Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

SI ESTÁ COMPLETAMENTE VACUNADO
Los CDC actualizaron esta guía para las personas que tienen la vacunación completa. Vea Recomendaciones para las personas totalmente vacunadas.
ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE PARA LAS ESCUELAS
Los CDC recomiendan que las escuelas sigan adoptando las estrategias actuales de prevención del COVID-19 para el año escolar 2020-2021. Conozca más
Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
La vacunación previene enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes. Las personas que aún no se han vacunado deberían vacunarse y seguir usando mascarillas hasta que estén totalmente vacunadas. Con la circulación de la variante Delta, la necesidad de vacunarse es más urgente. Los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas con base en la nueva evidencia sobre la variante Delta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Vacunas contra el COVID-19 durante el embarazo y el periodo de lactancia

Vacunas contra el COVID-19 durante el embarazo y el periodo de lactancia
Actualizado el 29 de junio del 2021

Las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente tienen más probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 en comparación con las personas no embarazadas. Si está embarazada puede vacunarse contra el COVID-19. Vacunarse contra el COVID-19 durante el embarazo puede protegerla de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Si tiene alguna pregunta acerca de la vacunación, conversar con su proveedor de atención médica podría ayudarle, aunque no es necesario hacerlo para poder vacunarse.

Las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Si bien el riesgo general de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 es bajo, sigue siendo mayor para las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente en relación con las personas que no están embarazadas. Las enfermedades graves incluyen enfermedades que requieren hospitalización, cuidados intensivos, o el uso de respiradores o equipos especiales para respirar, o enfermedades mortales. Además, las personas embarazadas con COVID-19 tienen mayor riesgo de parto prematuro y podrían tener mayor riesgo de presentar otros resultados adversos en el embarazo en comparación con las mujeres embarazadas sin COVID-19.

Si debe decidir si se vacunará o no contra el COVID-19 durante el embarazo, considere lo siguiente:

  • Su nivel de riesgo de exposición al COVID-19
  • Los riesgos de enfermarse gravemente
  • Los beneficios conocidos de la vacunación
  • La evidencia limitada pero creciente acerca de la seguridad de vacunarse durante el embarazo

Los datos disponibles acerca de la seguridad de la vacuna contra el COVID-19 en personas embarazadas son limitados

Con base en cómo funcionan estas vacunas en el organismo, los expertos creen que es poco probable que representen algún nivel de riesgo para personas embarazadas. No obstante, los datos actuales sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 en personas embarazadas son limitados.

  • Se están realizando o planificando ensayos clínicos que estudian la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 y cuán bien funcionan en personas embarazadas. Los fabricantes de vacunas también están recopilando y revisando datos de personas en los ensayos clínicos completados que recibieron la vacuna y se embarazaron.
  • Los estudios en animales que recibieron la vacuna contra el COVID-19 de Moderna, Pfizer-BioNTech o J&J/Janssen antes o durante el embarazo no detectaron problemas de seguridad en los animales embarazados y sus crías.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tienen sistemas de vigilancia de la seguridad implementados para obtener información sobre la vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo y monitorear de cerca dicha información. Los primeros datosícono de sitio externo de estos sistemas son preliminares, pero tranquilizadores. Estos datos no detectaron ningún problema de seguridad para las personas embarazadas que se vacunaron o para sus bebés. La mayoría de los embarazos notificados en estos sistemas está en curso, por lo que se necesitan más datos de seguimiento de las personas que se vacunaron justo antes de quedar embarazadas o durante las primeras etapas del embarazo. Continuaremos realizando el seguimiento correspondiente de las personas vacunadas durante todos los trimestres del embarazo para entender los efectos sobre el embarazo y los bebés.

Las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech son vacunas ARNm que no contienen el virus vivo que causa el COVID-19 y, por lo tanto, no pueden hacer que una persona contraiga el COVID-19. Además, las vacunas ARNm no interactúan con el ADN de la persona ni provocan cambios genéticos porque el ARNm no ingresa al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro ADN. Aprenda más sobre cómo actúan las vacunas ARNm contra el COVID-19.

La vacuna de J&J/Janssen contra el COVID-19 es una vacuna de vectores virales, lo que significa que contiene una versión modificada de otro virus (el vector) para darles instrucciones importantes a nuestras células. Se han administrado vacunas que usan el mismo vector viral a personas embarazadas en todos los trimestres del embarazo, lo que incluye un ensayo de vacunación contra la enfermedad del Ébola a gran escala. Durante estos ensayos no se asoció a la vacunación ningún resultado adverso relacionado con el embarazo, incluidos resultados adversos que afectaran al bebé. Aprenda más sobre cómo funcionan las vacunas de vectores virales.

Vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen): los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. recomendaron que se reanude el uso de la vacuna (J&J/Janssen) contra el COVID-19 en los Estados Unidos, a partir del 23 de abril del 2021. Sin embargo, las mujeres menores de 50 años de edad deben conocer el infrecuente riesgo de coágulos sanguíneos con bajo conteo de plaquetas después de la vacunación. Existen otras vacunas contra el COVID-19 disponibles para las que no se ha observado este riesgo. Si recibió la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen, debe conocer esta información importante. Lea el declaración conjunta de los CDC y la FDA.

Si está embarazada y se vacuna contra el COVID-19, considere participar en el registro de embarazos de v-safe

Si está embarazada y ha recibido la vacuna contra el COVID-19, la alentamos a inscribirse en v-safe. V-safe es una herramienta de los CDC para smartphones que utiliza mensajes de texto y encuestas web para ofrecer verificaciones personalizadas de salud luego de la vacunación. Se ha establecido un registro de embarazos de v-safe para recabar información acerca de la salud de las personas embarazadas que han recibido la vacuna contra el COVID-19. Si las personas que están inscritas en v-safe notifican que estaban embarazadas al momento de la vacunación o después de vacunarse, es posible que el personal del registro las contacte para obtener más información. La participación es voluntaria y las personas que participan pueden renunciar en cualquier momento.

