Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre COVID-19 que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Animales y COVID-19

Animales y COVID-19
Actualizado el 5 de julio del 2022

Los CDC están revisando esta página para modificarla en función de las guías actualizadas.

Lo que necesita saber
  • El riesgo de que los animales propaguen el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, a las personas se considera bajo.
  • El virus puede propagarse de las personas a los animales durante el contacto cercano.
  • Es necesario realizar más estudios y vigilancia para entender cómo el SARS-CoV-2 se propaga entre las personas y los animales.
  • Las personas con COVID-19 confirmado o presunto deberían evitar tener contacto con animales, incluidas las mascotas, el ganado y la vida silvestre.

Los coronavirus son una familia grande de virus. Algunos coronavirus causan enfermedades similares al resfriado en las personas, mientras que otros provocan enfermedades en ciertos tipos de animales, como el ganado vacuno, los camellos y los murciélagos. Algunos coronavirus, como los coronavirus canino y felino, infectan solo a los animales y no infectan a las personas. Algunos coronavirus que infectan a los animales se pueden transmitir a las personas y luego entre las personas, pero esto es poco frecuente. Esto es lo que sucedió con el SARS-CoV-2, que probablemente se haya originado en murciélagos.

Riesgo de propagación del SARS-CoV-2 de personas a animales

Las personas pueden transmitirles el SARS-CoV-2 a los animales, especialmente si tienen contacto cercano.

Se han documentado casos de animales infectados por SARS-CoV-2 en todo el mundo. Muchos de estos animales se infectaron después de entrar en contacto con personas con COVID-19, como sus dueños, cuidadores u otras personas con las que tuvieron contacto cercano. Todavía no sabemos si todos los animales se pueden infectar. Entre los animales con infección notificada en el mundo se incluyen los siguientes:

  • Animales de compañía, incluidos gatos y perros domésticos, hámsteres y hurones.
  • Animales en zoológicos y reservas, incluidos varios tipos de felinos grandes (p. ej., leones, tigres, leopardos de las nieves), nutrias y primates no humanos, un binturong, un coatimundis, un gato pescador, hienas, hipopótamos y manatíes.
  • Visones de criadero.
  • Vida silvestre, incluidos venados de cola blanca, ciervo mulo, tití de cola negra, oso hormiguero gigante y visón silvestre cerca de criaderos de visones.

Si desea obtener más información sobre cómo proteger a sus mascotas y animales, vea:

Riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 de animales a personas

El riesgo de que los animales transmitan el COVID-19 a las personas se considera bajo.

No hay evidencia de que los animales tengan un rol importante en la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, a las personas. Se han notificado algunos casos de mamíferos infectados que transmitieron el virus a personas durante un contacto cercano, pero esto no es frecuente. Estos casos incluyen visones de criadero en Europa y los Estados Unidos, venados de cola blanca en Canadá, hámsteres domésticos en Hong Kong y un gato en Tailandia. En la mayoría de estos casos, se sabe que los animales se contagiaron primero de una persona con COVID-19.

Es importante recordar que las personas tienen un riesgo mucho más alto de contagiarse el COVID-19 de otras personas que de los animales. No es necesario sacrificar ni dañar de ninguna forma a los animales infectados por SARS-CoV-2.

Existe una posibilidad de que el virus infecte a los animales, mute y surja una nueva cepa que se transmita a las personas y de ahí se propague entre las personas (este fenómeno se conoce como "efecto spillback"). Es necesario seguir investigando y continuar con la vigilancia para hacer un seguimiento de las variantes y mutaciones, y así entender cómo se propaga el SARS-CoV-2 entre personas y animales.

Los visones y el SARS-CoV-2

Se han notificado infecciones por SARS-CoV-2 en visones de criadero en varios países. En la actualidad no existe evidencia de que los visones tengan un papel importante en la transmisión del COVID-19 a las personas.

En los Estados Unidos, se han observado enfermedades respiratorios y aumentos de muertes de visones en los criaderos de visones más afectados. Sin embargo, algunos visones infectados también pueden parecer sanos. Es probable que trabajadores infectados hayan transmitido el SARS-CoV-2 a los visones en los criaderos, y luego el virus comenzó a propagarse entre los visones. Una vez que el virus se introduce en un criadero, la propagación puede darse entre visones, así como de visones a otros animales del criadero, como perros o gatos. Se pudo comprobar que un visón silvestre y una pequeña cantidad de visones de criadero que escaparon y fueron atrapados cerca de granjas afectadas en Utah y Oregón estaban infectados por SARS-CoV-2.

