Resumen para médicos sobre Vacunación contra la influenza

¿Quiénes deben vacunarse?

Todas las personas a partir de los 6 meses de vida en adelante deberían vacunarse contra la influenza cada temporada, con raras excepciones. El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) de los CDC ha hecho esta recomendación desde la temporada de influenza 2010-11.

Vacunarse contra la influenza es especialmente importante para las personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la enfermedad. Consulte Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza para ver una lista completa de los factores relacionados con la edad y la salud que aumentan el riesgo.

Más información disponible en Quiénes deben vacunarse contra la influenza.

¿Cuáles son las opciones de vacuna contra la influenza en esta temporada?

Sí. Hay diferentes fabricantes de la vacuna contra la influenza y son muchas las vacunas contra la influenza que han sido aprobadas y recomendadas para ser utilizadas en los Estados Unidos.

Los CDC recomiendan el uso de cualquier vacuna contra la influenza aprobada según la edad durante la temporada de influenza 2019-2020, incluidas las vacunas inactivadas contra la influenza [IIV], la vacuna recombinada contra la influenza [RIV] o la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV). No existe preferencia expresa de una vacuna contra la influenza por sobre la otra. Estarán disponibles las vacunas contra la influenza trivalente (de tres componentes) y tetravalente (de cuatro componentes).

Las vacunas contra la influenza trivalentes incluyen:

Las vacunas tetravalentes para la influenza incluyen lo siguiente:

  • Las vacunas inyectables contra la influenza tetravalentes de dosis estándar que se fabrican utilizando virus cultivados en huevos.  Incluidas las vacunas Afluria Quadrivalent, Fluarix Quadrivalent, FluLaval Quadrivalent y Fluzone Quadrivalent. Existen diferentes vacunas inyectables contra la influenza que están aprobadas para diferentes grupos etarios. Algunas vacunas están aprobadas para niños de tan solo 6 meses de edad. La mayoría de las vacunas inyectables contra la influenza se administran en el brazo (músculo) con una aguja. Una vacuna inyectable contra la influenza tetravalente (Afluria Quadrivalent) puede aplicarse con una aguja (para personas de 6 meses de edad en adelante) o con una inyección a presión (solo para personas de 18 a 64 años).
  • Una vacuna inyectable tetravalente contra la influenza a base de células (Flucelvax Quadrivalent) que contiene virus producido en cultivo celular y está aprobada para personas de 4 años de edad en adelante. Esta temporada, los cuatro virus utilizados en la vacuna Flucelvax han sido cultivados en células, convirtiéndola en una vacuna completamente sin huevos.
  • La vacuna inyectable tetravalente recombinante contra la influenza  (Flucelvax Quadrivalent), una vacuna que se produce sin huevos, está aprobada para personas de 18 años de edad en adelante.

Hay muchas opciones de vacunas entre las que elegir, pero lo más importante es que todas las personas a partir de los 6 meses de edad en adelante se vacunen contra la influenza todos los años. Si tiene preguntas sobre qué vacuna es mejor para usted, consulte con su médico u otro profesional de la salud. Hay más información disponible sobre las vacunas contra la influenza aprobadas para la temporada de influenza 2019-2020 y las indicaciones acorde a la edad para cada vacuna en la Tabla de los CDC: vacunas contra la influenza en EE. UU. para la temporada 2019-20.

¿Algunas de estas vacunas contra la influenza disponibles se recomiendan por sobre las otras?

No. Durante la temporada de influenza 2019-2020, los CDC y su Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) recomienda la vacunación anual contra la influenza a todas las personas de 6 meses de edad en adelante con cualquier vacuna contra la influenza aprobada según la edad, tales como la vacuna inactivada contra la influenza (IIV), la vacuna recombinante contra la influenza  (RIV4) o la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV4) sin preferencia expresa de una vacuna por sobre la otra.

¿Cuándo debo vacunarme?

Debería vacunarse contra la influenza antes de que los virus de la influenza comiencen a propagarse en su comunidad, ya que el organismo tarda unas dos semanas en generar anticuerpos desde la administración de la vacuna contra la influenza. Haga planes para vacunarse al comenzar el otoño, antes de que comience la temporada de influenza. Los CDC recomiendan que las personas se vacunen contra la influenza antes de finales de octubre. No obstante, vacunarse más tarde todavía puede resultar beneficioso y se debería seguir ofreciendo la vacunación durante toda la temporada de influenza, incluso en enero y posteriormente.

El hecho de vacunarse con antelación (por ejemplo, en julio o agosto) suele asociarse a una menor protección contra la infección por el virus de la influenza posteriormente durante la temporada de influenza, especialmente entre los adultos mayores.

Los niños que necesitan dos dosis de la vacuna para estar protegidos deberían comenzar el proceso de vacunación mucho antes porque las dos dosis deben ser administradas con un intervalo de al menos cuatro semanas.

Vacunación para los niños

 

Diferentes vacunas contra la influenza cuentan con la aprobación para ser usadas en diferentes grupos etarios. Además, algunas vacunas no están recomendadas para ciertos grupos de personas. Los factores que permiten determinar si una persona está en condiciones de vacunarse, o de recibir una vacuna en particular, incluyen la edad, el estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la influenza o sus componentes.

Vacunación para los adultos

Se recomienda que todas las personas de 6 meses en adelante se vacunen contra la influenza, incluidos los adultos más saludables. La vacunación es especialmente importante para las personas que corren mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves por la influenza o para las personas que cuidan de personas con mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves, o que viven con ellas.

Las personas que trabajan en ámbitos de cuidados de salud deben vacunarse contra la influenza una vez al año. La vacunación de profesionales de los cuidados de salud ha sido asociada con el reducido ausentismo laboral y con menos muertes entre los pacientes de asilos de ancianos.

Personas que no deberían vacunarse

Las personas que hayan tenido una reacción grave a una vacuna contra la influenza y los niños menores de 6 meses no deberían vacunarse.

Por lo general, las personas con una enfermedad moderada o grave con o sin fiebre deberían esperar hasta su recuperación para recibir la vacuna contra la influenza.

Es importante ser precavido con el uso de la vacuna contra la influenza si hay antecedentes de haber padecido el Síndrome de Guillain-Barré (SGB) durante las 6 semanas posteriores a la administración de la vacuna. Dichas personas tienen riesgo de SGB recurrente si se vuelven a vacunar y, si no corren alto riesgo de padecer las graves complicaciones de la influenza, por lo general no deben ser vacunadas. Sin embargo, si bien la información es limitada, los beneficios comprobados de la vacuna contra la influenza pueden ser mayores que los riesgos que corren muchas personas con antecedentes del Síndrome de Guillain-Barré y que también tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la influenza.

Ver Tabla 1: Vacunas contra la influenza, contraindicaciones y precauciones incluidas en las Recomendaciones del ACIP sobre la vacuna contra la influenza para la temporada 2016-2017 para obtener más información.

Hay diferentes vacunas contra la influenza que están aprobadas para ser usadas en diferentes grupos etarios. Además, algunas vacunas no están recomendadas para ciertos grupos de personas. Los factores que permiten determinar si una persona está en condiciones de vacunarse, o de recibir una vacuna en particular, incluyen la edad, el estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la influenza o sus componentes.

Vacunación de personas con antecedentes de alergia al huevo

La mayoría de las vacunas contra la influenza se fabrican a partir del cultivo en huevos de gallina embrionados, por ende, contienen trazas de proteína de huevo. Consulte Personas con antecedentes de alergia al huevo para obtener información completa y un algoritmo que ayudan en la toma de decisiones respecto a la vacunación de las personas con alergia al huevo.

Todas las vacunas se deben administrar en entornos que disponen de personal y equipos para el diagnóstico y tratamiento precoz de la anafilaxis.

Una reacción alérgica grave previa a la vacuna contra la influenza, independientemente del componente que se cree que desencadenó la reacción, es una contraindicación para la futura administración de la vacuna.

Consideración especial sobre la alergia a los huevos

Las personas alérgicas al huevo pueden recibir cualquier vacuna aprobada contra la influenza recomendada y acorde para su edad (IIV, RIV4 o LAIV4).  Personas con historial clínico de alergia grave al huevo (aquellas que han tenido otros síntomas además urticaria luego de estar expuestas a huevos) deberían recibir la vacuna contra la influenza en un entorno médico  y bajo la supervisión de un proveedor de atención médica que sea capaz de reconocer y manejar reacciones alérgicas graves.

Las vacunas contra la influenza y el uso de medicamentos antivirales contra la influenza
  • Se acepta la administración de la vacuna inactivada contra influenza en personas que reciben medicamentos antivirales contra la influenza para el tratamiento o quimioprofilaxis.
  • La vacuna viva atenuada en atomizador nasal no debe administrarse hasta 48 horas después de la finalización de la terapia antiviral contra la influenza.
  • Si los medicamentos antivirales contra la influenza son administrados dentro de las 2 semanas después de haber recibido la vacuna viva atenuada en atomizador nasal, la dosis de la vacuna debería repetirse dentro de las 48 horas o más después de la última dosis del medicamento antiviral.
Administración simultánea de la vacuna contra la influenza y otras vacunas
  • Las vacunas inactivas no interfieren con la respuesta inmunitaria a otras vacunas inactivas o vivas.
  • Las vacunas inactivas o vivas se pueden administrar en forma simultánea con la vacuna viva atenuada en atomizador nasal.
  • Sin embargo, después de la administración de una vacuna viva deberían pasar al menos 4 semanas antes de administrar otra vacuna viva.
Para sus pacientes

Las VIS son hojas de información creadas por los CDC en las que explican los beneficios y riesgos que una vacuna tiene en quienes la reciben.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.