Vacunarse es una decisión personal

Si está embarazada puede vacunarse contra el COVID-19. Quizás desee hablar con su proveedor de atención médica para decidir si se vacunará con una vacuna que ha sido autorizada para uso de emergencia. Si bien consultar a su proveedor de atención médica puede resultarle útil, no es un requisito para vacunarse.

Algunas consideraciones clave sobre las que puede conversar con su proveedor de atención médica incluyen:

  • Su probabilidad de exposición al virus que causa el COVID-19
  • Riesgos del COVID-19 para usted y posibles riesgos para el feto o bebé
  • Lo que se sabe acerca de las vacunas contra el COVID-19:
    • Cuán bien funcionan para generar protección en el organismo
    • Efectos secundarios conocidos de la vacunación
    • Información limitada, pero creciente, acerca de la seguridad de vacunarse contra el COVID-19 durante el embarazo
    • Cómo la vacunación podría transmitirle anticuerpos al feto. Informes recientes han demostrado que las personas que han recibido vacunas ARNm contra el COVID-19 durante el embarazo (mayormente durante su tercer trimestre) les han transmitido anticuerpos a los fetos, lo que podría ayudar a protegerlos luego de nacer.
Si está embarazada y tiene preguntas acerca de la vacuna contra el COVID-19

Si desea hablar con alguien acerca de la vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo, comuníquese con MotherToBaby. Los expertos de MotherToBaby están disponibles para responder preguntas en inglés o español por teléfono o chat. El servicio gratuito y confidencial está disponible de lunes a viernes de 8 a. m. a 5 p. m. (hora local). Para comunicarse con MotherToBaby:

Siga las recomendaciones para prevenir la propagación del COVID-19 luego de la vacunación

Si está cursando un embarazo y decide vacunarse:

Cuando tenga la vacuna completa, podrá reanudar las actividades que hacía antes de la pandemia. Obtenga más información sobre lo que podrá hacer cuando haya recibido la vacuna completa.

Si tiene una afección o toma medicamentos que debilitan su sistema inmunitario, es posible que NO esté totalmente protegido incluso si tiene la vacuna completa. Hable con su proveedor de atención médica. Incluso después de vacunarse, es posible que deba seguir tomando todas las precauciones.

Efectos secundarios de la vacuna

Pueden ocurrir efectos secundarios luego de recibir cualquiera de las vacunas disponibles contra el COVID-19, especialmente después de la segunda dosis en el caso de las vacunas que requieren dos dosis. Las personas embarazadas no han notificado efectos secundarios diferentes de los experimentados por personas no embarazadas luego de la vacunación con vacunas ARNm (las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech). Si tiene fiebre luego de vacunarse, debería tomar acetaminofeno (Tylenol®) porque la fiebre —por cualquier razón— se ha asociado a resultados adversos en el embarazo. Conozca más en Qué esperar luego de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Aunque con poca frecuencia, algunas personas han tenido reacciones alérgicas después de vacunarse contra el COVID-19. Hable con su proveedor de atención médica si tiene antecedentes de reacciones alérgicas a cualquier otra vacuna o tratamiento inyectable (vía intramuscular, intravenosa o subcutánea).

Algunas consideraciones clave sobre las que puede conversar con su proveedor de atención médica incluyen:

  • Los riesgos desconocidos de presentar una reacción alérgica grave
  • Los beneficios de la vacunación

Si presenta una reacción alérgica luego de vacunarse contra el COVID-19 durante el embarazo, puede recibir tratamiento.

Personas en período de lactancia

Los ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas actualmente para su uso conforme a una autorización de uso de emergencia en los Estados Unidos no incluyeron a personas en periodo de lactancia. Dado que las vacunas no se han estudiado en personas lactantes, no hay datos disponibles sobre:

  • La seguridad de las vacunas contra el COVID-19 en personas lactantes
  • Los efectos de la vacunación en bebés alimentados con leche materna
  • Los efectos sobre la producción o excreción de leche

Con base en cómo funcionan estas vacunas en el organismo, las vacunas contra el COVID-19 no se consideran un riesgo para las personas en periodo de lactancia ni para sus bebés lactantes. Por lo tanto, las personas lactantes pueden recibir la vacuna contra el COVID-19. Los informes recientes han demostrado que las personas en periodo de lactancia que han recibido vacunas ARNm contra el COVID-19 tienen anticuerpos en su leche materna, lo que podría ayudar a proteger a sus bebés. Se necesitan más datos para determinar qué nivel de protección podrían brindarle estos anticuerpos al bebé.

Personas que desean tener un bebé

Si está buscando un embarazo ahora o tiene pensado hacerlo en el futuro, puede vacunarse contra el COVID-19.

En la actualidad no existe evidencia de que alguna vacuna, incluida la vacuna contra el COVID-19, cause problemas de fertilidad en mujeres o en hombres, ni problemas para lograr el embarazo. Los CDC no recomiendan realizarse una prueba de embarazo de rutina antes de vacunarse contra el COVID-19. Si está tratando de quedar embarazada, no es necesario que evite el embarazo luego de vacunarse contra el COVID-19. Como con todas las vacunas, los científicos están estudiando detenidamente las vacunas contra el COVID-19 para detectar efectos secundarios ahora e informarán sus hallazgos a medida que estén disponibles.

Encuentre una vacuna contra el COVID-19: busque en vacunas.gov, envíe su código postal por mensaje de texto al 438829 o llame al 1-800-232-0233 para encontrar centros en su área en los Estados Unidos.

Páginas relacionadas