Si bien no hay evidencia de que los visones tengan un papel significativo en la transmisión del SARS-CoV-2 a las personas, existe la posibilidad de que los visones transmitan el SARS-CoV-2 a las personas y a otros animales en los criaderos de visones. Se han notificado casos de transmisión del SARS-CoV-2 de visones a seres humanos en los Países Bajos, Dinamarca y Polonia, y los datos sugieren que también podría haber ocurrido en los Estados Unidos.

  • Según las investigaciones, se produjeron infecciones entre los visones de un criadero de Michigan y una pequeña cantidad de personas se infectaron por SARS-CoV-2 que contenía mutaciones (cambios en el material genético del virus) específicas del virus en visones. Esto sugiere que podría haber existido transmisión de visones a seres humanos.
  • Haber encontrado estas mutaciones en visones en el criadero de Michigan no es inesperado, porque se han observado antes en visones de criaderos en los Países Bajos y Dinamarca, y también en personas vinculadas a criaderos de todo el mundo.
  • Para confirmar la transmisión del SARS-CoV-2 de visones a personas, los funcionarios de salud pública necesitarían más información epidemiológica y genética acerca del virus en los visones, los trabajadores de los criaderos de visones y las comunidades circundantes.
  • Estos resultados resaltan la importancia de estudiar de manera rutinaria el material genético del SARS-CoV-2 en poblaciones animales susceptibles, como los visones, así como en las personas.

Hay guías disponibles para proteger la salud de los trabajadores y los animales, elaboradas en forma colaborativa por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), los CDC y los socios de salud pública y animal estatales, a través del enfoque One Health:

Prevención de la introducción del SARS-CoV-2 en criaderos de visonesGuía y recomendaciones interinas acerca del SARS-CoV-2 para visones y otros mustélidos de granja

Guías de respuesta y contenciónGuía interina para funcionarios de salud animal y de salud pública a cargo de visones de criadero y otros mustélidos de criadero con SARS-CoV-2

El USDA tiene un listadoícono de sitio externo de todos los animales y criaderos de visones en los Estados Unidos con infecciones por SARS-CoV-2 confirmadas por sus Laboratorios Nacionales de Servicios Veterinarios.

COVID-19 e investigación en animales

Es necesario seguir investigando y vigilando para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el COVID-19 y de qué manera.

Hay varios estudios que han analizado cómo puede afectar este virus a los diferentes animales, incluido si son susceptibles a la infección y si pueden transmitir la infección a otros animales. Los estudios en animales no indican si pueden transmitir la infección a las personas.

Con base en estos estudios, sabemos que los invertebrados, aves, reptiles y anfibios no son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2.

Qué están haciendo los CDC

Desde el comienzo de la pandemia, los CDC han encabezado iniciativas para mejorar nuestra comprensión de la forma en que el SARS-CoV-2 afecta a los animales y cómo podría propagarse el virus entre las personas y los animales. Los CDC también han trabajado para mejorar la coordinación entre los socios estatales, federales y otros socios de One Health.

  • Los CDC encabezan la coordinación de la iniciativa federal interagencias One Health en el marco del COVID-19 (OH-FICC, por sus siglas en inglés), que reúne a representantes de salud pública, salud animal y salud ambiental de más de 20 agencias federales para trabajar en forma conjunta e intercambiar información en relación con los aspectos One Health del COVID-19. Por ejemplo, el grupo investiga y crea guías acerca de la relación entre personas y mascotas, vida silvestre, animales de zoológico y ganado vacuno; diagnóstico y pruebas de detección en animales y cuestiones de salud ambiental relevantes en relación con el COVID-19.
  • Los CDC organizan una llamada de actualización estatal-federal de One Health regular con la participación de los socios locales, estatales, tribales y territoriales, además de miembros de la OH-FICC.
  • Los CDC, el USDA y los funcionarios de salud pública y salud animal estatales están coordinando junto a socios académicos en algunos estados para implementar la vigilancia activa (pruebas de detección proactivas) del SARS-CoV-2 en mascotas, incluidos gatos, perros y otros mamíferos pequeños, que tuvieron contacto con una persona con COVID-19.
  • Los CDC enviaron equipos de One Health a diferentes estados en apoyo de los departamentos de salud y agricultura estatales y locales, los socios federales y otras partes interesadas que realizan investigaciones en criaderos para detectar el SARS-CoV-2 en personas, visones y otros animales (domésticos y silvestres). Los equipos obtuvieron muestras de animales de criadero y de personas que trabajan en los criaderos y en las comunidades vecinas.