Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Guía para considerar la prueba para diagnosticar la influenza cuando los virus están circulando en la comunidad

Figura: Guía para considerar pruebas de detección de la influenza cuando los virus están circulando en la comunidad (más allá de la historia de vacunación contra la influenza)1

Figura: Guía para considerar pruebas de detección de la influenza cuando los virus de la influenza están circulando en la comunidad (más allá de la historia de vacunación contra la influenza)

1. La confirmación de infección por el virus de la influenza mediante pruebas de diagnóstico no es obligatoria para tomar la decisión de prescribir medicamentos antivirales. La toma de decisiones se debe basar en los signos y síntomas que concuerden con un cuadro de influenza y en los factores epidemiológicos. No se debe demorar el inicio de un tratamiento antiviral empírico mientras se esperan los resultados de las pruebas. El tratamiento antiviral es más beneficioso clínicamente cuando se inicia lo más cerca posible de la aparición del cuadro. La efectividad de la vacuna contra la influenza es moderada, así que un historial de vacunación contra la influenza estacional actual no descarta un diagnóstico de influenza.

2. Los signos y síntomas de una influenza sin complicaciones varían según la edad, las enfermedades subyacentes y la respuesta inmunitaria del organismo. Los signos y síntomas comunes incluyen fiebre y tos no productiva u otros síntomas respiratorios, por lo general acompañados de mialgias y dolor de cabeza. No siempre hay fiebre, ni siquiere en bebés prematuros o pequeños, personas con compromiso del sistema inmunitario o inmunosuprimidas, y especialmente en personas mayores. Es importante destacar que algunas personas pueden tener presentaciones atípicas, especialmente los bebés (p. ej.: síndrome parecido al de una sepsis) y las personas mayores (p. ej.: confusión).

3. Las complicaciones asociadas a la influenza varían según la edad, el estado del sistema inmunitario y las afecciones subyacentes. Algunos ejemplos incluyen el agravamiento de afecciones crónicas subyacentes (p. ej.: el agravamiento de una insuficiencia cardiaca congestiva, exacerbación de un cuadro de asma o de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica), enfermedades de las vías respiratorias inferiores (neumonía, bronquiolitis, crup, insuficiencia respiratoria), infección bacteriana concomitante invasiva, complicaciones cardiacas (p. ej.: miocarditis), musculoesqueléticas (como miositis o rabdomieliosis), neurológicas (encefalopatías, encefalitis), falla multiorgánica (choque séptico, falla renal, falla respiratoria).

4. Se puede recurrir a las pruebas de detección de la influenza para tomar decisiones informadas acerca del uso de un tratamiento antiviral, antibiótico, la necesidad de más pruebas de diagnóstico, analizar la posibilidad de atención a domicilio o recomendaciones para personas enfermas que viven con otras personas y corren riesgo alto de presentar complicaciones por la influenza. Una interpretación adecuada de los resultados de las pruebas de la influenza debe tener en cuenta una serie de factores, incluidos: los valores predictivos de la prueba, la sensibilidad y la especificidad de la prueba en relación con una prueba "estándar de oro", la prevalencia de influenza en la población de pacientes, el momento de la aparición del cuadro y el tiempo transcurrido hasta la toma del espécimen y si es posible que la persona todavía tenga una carga viral de influenza detectable, además de la fuente del espécimen respiratorio (vías respiratorias superiores o inferiores). Para maximizar la detección de los virus de la influenza, se deberían recolectar especímenes respiratorios lo más cerca del momento de la aparición del cuadro que sea posible (idealmente <3-4 días después; las pruebas moleculares pueden detectar ARN viral de la influenza en especímenes de las vías respiratorias por periodos más largos después de la aparición de la enfermedad que las pruebas de detección de antígenos). Vea este algoritmo para obtener más información. La Infectious Diseases Society of America (IDSA) recomienda el uso de ensayos moleculares de diagnóstico rápido de la influenza en vez de las pruebas de diagnóstico rápido de la influenza (RIDT, por sus siglas en inglés) para la detección de virus de influenza en especímenes respiratorios de pacientes ambulatorios. Consulte las IDSA Influenza Clinical Practice Guidelines para conocer las recomendaciones sobre las pruebas de la influenza y la interpretación de los resultados de las pruebas. Consultar las directrices sobre el uso de antibióticos de IDSA, ATS y la AAP. Se recomienda el tratamiento antiviral tan pronto como sea posible en pacientes hospitalizados con presunta influenza sin la necesidad de esperar los resultados de las pruebas de detección de la influenza en ensayos moleculares. Directrices sobre el tratamiento antiviral de la influenza .

