Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Informe de los CDC sobre cómo los riesgos se han reducido a casi la mitad gracias a la vacuna contra la influenza de esta temporada

La agencia recomienda la vacunación y el tratamiento adecuado con antivirales contra la influenza

16 de febrero del 2017 - De acuerdo con datos recientes, los CDC informan que la vacunación contra la influenza (gripe) esta temporada está reduciendo a casi la mitad (48%) el riesgo de que las personas vacunadas contraigan la enfermedad y tengan que consultar al médico a causa de la influenza. La agencia también informa que aún quedan semanas para atravesar la temporada de influenza actual. Los CDC recomiendan que las campañas de vacunación contra la influenza sigan en marcha mientras los virus continúen en circulación.

La actividad de la influenza - dominada por los virus H3N2 de la influenza A - se ha incrementado durante 8 semanas esta temporada y sigue aumentando en algunas áreas. Aunque el noroeste del país experimentó una actividad de la influenza temprana y ahora pareciera que estuviese atravesando la fase descendente, la región central y la costa este del país sigue percibiendo aumentos en la actividad. La actividad esta temporada estuvo dominada por los virus H3N2 de la influenza A. Durante los últimos 15 años, las temporadas de influenza han alcanzado un promedio de 13 semanas de duración; con un rango de 1 a 20 semanas.

Según los datos de la Red de eficacia de las vacunas contra la influenza de los EE. UU., los cálculos provisionales indican que la vacuna contra la influenza tuvo una efectividad del 48% en la prevención de casos de influenza A y B atendidos médicamente: los cálculos provisionales de efectividad contra los virus (H3N2) de la influenza A predominantes son del 43% mientras que el cálculo provisional de efectividad contra los virus de la influenza B es del 73%.

Estos cálculos provisionales concuerdan con los cálculos de la efectividad de la vacuna (EV) de temporadas anteriores durante las cuales los virus de la vacuna han sido caracterizados como "similares" (con correspondencia) a los virus que están en circulación según los métodos de caracterización estándar. Durante las temporadas con una correspondencia menos que óptima, se ha notado una menor EV.

Desde 2010, los CDC han publicado cálculos anuales de la cantidad de enfermedades, consultas médicas y hospitalizaciones que se puede prevenir con la vacunación cada año. Pese a que dichos cálculos aún no están disponibles para la temporada actual, los CDC calcularon que durante la temporada 2012-2013, una temporada en la que predominó el virus H3N2 con EV general del 49%, la vacuna contra la influenza previno 5.6 millones de enfermedades, 2,7 millones de consultas al médico y casi 61 500 hospitalizaciones relacionadas con la influenza.

Pese a que aún quedan semanas para atravesar la temporada de influenza actual, vacunarse en este momento aún puede brindar el beneficio de la protección. En las últimas dos semanas, se percibió un pequeño incremento en la proporción del virus de la influenza B. Durante muchas temporadas, hubo olas tardías de la actividad del virus de la influenza B. En el pasado, se ha observado una actividad significativa de la influenza a fines de mayo. Las campañas de vacunación deberían continuar mientras los virus de la influenza estén en circulación.

Los cálculos anticipados de la EV aclaran que algunas personas vacunadas pueden contraer la influenza. Los medicamentos antivirales contra la influenza pueden utilizarse para tratar dicha enfermedad. Los CDC recomiendan el tratamiento antiviral temprano para personas con posible infección por influenza que tengan una enfermedad grave o progresiva (por ejemplo, personas hospitalizadas) y aquellas con riesgo alto de presentar complicaciones a causa de la influenza como niños menores de 5 años, personas mayores de 65 años y aquellas personas con ciertas afecciones subyacentes, incluso si la enfermedad no es tan grave. El tratamiento antiviral temprano puede reducir la gravedad y las complicaciones de enfermedades asociadas a la influenza.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba