Información sobre la toma de especímenes respiratorios para las pruebas del virus de la influenza

Información sobre la toma de especímenes respiratorios para las pruebas del virus de la influenza

Pacientes ambulatorios

La diseminación del virus de la influenza en las vías respiratorias superiores de la mayoría de los pacientes sin complicaciones se reduce considerablemente alrededor de los 3 a 4 días después de la aparición de la enfermedad. Para maximizar la detección de los virus de la influenza, se deberían tomar muestras de especímenes respiratorios lo más cerca del momento de la aparición de la enfermedad que sea posible (idealmente <3-4 días después de la aparición); aunque los ensayos moleculares pueden detectar los virus de influenza en especímenes de las vías resepiratorias por periodos más largos. Los bebés y las personas inmunosuprimidas de cualquier edad pueden tener replicación viral de la influenza por períodos más prolongados. Los especímenes nasofaríngeos tienen generalmente mayor rendimiento que los especímenes de hisopado nasal o de garganta. Los especímenes respiratorios preferidos para las pruebas del virus de la influenza incluyen el hisopado nasal o nasofaríngeo o un lavado nasal o aspirado. Los hisopados nasofaríngeos y de garganta combinados en el mismo espécimen permiten una mayor detección de virus de influenza que con un solo tipo de espécimen. Debido a que los especímenes de las vías respiratorias varían entre las pruebas de influenza aprobadas por la FDA, los médicos deberían consultar el prospecto para los especímenes respiratorios aprobados para la prueba de influenza específica. Los ensayos moleculares de detección rápida y las pruebas de diagnóstico rápido están disponibles para pacientes ambulatorios.

Pacientes hospitalizados

Los especímenes de las vías respiratorias superiores pueden ser tomados para las pruebas del virus de la influenza en pacientes hospitalizados; pero,  se recomiendan los ensayos moleculares para los pacientes hospitalizados con presunta influenza. En el caso de los pacientes hospitalizados con enfermedad grave en las vías respiratorias inferiores cuyas pruebas de los especímenes de las vías respiratorias superiores arrojaron resultados negativos,  deberían tomarse las muestras de los especímenes de las vías espiratorias inferiores y someterlas a prueba mediante ensayos moleculares debido a que la replicación viral de la influenza en las vías respiratorias inferiores puede detectarse por periodos más prolongados que en las vías respiratorias superiores. Los pacientes enfermos de gravedad con insuficiencia respiratoria, las personas inmunosuprimidas y los pacientes que reciben corticoesteroides sistémicos pueden tener diseminación del virus de la influenza prolongada en las vías respiratorias inferiores. Si el paciente se encuentra gravemente enfermo con asistencia respiratoria mecánica invasiva y las pruebas de especímenes de las vías respiratorias superiores arrojaron resultado negativo, deberían tomarse muestras de especímenes de las vías respiratorias inferiores (aspirado endotraqueal o líquido de lavaje bronquialveolar)  para realizar una prueba de influenza mediante RT-PCR u otros ensayos moleculares.

Medidas preventivas y de control de infecciones

Las directrices de control y prevención de infecciones para la temporada de influenza, incluida la realización de procedimientos que generen aerosol, están disponibles en: Estrategias para la prevención de la influenza estacional en entornos de cuidados de la salud.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.