5. Se debe analizar a todos los pacientes hospitalizados con influenza presunta mediante una prueba molecular de sensibilidad y especificidad altas como la RT-PCR, ya que la detección de la infección por el virus de la influenza y el inicio inmediato de terapia antiviral es lo más beneficioso clínicamente. Además, implementar de inmediato medidas de prevención y control de infecciones es esencial para la prevención de brotes de influenza intrahospitalarios. La Infectious Diseases Society of America (IDSA) recomienda el uso de RT-PCR u otros ensayos moleculares para la detección de los virus de la influenza en especímenes respiratorios de pacientes hospitalizados. Consulte las IDSA Influenza Clinical Practice Guidelines para conocer las recomendaciones sobre las pruebas de la influenza y la interpretación de los resultados de las pruebas. Los ensayos moleculares permiten detectar los ácidos nucleicos virales de la influenza en especímenes respiratorios por periodos más largos y con mayor precisión que los ensayos de detección de antígenos. Para los pacientes hospitalizados con enfermedad en las vías respiratorias inferiores y presunta influenza, se deben recolectar especímenes de las vías respiratorias inferiores y se deben analizar para detectar los virus de la influenza mediante RT-PCR, porque la carga viral de influenza en las vías respiratorias bajas puede ser detectable por periodos más largos que en las vías respiratorias superiores en el caso de que los especímenes de las vías respiratorias superiores tengan resultados negativos. Si el paciente tiene un cuadro grave con asistencia respiratoria mecánica invasiva y el resultado en la prueba de detección de la influenza en su espécimen de las vías respiratorias superiores es negativo, aun con una prueba molecular, se debe tomar un espécimen de las vías respiratorias inferiores (aspiración endotraqueal o líquido de lavaje bronquialveolar) para hacer pruebas de detección de influenza mediante RT-PCR u otras pruebas moleculares. Ver Estrategias para la prevención de la influenza estacional en los cuidados de la salud para obtener más información.

6. Las pruebas de detección de la influenza permiten tomar decisiones informadas sobre medidas deprevención y control de infecciones. Ver Estrategias para la prevención de la influenza estacional en los cuidados de la salud para obtener más información.

7. Las personas con riesgo más alto de presentar complicaciones por la influenza incluye a aquellas de ≥ de65 años o < de 2 años; mujeres embarazadas, personas con enfermedad pulmonar crónica (incluido asma), enfermedad cardiaca, renal, metabólica, hematológica y neurológica; inmunosupresión y obesidad mórbida; los indígenas estadounidenses o nativos de Alaska y los residentes de centros de atención para pacientes crónicos.

8. Se recomienda iniciar el tratamiento antiviral lo antes posible en pacientes ambulatorios con influenza presunta o confirmada que corran riesgo alto de presentar complicaciones a causa de la influenza, o en personas en las que el cuadro progresa pero no requieren admisión en el hospital. Los pacientes ambulatorios que no corren un riesgo más alto de presentar complicaciones por la influenza pueden medicarse según el criterio clínico si consultan dentro de los 2 días de la aparición del cuadro. Directrices sobre el tratamiento antiviral de la influenza .

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA