Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19
Actualizado el 25 de feb. del 2021

A continuación encontrará las respuestas a las preguntas más frecuentes acerca de la vacunación contra el COVID-19. Los CDC además tienen información disponible para derribar los mitos más frecuentes acerca de la vacuna en datos acerca de las vacunas contra el COVID-19.

Vea respuestas a otras preguntas frecuentes acerca de:

Como el suministro de vacunas contra el COVID-19 en los Estados Unidos todavía es limitado, los CDC ofrecen recomendaciones a los gobiernos federal, estatales y locales sobre quiénes deberían vacunarse primero. Las recomendaciones de los CDC se basan en las del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP), un cuerpo independiente de expertos en medicina y salud pública.

Cada estado tiene su propio plan para decidir a qué grupos de personas vacunará antes. Puede contactar a su departamento de salud estatal para solicitar más información sobre su plan de vacunación contra el COVID-19.

El objetivo es que todos puedan vacunarse fácilmente contra el COVID-19 tan pronto como haya grandes cantidades de vacunas disponibles. A medida que aumenten los suministros de vacunas, se incorporarán más grupos para recibirlas. Aprenda más sobre las recomendaciones de los CDC sobre quiénes deben vacunarse primero.

Después de vacunarse puede tener algunos efectos secundarios, que son signos normales de que su organismo está generando protección. Los efectos secundarios más comunes son dolor e inflamación en la zona de la inyección. Además, puede tener fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza. Estos efectos secundarios pueden afectar su capacidad de realizar sus actividades diarias, pero deberían desaparecer al cabo de pocos días. Obtenga más información sobre qué esperar después de vacunarse contra el COVID-19.

Sí. Si está embarazada puede optar por vacunarse cuando llegue su turno. En la actualidad no hay evidencia de que los anticuerpos generados después de vacunarse contra el COVID-19 causen algún problema en el embarazo, incluido el desarrollo de la placenta.

Las personas que están tratando de quedar embarazadas actualmente o planean hacerlo próximamente pueden vacunarse contra el COVID-19 cuando haya vacunas disponibles para ellas. No existe evidencia de que las vacunas provoquen problemas de fertilidad como efecto secundario, y esto incluye a las vacunas contra el COVID-19. No existe una recomendación de rutina de hacerse una prueba de embarazo antes de vacunarse contra el COVID-19.

Si duda de vacunarse, hablar con un proveedor de atención médica podría ayudarle a tener más información en la cual basar su decisión. Puede obtener más información en consideraciones sobre la vacunación en personas embarazadas o en período de lactancia.

No sabemos cuánto dura la protección en las personas que se vacunan. Lo que sí sabemos es que hay casos muy graves y muertes por COVID-19 en muchas personas. Si contrae el COVID-19, también corre el riesgo de contagiar a sus seres queridos, que podrían enfermarse gravemente. La opción más segura es vacunarse contra el COVID-19.

Los expertos están trabajando para averiguar más acerca tanto de la inmunidad natural como de la inmunidad inducida por las vacunas. Los CDC mantendrán al público informado a medida que haya nueva evidencia disponible.

Sí. Para protegerse y proteger a otras personas, siga estas recomendaciones.

  • Use una mascarilla que le cubra la nariz y la boca
  • Manténgase al menos a 6 pies de distancia de las demás personas
  • Evite las multitudes
  • Evite los espacios con poca ventilación
  • Lávese las manos frecuentemente

Es importante que todos sigamos usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener esta pandemia mientras aprendemos más acerca de cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19 en condiciones reales. Los expertos también están analizando cuántas personas se vacunaron y la forma en que el virus se propaga en las comunidades. Además, todavía no sabemos si vacunarse contra el COVID-19 evitará que transmita el virus que causa el COVID-19 a otras personas, incluso si usted no se enferma. Los CDC seguirán actualizando esta página en la medida que tengamos más información.

En conjunto, la vacuna contra el COVID-19 y las recomendaciones de los CDC sobre cómo protegerse y proteger a los demás ofrecerán la mejor protección contra el COVID-19 para evitar infectarse y propagarlo. Puede encontrar más información en "Lo que debe saber acerca de las vacunas contra el COVID-19". https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/keythingstoknow.html.

Sí, debería vacunarse más allá de que haya tenido COVID-19 o no. Esto se debe a que los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse del COVID-19. Incluso si se recuperó del COVID-19 es posible, aunque poco frecuente, que pueda volver a infectarse por el virus que causa el COVID-19. Aprenda más sobre por qué vacunarse es una forma más segura de generar protección que infectarse.

Si recibió un tratamiento para el COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente, debe esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19. Hable con su médico si no sabe con certeza qué tratamientos recibió, o si tiene más preguntas acerca de vacunarse contra el COVID-19.

Los expertos siguen estudiando para determinar durante cuánto tiempo brindan protección las vacunas contra el COVID-19 en condiciones reales. Los CDC mantendrán al público informado a medida que haya nueva evidencia disponible.

Los ingredientes de las vacunas contra el COVID-19 disponibles en la actualidad incluyen ARNm, lípidos, sales, azúcares y soluciones amortiguadoras. Las soluciones amortiguadoras ayudan a mantener la estabilidad del pH. Los ingredientes de la vacuna pueden variar según el fabricante. Si desea obtener más información acerca de los ingredientes de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas, vea:

El gobierno federal ofrece la vacuna sin cargo a todas las personas que viven en los Estados Unidos. La compañía de seguros pública o privada del paciente puede reembolsar los cargos por administración a los proveedores de servicios de vacunación o, en el caso de pacientes sin cobertura de seguro, los costos se cubren a través del Fondo de cobertura para proveedores de la Administración de Recursos y Servicios de Salud. No se le puede negar la vacuna a nadie por no poder pagar el cargo por su administración.​

Con ambas vacunas ARNm contra el COVID-19 necesitará 2 dosis para tener mayor protección. El período entre la primera y la segunda dosis depende de la vacuna que recibió.

  • Pfizer-BioNTech: las dosis se deben aplicar con un intervalo de 3 semanas (21 días)
  • Moderna:  las dosis se deben aplicar con un intervalo de 1 mes (28 días)

Debe darse la segunda dosis lo más cerca posible del intervalo recomendado de 3 semanas o 1 mes.No obstante, puede aplicarse la segunda dosis hasta 6 semanas (42 días) después de haber recibido la primera dosis, si es necesario. No debe darse la segunda dosis antes del intervalo recomendado.

Las personas con afecciones subyacentes pueden recibir las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la FDA, siempre y cuando no hayan tenido una reacción alérgica inmediata o grave a alguna vacuna contra el COVID-19 o a alguno de los ingredientes de la vacuna. Obtenga más información sobre las consideraciones para la vacunación de personas con afecciones subyacentes. La vacunación es una consideración importante para adultos de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes, porque corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

No. Las personas con COVID-19 que tienen síntomas deben esperar para vacunarse hasta haberse recuperado de la enfermedad y hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento; las personas sin síntomas también deben esperar hasta que reúnan los criterios para vacunarse. Esta pauta alcanza también a las personas que se enferman de COVID-19 antes de su segunda dosis de la vacuna.