Prueba de detección de los virus de la influenza en brotes en centros institucionales y otros entornos cerrados que se están investigando

Directrices sobre las prácticas clínicas para la influenza de la Infectious Diseases Society of America (IDSA)ícono de sitio externoFigura: Guía para usar las pruebas de diagnóstico del virus de la influenza para investigar brotes en entornos institucionales u otros entornos cerrados1

Figura: Guía para usar las pruebas de diagnóstico del virus de la influenza para investigar brotes en entornos institucionales u otros entornos cerrados
Enlace a la tabla de métodos de pruebas de detección del virus de la influenza Enlace a la tabla de métodos de pruebas de detección del virus de la influenza

1. Algunos ejemplos de entornos institucionales o cerrados incluyen centros de cuidados a largo plazo, hogares de ancianos, escuelas, centros correccionales, hospitales, residencias universitarias y cruceros.

2. En los entornos donde hay personas con riesgo alto de sufrir complicaciones por la influenza, un solo caso de influenza presunta es suficiente para indicar pruebas de detección de influenza y evaluar la pronta implementación de medidas preventivas y de control de infecciones, incluida la vigilancia activa de nuevos casos de influenza. Las Directrices sobre las prácticas clínicas para la influenza de la Infectious Diseases Society of America (IDSA) recomiendan la implementación de medidas de control de brotes en un centro de cuidado a largo plazo cuando se identifiquen 2 casos de influenza confirmados por laboratorios asociados a los servicios de salud dentro de un lapso de 72 horas en residentes o pacientes de la misma sala o unidad. Las Directrices provisionales sobre el control de brotes de influenza en centros de cuidado a largo plazo y de cuidado posagudo están disponibles en: https://www.cdc.gov/flu/professionals/infectioncontrol/ltc-facility-guidance.htm

3. Los signos y síntomas de la influenza pueden variar según la edad, el estado del sistema inmunitario y la presencia de afecciones subyacentes. Un cuadro de influenza sin complicaciones puede incluir un cuadro parecido al de la influenza (fiebre con tos o dolor de garganta), fiebre con otros síntomas respiratorios, aunque la fiebre no siempre es uno de los síntomas. Otros síntomas asociados a la influenza incluyen mialgias, dolor de cabeza y fatiga. Tenga en cuenta que algunas personas pueden presentar síntomas atípicos (por ej. ancianos, niños muy pequeños, personas inmunosuprimidas y pacientes con ciertas enfermedades crónicas). Las complicaciones incluyen la exacerbación de una enfermedad crónica subyacente (como insuficiencia cardiaca congestiva, asma), neumonía, infección bacteriana concomitante, bronquiolitis, crup, encefalopatía, encefalitis, convulsiones, miocarditis, miositis y otras.

4. Por ejemplo, ¿los resultados de las pruebas de detección de influenza influirán en la decisión de usar antivirales para casos confirmados de influenza únicamente o para el tratamiento empírico de todas las personas enfermas, o como quimioprofilaxis para la influenza, cambios en la prevención de la infección y prácticas de control (aislamiento de las personas enfermas, en cuarentena o expuestas, cambios en las políticas de admisión de personal o cambios en las recomendaciones de distancia física, etc.?  Ver Resumen para médicos sobre medicamentos antivirales contra la influenza y Control de infecciones en las instalaciones de cuidados de salud para obtener más información.

5. Las personas que tienen ≥ 65 años o < 2 años; las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades pulmonares crónicas (incluido el asma), enfermedades cardiacas, renales, metabólicas, hematológicas y neurológicas, las personas inmunosuprimidas y con obesidad mórbida. Consulte Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza para obtener más información.

6. Durante un brote se prefieren las pruebas RT-PCR y otros ensayos moleculares. Debido a la sensibilidad baja a moderada de los ensayos de detección de antígenos como las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza (RIDT) o los ensayos de inmunofluorescencia, es posible que se obtengan resultados falsos negativos y se recomienda analizar especímenes de más de una persona enferma porque el uso de RIDT o ensayos de inmunofluorescencia pueden no permitir detectar un brote de influenza. La presencia de cualquier positivo de influenza entre personas con enfermedades clínicamente compatibles respalda la influenza como causa probable del brote. Los resultados negativos de una RIDT no descartan la infección por el virus de la influenza, ya que tienen baja sensibilidad para detectar los virus de la influenza. Se indica confirmar los resultados de la RIDT a través de pruebas más específicas de detección de la influenza (RT-PCR y cultivo viral). Ver Tabla 1: resumen de los métodos de pruebas de detección de la influenza para más información.

7. Es importante interpretar correctamente los resultados de las pruebas de detección de la influenza. Ver Figura: algoritmo de pruebas de detección de influenza para ayudar a interpretar los resultados cuando los virus de la influenza ESTÁN circulando en la comunidad y Figura: algoritmo de pruebas de detección de influenza para ayudar a interpretar los resultados cuando los virus de la influenza NO están circulando en la comunidad para obtener más información.  Las Directrices sobre las prácticas clínicas para la influenza de la Infectious Diseases Society of America (IDSA) ícono de sitio externo brindan información sobre la interpretación de los resultados de las pruebas.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.