realizar diagnósticos. Existen algunos ensayos moleculares múltiples que pueden detectar los ácidos nucleicos virales de la influenza y distinguir la infección por el virus de la influenza de otros patógenos respiratorios e incluso pueden ser útiles para el manejo de pacientes gravemente inmunosuprimidos o para identificar la causa de un brote institucional de enfermedad respiratoria.

Pruebas de diagnóstico rápido de la influenza

Las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza (RIDT) son pruebas de detección de antígenos que pueden detectar el antígeno viral de la influenza en 10-15 minutos con sensibilidad del 50 % al 70 % y especificidad alta. Algunas pruebas están certificadas por la CLIA y aprobadas para usar en cualquier entorno ambulatorio mientras que otras deben usarse en un laboratorio clínico de complejidad moderada. Algunas RIDT se valen de un dispositivo lector para estandarizar los resultados y mejorar la sensibilidad (75-80 %). La detección de antígenos del virus de influenza no necesariamente indica detección de un virus infeccioso viable ni la continua replicación viral de la influenza.

Ninguna de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza ofrecen información sobre los subtipos de virus de la influenza A. Los tipos de especímenes aceptables para el uso (p. ej. aspirados, hisopados o lavados nasofaríngeos o nasales) también varían según la prueba. La especificidad y, en particular, la sensibilidad de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza son más bajas que las del cultivo viral y RT-PCR, y además varían según la prueba. La mayoría de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza que se pueden realizar en el consultorio del médico tienen una sensibilidad de alrededor del 50 % al 70 % para detectar los antígenos del virus de la influenza y más del 90 % para casos específicos. Recientemente la FDA reclasificó las RIDT y publicó los requisitos para una mejor precisión que incluye mayor sensibilidad.  Es más común que las pruebas con una sensibilidad baja a moderada y una especificidad alta generen resultados falsos negativos que resultados falsos positivos, especialmente durante los periodos de máxima actividad de la influenza en la comunidad. Debido a una sensibilidad más baja de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza, los médicos deberían considerar la confirmación de resultados negativos con los ensayos moleculares, especialmente durante los periodos de máxima actividad de la influenza en la comunidad y/o durante brotes de influenza institucional presuntos dada la posibilidad de que las pruebas RIDT arrojen resultados falso-negativos. Por el contrario, los resultados falsos positivos en una RIDT son menos probables pero pueden ocurrir, y es común que ocurran, en épocas de baja actividad de la influenza. Por lo tanto, cuando se interpreten los resultados de una prueba de diagnóstico rápido de la influenza, los médicos deberían considerar los valores de la prueba en el contexto del nivel de actividad de la influenza en la comunidad (Ver Algoritmo que colabora en la interpretación de los resultados de la prueba para diagnosticar la influenza y en la toma de decisiones clínicas cuando los virus de la influenza están circulando en la comunidadAlgoritmo que colabora en la interpretación de los resultados de la prueba para diagnosticar la influenza y en la toma de decisiones clínicas cuando los virus de la influenza NO están circulando en la comunidad para más información). Se deben consultar el resumen de las características del producto y el laboratorio que realiza la prueba para obtener más detalles con respecto al uso de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza.

Inmunofluorescencia

Los ensayos de inmunofluorescencia son pruebas de detección de antígenos que por lo general requieren el uso de un microscopio fluorescente para producir resultados en aproximadamente 2-4 horas con una sensibilidad moderada y una especificidad alta. Tanto los ensayos de tinción fluorescentes de anticuerpos directos (DFA) como indirectos (IFA) están disponibles para la detección de antígenos virales de la influenza A y B en especímenes de las vías respiratorias. No es posible identificar los subtipos de los virus de la influenza A a través de los ensayos inmunofluorescentes. Un ensayo rápido de inmunofluorescencia es una RIDT que utiliza un dispositivo analizador para producir los resultados en aproximadamente 15 minutos.

Cultivo viral

El cultivo viral no arroja resultados oportunos para informar acerca del manejo clínico. Los resultados del cultivo celular en tubos de ensayo podrían tardar de 1 a 3 días; mientras que los resultados del cultivo celular del tejido tradicional podrían tardar de 3 a 10 días. No obstante, el cultivo viral da lugar a la caracterización antigénica y genética de virus de la influenza. La toma de algunas muestras respiratorias para el cultivo viral es esencial para la vigilancia y la caracterización antigénica de las nuevas cepas de virus A y B de influenza estacional que puede ser necesario incluir en la vacuna contra la influenza el próximo año.

Pruebas serológicas

La prueba serológica de rutina para la influenza requiere muestras pareadas de suero agudo y convaleciente, no arroja resultados oportunos que ayudan en la toma de decisiones, está solo disponible en un número limitado de laboratorios de salud pública o de investigación y generalmente no se recomienda, excepto para investigaciones de estudio y salud pública. Los resultados de las pruebas serológicas de los anticuerpos para los virus de la influenza en seres humanos en una sola muestra de suero no se pueden interpretar y no se recomiendan.

Infecciones por el nuevo virus de influenza A 

Si se sospecha un caso de infección en seres humanos por un nuevo virus de la influenza A de origen animal (p. ej., virus A de la influenza aviar o virus A de la influenza porcina), se debería contactar al departamento de salud local y estatal para realizar RT-PCR por virus de la influenza estacional y nuevo virus de la influenza A. Las pruebas de diagnóstico de la influenza disponibles en el mercado no permiten detectar específicamente los nuevos virus de influenza A y un resultado positivo del virus de la influenza A no distingue una infección por el virus A de la influenza estacional del virus A de la influenza aviar o porcina. Hay información acerca de los nuevos virus de la influenza A en:

Referencias

Merckx J, Wali R, Schiller I, Caya C, Gore GC, Chartrand C, Dendukuri N, Papenburg J. Diagnostic Accuracy of Novel and Traditional Rapid Tests for Influenza Infection Compared With Reverse Transcriptase Polymerase Chain Reaction: A Systematic Review and Meta-analysis. Ann Intern Med. 2017 Sep 19;167(6):394-409.

Vos LM, Bruning AHL, Reitsma JB, Schuurman R, Riezebos-Brilman A, Hoepelman AIM, Oosterheert JJ. Rapid molecular tests for influenza, respiratory syncytial virus, and other respiratory viruses: a systematic review of diagnostic accuracy and clinical impact studies. Clin Infect Dis. 2019 Jan 28. doi: 10.11/cid/ciz056. [publicación electrónica previa a la edición impresa]

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA