Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Casos de miocarditis y pericarditis posteriores a la administración de una vacuna de ARNm contra el COVID-19

Casos de miocarditis y pericarditis posteriores a la administración de una vacuna de ARNm contra el COVID-19
Actualizado el 8 de sep. del 2021

Los CDC y sus socios están monitoreando activamente los informes de casos de miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra el COVID-19. El monitoreo activo incluye la revisión de datos y registros médicos y la evaluación de la relación con la vacunación contra el COVID-19.

La miocarditis es una inflamación del músculo cardiaco y la pericarditis es una inflamación de la capa exterior que recubre el corazón. En ambos casos, el sistema inmunitario del organismo causa la inflamación en respuesta a una infección o algún otro desencadenante. Aprenda más sobre miocarditis y pericarditis.ícono de sitio externo Busque atención médica si usted y su hijo tienen los síntomas de estas afecciones en el lapso de una semana posterior a la vacunación contra el COVID-19.

Lo que necesita saber

  • Casos de miocarditis notificados al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS)ícono de sitio externo que ocurrieron:
    • Después de la administración de vacunas de ARNm contra el COVID-19 (Pfizer-BioNTech o Moderna), especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes de sexo masculino.
    • Con mayor frecuencia luego de la segunda dosis
    • Generalmente en los días posteriores a la vacunación
  • La mayoría de los pacientes con miocarditis o pericarditis que recibieron atención respondieron bien al tratamiento con medicamentos y al reposo y mejoraron rápidamente.
  • Por lo general, los pacientes pueden reanudar sus actividades habituales de la vida diaria una vez que mejoran sus síntomas. Las personas que han sido diagnosticadas con miocarditis deberían consultar con su cardiólogo (médico especialista del corazón) antes de retomar las actividades deportivas y el ejercicio físico. Se difundirá más información en la medida que esté disponible.

Tanto la miocarditis como la pericarditis tienen los siguientes síntomas:

  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de que se le acelera el corazón, o le late con más fuerza

Busque atención médica si usted o su hijo tienen algunos de estos síntomas, especialmente si se presentan en el lapso de la semana que se vacunaron contra el COVID-19.

Si tiene algún problema de salud después de vacunarse, notifíquelo en el VAERSícono de sitio externo.

Proveedores de atención médica: para obtener más recomendaciones y una guía clínica, visite Consideraciones clínicas: casos de miocarditis después de recibir una vacuna de ARNm contra el COVID-19 | CDC

¿Igual debo vacunarme o vacunar a mi hijo?

Sí. Los CDC siguen recomendando que todas las personas de 12 años de edad o más se vacunen contra el COVID-19. Los riesgos conocidos del COVID-19 y las posibles complicaciones graves relacionadas con la enfermedad, como problemas de salud a largo plazo, hospitalizaciones e incluso la muerte, superan los riesgos potenciales de tener alguna reacción adversa poco común posterior a la vacunación, como el posible riesgo de tener miocarditis o pericarditis.

Si usted o su hijo ya recibieron la primera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech o de Moderna, es importante que reciban la segunda dosis excepto que un proveedor de vacunación o su médico le indiquen que no se la aplique.

Si tiene dudas acerca de la vacunación contra el COVID-19, hable con su médico o el médico de su hijo, o con el personal de enfermería o clínica donde reciben atención.