Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19

Por el momento no hay una vacuna autorizada ni aprobada para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) en los Estados Unidos. Operation Warp Speedícono de sitio externo está trabajando desde el inicio de la pandemia para poner a disposición una o varias vacunas contra el COVID-19 lo antes posible. El trabajo de los CDC se centra en la planificación de la vacunación, y trabajan estrechamente con los departamentos de salud y socios para estar preparados cuando la vacuna esté disponible. Los CDC no participan en el desarrollo de ninguna vacuna contra el COVID-19.

A continuación hay respuestas a preguntas frecuentes. Se realizarán actualizaciones regulares según sea necesario.

¿Qué papel desempeña Operation Warp Speed en cuanto a las vacunas contra el COVID-19?

Operation Warp Speed ​​es una asociación entre los miembros del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y el Departamento de Defensa para acelerar el proceso de desarrollo, fabricación y distribución de millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 y garantizar que las vacunas sean seguras y eficaces. Obtenga más información acerca de Operation Warp Speed:

¿Cuántas vacunas contra el COVID-19 se están desarrollando?

Se están desarrollando varias vacunas contra el COVID-19. Al 13 de octubre del 2020, cuatro vacunas han comenzado los ensayos clínicos (fase 3) a gran escala en los Estados Unidos.​

¿Cuántas dosis de la vacuna contra el COVID-19 se necesitarán?

Todas las vacunas contra el COVID-19 que actualmente se encuentran en la fase 3 de los ensayos clínicos en los Estados Unidos, excepto una, requieren de dos dosis. La otra vacuna contra el COVID-19 consiste en una dosis.

¿Quién paga la vacuna contra el COVID-19?

El compromiso del gobierno federal es ofrecer vacunas contra el COVID-19 gratis o de bajo costo. Los estadounidenses recibirán las dosis de vacunas compradas con el dinero de los contribuyentes estadounidenses sin costo. Sin embargo, los proveedores de vacunas podrán cobrar un cargo por administrarle la vacuna a alguien. La mayoría de las compañías de seguros públicas y privadas cubrirán ese cargo, para que no tenga costo para la persona vacunada. Además, las personas sin seguro médico podrán vacunarse contra el COVID-19 sin costo.

¿Habrá suficientes vacunas para todos?

Cuando la FDA autorice o apruebe por primera vez el uso de una o más vacunas contra el COVID-19 en los Estados Unidos, puede haber un límite de suministros. Es decir que no todos podrán vacunarse de inmediato. Entendemos que esto podría resultar preocupante para algunas personas, especialmente para quienes corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de este virus y para sus seres queridos.

Por tal motivo, anticipándose a la respuesta, el gobierno federal comenzó a invertir en ciertos fabricantes de vacunasícono de sitio externo para ayudarlos a aumentar su capacidad para fabricar y distribuir rápidamente una cantidad grande de vacunas contra el COVID-19. Esto permitirá que los Estados Unidos pueda comenzar con la mayor cantidad de vacunas posible e ir aumentando continuamente el suministro en las semanas y los meses subsiguientes. El objetivo es que todos puedan acceder fácilmente a la vacuna contra el COVID-19 en cuanto haya grandes cantidades disponibles. Ya sea en el consultorio de su médico, en una farmacia, en un hospital o en un centro de salud habilitado por el gobierno federal, miles de proveedores de vacunas estarán disponibles, así que nadie tendrá que irse demasiado lejos para ser vacunado.

¿Hay consideraciones especiales sobre quiénes deberían recibir primero la vacuna contra el COVID-19?

Es posible que al principio haya suministros limitados de la(s) vacuna(s) contra el COVID-19. Operation Warp Speed hará lo posible para hacer que se distribuyan esas primeras dosis de la vacuna apenas sea autorizada o aprobada y recomendada, en vez de esperar hasta que haya suficientes vacunas para todos. No obstante, es importante que las primeras vacunas se distribuyan entre las personas de manera justa, ética y transparente. Conozca el proceso de elaboración de las recomendaciones de los CDC para la vacunación contra el COVID-19, incluidas las recomendaciones ante una limitación de suministros, con base en los aportes del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés).

