Variantes del virus

Variantes del virus
Actualizado el 6 de feb. del 2023
Lo que necesita saber
  • Se espera que sigan apareciendo nuevas variantes del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.
  • Los CDC coordinan un trabajo conjunto que sigue impulsando el mayor esfuerzo de secuenciación genómica viral hasta la fecha.
  • La variante ómicron, que surgió en noviembre del 2021, tiene varios linajes. Seguen apareciendo y propagándose nuevos linajes en los Estados Unidos y a nivel mundial.
  • Contamos con las herramientas para combatir las variantes. Tome medidas para protegerse y proteger a los demás.
  • Para obtener información actualizada sobre las variantes actuales, visite el Rastreador de datos del COVID de los CDC.

Se espera que surjan variantes

Los virus cambian constantemente a través de mutaciones y estas mutaciones suelen dar lugar a una nueva variante del virus. Algunas modificaciones y mutaciones permiten que el virus se propague con mayor facilidad o se vuelva resistente a los tratamientos o vacunas. A medida que el virus se propaga, puede cambiar y podría ser más difícil detenerlo.

Información para entender qué son las variantes

Cómo actúan las variantes

árbol

Si pensamos en el virus como un árbol que crece y se ramifica, cada rama del árbol es levemente distinta de las demás. Al comparar las ramas, los científicos pueden etiquetarlas en función de las diferencias. Estas pequeñas diferencias, o variantes, se han estudiado e identificado desde el comienzo de la pandemia. Algunas variaciones permiten que el virus se propague con mayor facilidad o se vuelva resistente a los tratamientos o vacunas. Esas variantes deben monitorearse con mayor detenimiento.

Información importante acerca de las variantes | Ver transcripción [138 KB, 1 página]


Cómo cambia el virus

El virus puede cambiar a medida que se propaga. Mientras se producen cambios genéticos con el paso del tiempo, el virus que causa el COVID-19 comienza a formar linajes genéticos. El virus SARS-CoV-2 puede trazarse como un árbol genealógico. Todos los linajes tienen nombres para que los científicos puedan referirse a ellos.

Los linajes del SARS-CoV-2 con características similares pueden incidir con qué rapidez se propaga el virus, la gravedad de la enfermedad o la eficacia real de los tratamientos para combatir esta enfermedad; algunos de ellos pueden ser clasificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Grupo de Interagencias (GIE) del SARS-CoV-2 de los EE. UU. Todos los linajes que circulan actualmente se clasifican como parte de la variante ómicron.

Más allá de la variante, un aumento de casos puede impactar en los recursos de los servicios de salud.
Incluso si una infección causada por una variante en particular tiene menos probabilidades de provocar una enfermedad grave en comparación con otras variantes, un aumento en la cantidad total de casos podría provocar un incremento de las hospitalizaciones, provocar una mayor demanda de recursos de salud y, potencialmente, causar más muertes.

Variantes en los Estados Unidos

Los CDC están trabajando con funcionarios y socios de la salud pública para monitorear todas las variantes. Los CDC y su Rastreador de datos del COVID de los CDC publican las estimaciones de las variantes a nivel nacional y regional. Estos datos pueden cambiar con el paso del tiempo a medida que haya más información disponible.

Monitoreo de variantes

Los CDC utilizan la vigilancia genómica viral para hacer un seguimiento de las variantes del COVID-19, a fin de identificar con mayor rapidez estos resultados y actuar en consecuencia para proteger la salud pública. Algunas variantes parecen propagarse con mayor facilidad y rapidez que otras, lo que podría generar más casos de COVID-19. Para obtener información actualizada sobre las variantes actuales, visite el Rastreador de datos del COVID de los CDC.

Durante el curso de la pandemia, los CDC han establecido varias maneras de generar y compartir los datos de las secuencias genómicas virales mediante el uso de bases de datos de acceso público. Estas colaboraciones han sido fundamentales para impulsar la mayor iniciativa de secuencias genómicas virales hasta la fecha.