Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

SI ESTÁ COMPLETAMENTE VACUNADO
Los CDC actualizaron esta guía para las personas que tienen la vacunación completa. Vea Recomendaciones para las personas totalmente vacunadas.
ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE PARA LAS ESCUELAS
Los CDC recomiendan que las escuelas sigan adoptando las estrategias actuales de prevención del COVID-19 para el año escolar 2020-2021. Conozca más
Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más

Se notificaron algunas reacciones adversas después de la vacunación contra el COVID-19

Se notificaron algunas reacciones adversas después de la vacunación contra el COVID-19
Actualizado el 14 de junio del 2021
Seguridad de las vacunas contra el COVID-19

Los resultados de las iniciativas de monitoreo de seguridad son alentadores. Algunas personas no sufren efectos secundarios. Muchas personas notificaron efectos secundarios que pueden afectar su capacidad de realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer al cabo de pocos días.

Lo que debe saber

  • Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas.
  • Millones de personas en los Estados Unidos se vacunaron contra el COVID-19 bajo el monitoreo de seguridad más exigente en la historia de los Estados Unidos.
  • Los CDC recomiendan que todas las personas de 12 años de edad o más se vacunen lo antes posible para protegerse del COVID-19 y las complicaciones relacionadas y potencialmente graves que pueden ocurrir.
  • Los CDC, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) y otras agencias del gobierno federal monitorean la seguridad de las vacunas contra el COVID-19.
  • Las reacciones adversas que se describen en esta página fueron notificadas al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS)ícono de sitio externo.
  • El VAERS recibe notificaciones de cualquier reacción adversa posterior a una vacuna, incluso si no está claro si la vacuna fue la que causó el problema.

Aunque es poco frecuente, pueden aparecer reacciones adversas después de la vacunación contra el COVID-19.

Para la concientización pública y con el fin de preservar la transparencia, los CDC están proporcionando actualizaciones oportunas sobre las siguientes reacciones adversas graves de interés:

  • La anafilaxia después de vacunarse contra el COVID-19 es poco frecuente y ocurre en aproximadamente 2 a 5 casos por cada millón de personas vacunadas en los Estados UnidosPueden producirse reacciones alérgicas graves, incluida la anafilaxia, después de recibir cualquier vacuna. Si se produce, los proveedores de la vacunación pueden tratar la reacción de manera inmediata y efectiva. Obtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia.
  • Los casos del síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS) después de recibir la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) son poco frecuentes. Al 14 de junio del 2021, en los Estados Unidos se administraron más de 11.7 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen. Los CDC y la FDA identificaron 36 notificaciones confirmadas de personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen y luego tuvieron el TTS. Las mujeres menores de 50 años de edad particularmente deben estar al tanto del riesgo poco frecuente pero más alto de sufrir este evento adverso. Existen otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles para las que no se ha observado este riesgo. Obtenga más información acerca de la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen y el TTS.
    • Hasta la fecha, se notificó al VAERS un caso confirmado de TTS tras recibir una vacuna de ARNm contra el COVID-19 (Moderna) luego de que se hayan administrado más de 310 millones de dosis de vacunas de ARNm contra el COVID-19 en los Estados Unidos. Con base en los datos disponibles, no existe un mayor riesgo de tener TTS después de recibir la vacuna de ARNm contra el COVID-19.
  • Los casos de miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra el COVID-19 son poco frecuentes. Al 14 de junio del 2021, el VAERS recibió 511 informes de casos de miocarditis y pericarditis entre personas de 30 años o menos que recibieron la vacuna contra el COVID-19. La mayoría de los casos se notificaron después de la administración de vacunas de ARNm contra el COVID-19 (Pfizer-BioNTech o Moderna), especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes de sexo masculino. A través de seguimientos, incluidas las revisiones de historias clínicas, los CDC y la FDA confirmaron 323 informes de miocarditis o pericarditis. Los CDC y sus socios están investigando estos informes para evaluar si existe una relación con la vacunación contra el COVID-19. Obtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y los casos de miocarditis.
  • Los informes de muertes después de la vacunación contra el COVID-19 son poco frecuentes. Más de 310 millones de dosis de las vacunas contra el COVID-19 se administraron en los Estados Unidos desde el 14 de diciembre del 2020 hasta el 14 de junio del 2021. Durante este período, el VAERS recibió 5 343 notificaciones de casos de muerte (0 %) entre personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19. La FDA exige a los proveedores de atención médica que notifiquen al VAERS cualquier fallecimiento posterior a la vacunación contra el COVID-19, incluso si no se sabe con certeza si se debió a la vacuna. Después de una revisión de la información clínica disponible, incluidos los certificados de defunción, informes de autopsias e historias clínicas, no se estableció una relación causal con las vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, hay informes recientes que indican la posibilidad de una relación causal entre la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen y el TTS, una reacción adversa grave y poco frecuente —coágulos sanguíneos con bajo conteo de plaquetas— que ha causado muertes.