¿Existe otra vacuna contra coronavirus que se haya desarrollado anteriormente? ¿Qué se sabe acerca de dicha vacuna? ¿Puede servir actualmente para el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19?

El síndrome respiratorio agudo grave y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (SARS y MERS, por sus siglas en inglés respectivamente) son dos enfermedades causadas por coronavirus que están estrechamente relacionados con el virus que causa el COVID-19. Los investigadores comenzaron a desarrollar las vacunas contra estas enfermedades tras haber sido descubiertas en el 2003 y el 2012, respectivamente. Ninguna de las vacunas contra el SARS pasaron las primeras etapas de desarrollo y de prueba. Una vacuna contra el MERS (MVA-MERS-S) pasó un ensayo clínico de fase 1 en el 2019. Algunos investigadores sacan provecho de las lecciones aprendidas a través de investigaciones sobre vacunas anteriores para informar su estrategia para el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.

¿Por qué es necesario encontrar una vacuna si podemos tomar otras medidas, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, para prevenir la propagación del virus que causa el COVID-19?

Para detener una pandemia es necesario utilizar todas las herramientas disponibles. Las vacunas refuerzan su sistema inmunitario para que pueda combatir el virus en caso de que esté expuesto. Otras medidas, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, ayudan a reducir las probabilidades de exposición al virus o propagación. En conjunto, la vacuna contra el COVID-19 y las recomendaciones de los CDC sobre cómo protegerse y proteger a los demás ofrecerán la mejor protección contra el COVID-19.

Si ya tuve COVID-19 y me recuperé, ¿debo vacunarme de todos modos contra el COVID-19 cuando haya una vacuna disponible?

En este momento no hay suficiente información disponible como para afirmar si una persona que estuvo infectada no volverá a infectarse o por cuánto tiempo estará protegida contra el COVID-19; esto se llama inmunidad natural. La evidencia sugiere que es probable que la inmunidad natural contra el COVID-19 no dure demasiado, pero se necesitan más estudios para entender mejor esto. Hasta que tengamos una vacuna disponible y sepamos más acerca de la inmunidad natural contra el COVID-19, los CDC no pueden opinar acerca de si las personas que tuvieron COVID-19 deberían vacunarse contra el COVID-19. Una vez que una vacuna sea autorizada o aprobada, el ACIP realizará recomendaciones a los CDC sobre quiénes deberían recibir la vacuna contra el COVID-19.

¿Existen otras vacunas que pueden ayudar a evitar que me infecte por COVID-19?

Actualmente no hay vacunas disponibles que ayuden a prevenir el COVID-19. Sin embargo, varias agencias y grupos en los Estados Unidosícono de sitio externo están trabajando en forma conjunta para garantizar que esté disponible cuanto antes una vacuna que sea segura y eficaz contra el COVID-19.

La vacuna contra la influenza no brindará protección contra el COVID-19, pero puede evitar que contraiga una infección por el virus de la influenza y por el COVID-19 a la vez. Podría evitar que se enferme gravemente. Si bien no es posible determinar con certeza qué sucederá en otoño e invierno, los CDC consideran que es probable que circulen tanto los virus de la influenza como el virus que causa el COVID-19 durante ese periodo. Por tal motivo, ahora es más importante que nunca vacunarse contra la influenza.

¿Qué puedo hacer para prevenir la infección por el COVID-19 ya que aún no hay una vacuna disponible?

Debe usar una mascarilla que le cubra la boca y la nariz cuando está con otras personas, evitar el contacto cercano con personas que están enfermas, respetar el distanciamiento social y lavarse las manos con frecuencia. Obtenga más información acerca de estas y otras medidas que puede tomar para protegerse y proteger a los demás del COVID-19.

Última actualización: 14 de oct. del 2020