Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Propagación de la influenza

De persona a persona

Las personas con influenza pueden contagiarla a otros hasta unos 6 pies de distancia aproximadamente. La mayoría de los expertos creen que los virus de la influenza se diseminan principalmente a través de las gotitas que se producen al toser, estornudar o hablar. Estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente inhalarlas y llegar a los pulmones. Siendo algo poco frecuente, una persona también puede llegar a contraer la influenza si toca una superficie o un objeto contaminado con el virus de la influenza y se toca luego la boca o la nariz.

Para evitar esto, es necesario permanecer alejados de las personas enfermas y quedarnos en casa si nos enfermamos. Además, es importante lavarse las manos a menudo con agua y jabón. Si no se dispone de agua y jabón, utilice un desinfectante para manos a base de alcohol. La ropa blanca, los utensilios de cocina y los platos que pertenecen a quienes están enfermos no deben compartirse si no se lavan correctamente. Los utensilios de cocina se pueden lavar en un lavavajillas o a mano con agua y jabón y no es necesario lavarlos por separado. Además, se deben limpiar y desinfectar las superficies de contacto más comunes en el hogar, el trabajo y la escuela, especialmente cuando alguien está enfermo.

La influenza es contagiosa

La mayoría de los adultos pueden contagiar a los demás a partir de 1 día antes de que los síntomas se desarrollen, y hasta 5 a 7 días después del inicio de la enfermedad. Los niños pueden contagiar el virus incluso durante más de 7 días. Los síntomas comienzan de 1 a 4 días después de que el virus entre en el cuerpo. Esto quiere decir que se puede contagiar la influenza a otra persona antes de saber que se está enfermo, y también mientras lo esté. Algunas personas pueden infectarse con el virus de la influenza pero pueden no tener síntomas. Durante este tiempo, esas personas pueden contagiar el virus a otras.

Arriba