Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Vacúnese: Encuentre una vacuna y sepa qué puede hacer después de recibir la vacuna completa.

Irradiación germicida ultravioleta superior (UVGI)

Irradiación germicida ultravioleta superior (UVGI)
Actualizado el 9 de abr. del 2021

Antecedentes

Los CDC recomiendan implementar una estrategia estratificada para reducir la exposición al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Una estrategia estratificada combina varias estrategias de prevención, como el uso constante y correcto de mascarillas, la ventilación, el distanciamiento físico, la limpieza y desinfección y la higiene de manos.

Las intervenciones de ventilación pueden ayudar a reducir la cantidad de partículas virales infecciosas (p. ej., SARS-CoV-2) presentes en el aire. Las intervenciones de ventilación incluyen abrir las ventanas, usar ventiladores, agregar sistemas de ventilación/filtrado de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA, por sus siglas en inglés) e incorporar la irradiación germicida ultravioleta superior (UVGI, por sus siglas en inglés). Esta hoja informativa ofrece información sobre la UVGI superior, la cual puede resultar efectiva para reducir la exposición al SARS-CoV-2 en ciertos entornos grupales.

Datos generales sobre la UVGI

¿Qué es la UVGI?

La irradiación germicida ultravioleta, o UVGI, es el uso de energía ultravioleta (UV) para matar organismos virales, bacterianos y fúngicos. Los dispositivos UVGI producen energía UV-C, la cual tiene longitudes de onda más cortas que los rayos UV-A y UV-B más penetrantes y presentan menos riesgo para la salud humana. El término UVGI superior hace referencia a una zona de desinfección de energía UV que se ubica por encima de las personas en las salas que ocupan. Mata los microbios patógenos que van por el aire de la habitación en donde se liberan. Se instalan dispositivos para evitar la exposición directa a los rayos UV de las personas presentes en la habitación.

¿Cómo funciona la UVGI superior?

  1. El aire pasa a través de la zona de desinfección desde el flujo de aire a través del sistema de HVAC, ventiladores y/o ventanas abiertas.
  2. Los microbios patógenos que van por el aire mueren al recibir una cantidad adecuada de energía UV. Las partículas permanecen en el aire, pero ya no son infecciosas.

Nota: En el caso de las partículas virales que van por el aire, los sistemas UVGI superiores ofrecen cambios de aire por hora que son similares a la incorporación de aire limpio al espacio.

Consideraciones para el uso de sistemas UVGI superiores

  • Las ubicaciones más importantes para los dispositivos UVGI son los entornos cerrados de alto riesgo. Estas incluyen:
    • Áreas con mayor probabilidad de albergar personas enfermas (por ejemplo, consultorios escolares de enfermería, salas de espera en hospitales).
    • Espacios concurridos, particularmente cuando se desconoce el estado de salud de los ocupantes (por ejemplo, tribunales, vestíbulos, áreas para dormir en refugios para personas sin hogar).
    • Lugares donde las personas deben quitarse la mascarilla para comer o beber (por ejemplo, cafeterías escolares/institucionales, restaurantes, salas de descanso).
    • Áreas donde es difícil mantener al menos 6 pies de distancia de las demás personas.
  • Se recomienda el uso de UVGI en espacios con sistemas mecánicos insuficientes de HVAC o sin ellos, o donde no sea posible mantener una ventilación natural adecuada durante todo el año. Los espacios deben tener al menos 8 pies de altura, pero se recomienda una altura mínima de 8.5 pies, con algún flujo de aire que mueva el aire (por ejemplo, ventiladores a baja velocidad). La UVGI superior no es necesaria en entornos al aire libre, como en áreas para sentarse en exteriores.
  • Si el sistema HVAC permite una filtración eficiente o proporciona un flujo de aire del exterior por encima de los requisitos mínimos del código, eliminará la mayoría de las partículas de virus presentes en el aire y la UVGI superior no sería tan beneficiosa.

¿Qué usos se le dio a la UVGI en el pasado?

La UVGI superior se ha utilizado por más de 70 años para eliminar los microbios patógenos que van por el aire. Desde 1950, la mayor parte de las investigaciones sobre los sistemas UVGI superiores se enfocaron en controlar la propagación de la tuberculosis (TB). La guía actual ícono de pdf[6 MB, 87 páginas] de los CDC y el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) sobre el diseño, instalación, prueba y funcionamiento seguro de los sistemas UVGI superiores se basa en evidencia científica y basada en la práctica para controlar la tuberculosis (TB).

La UVGI y el SARS-CoV-2

  • A la fecha, la investigación sobre los rayos UV y el SARS-CoV-2 indica que el virus que causa el COVID-19 es muy similar a otros coronavirus (por ejemplo, el SARS y el MERS) con respecto a la dosis de UV necesaria para inactivarlo.1,2
  • Los sistemas UVGI superiores se pueden usar para controlar el SARS-CoV-2 como una herramienta útil de ventilación a considerar para reducir la propagación de microbios patógenos infecciosos.
  • La UVGI no reemplaza la necesidad de limpiar o desinfectar las superficies donde podrían haberse depositado gotitas respiratorias infecciosas del SARS-CoV-2.

Instalación y mantenimiento

  • Los sistemas UVGI superiores suelen diseñarse de forma personalizada para el espacio en el cual se utilizarán. Los sistemas deberían diseñarse, instalarse y probarse con la ayuda de un profesional calificado de HVAC o un fabricante de sistemas UV de confianza. Estos profesionales tienen las herramientas y la experiencia necesarias para proporcionar un sistema eficaz y seguro, incluida la instalación y el posicionamiento adecuados de los dispositivos, conexiones eléctricas que cumplan con el código correspondiente, y capacitación sobre el uso adecuado.
  • Una habitación típica de 500 pies cuadrados (ft2) de superficie por lo general requerirá dos o tres dispositivos UV. El costo de instalar el sistema en un espacio de 500 ft2 es de aproximadamente $1 500 a $2,500.
  • Una vez instalados, los sistemas requieren poco mantenimiento. Será necesario reemplazar las lámparas una vez al año, aunque algunos fabricantes ofrecen lámparas con una vida útil de 2 años. Si las lámparas se ensucian con polvo, pueden limpiarse cuando la unidad está apagada con un paño con alcohol.
  • Cada vez que se deban realizar tareas de mantenimiento en las lámparas o los trabajadores necesiten acceder a áreas cercanas al techo (por ejemplo, para realizar el mantenimiento de los accesorios de iluminación, probar los detectores de humo), se deben apagar los dispositivos UV. Los trabajadores de mantenimiento deberían recibir una capacitación especial antes de trabajar con sistemas UVGI.

Consideraciones de implementación

  • Los sistemas UVGI superiores se han utilizado de forma segura y eficaz por décadas. Sin embargo, la energía UV direccionada o reflejada hacia espacios ocupados puede provocar daños temporales en los ojos o la piel. La asistencia de un profesional de HVAC calificado o de un fabricante de sistemas UV de confianza garantizará que el sistema se instale correctamente de modo que la energía UV sea direccionada por encima del espacio ocupado y funcione de manera segura.
  • Los sistemas deben conectarse a interruptores eléctricos designados con acceso limitado al público y al personal o voluntarios no capacitados en el uso del sistema. Por ejemplo, considere utilizar interruptores con bloqueo o colocar los interruptores en un área restringida a la que solo pueda acceder el personal capacitado mediante una llave. Esto evita que las lámparas UV se enciendan o apaguen involuntariamente y permite que los dispositivos se apaguen de forma segura cuando sea necesario sin temor a que vuelvan a encenderse durante las tareas de mantenimiento.
  • Los virus de la influenza son más susceptibles a la energía UV que la bacteria que causa la TB. Por lo tanto, cualquier sistema UVGI superior instalado para ayudar durante la pandemia del COVID-19 también será útil para combatir la influenza estacional, siempre y cuando se realice el mantenimiento correspondiente. 1,2
  • La energía UV-C puede dañar las plantas colocadas en la zona de desinfección (por ejemplo, en la parte superior de las bibliotecas o estantes elevados). La energía también puede provocar decoloración y manchas en las superficies de madera y empapelados (la mayoría de las pinturas para paredes y techos no resultan afectadas). Por lo tanto, se debe tener cuidado al instalar sistemas UVGI superiores en espacios con elementos arquitectónicos ornamentales y plantas.

Cómo elegir un sistema UVGI superior

  • Se debe tener cuidado al usar la UVGI en áreas donde las personas podrían acceder a las zonas de desinfección cercanas al techo de la unidad UVGI (por ejemplo, espacios elevados de almacenamiento, literas). Esto incluye revisar las precauciones de seguridad, colocar las etiquetas autoadhesivas de advertencia donde se ubique el dispositivo UVGI y hacer que el personal capacitado se familiarice con el producto.
  • Los CDC no recomiendan ni desaconsejan ningún fabricante ni producto. Consulte a un profesional de UVGI de confianza (un fabricante de dispositivos UVGI o un diseñador de sistemas UVGI con experiencia) que esté familiarizado con las directrices de UVGI superior del NIOSH para que diseñe e instale el sistema. Se alienta a los consumidores a que soliciten información a los profesionales acerca de instalaciones de sistemas anteriores, pruebas para garantizar la seguridad de los ocupantes de la habitación y capacitación brindada con el sistema. No elija contratistas que brinden aseveraciones sin fundamento o que ofrezcan poca asistencia durante la fase de diseño, instalación y operación. Al contratar a un experto:
    • Solicite una prueba de inscripción en la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y un historial de proyectos de instalación UVGI. El establecimiento que fabrica el dispositivo UV que se colgará en una pared o quedará suspendido del techo debe estar registrado en la EPA y el fabricante debería tener una cartera significativa de proyectos de instalación UVGI, preferentemente dentro de establecimientos de atención médica medianos y grandes.
    • Evalúe consultar acerca de las asociaciones profesionales de las que podría participar el fabricante/diseñador del sistema UVGI (por ejemplo, la American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning Engineersícono de sitio externo, o ASHRAE, por sus siglas en inglés) y si es así, qué rol desempeña.
    • Evalúe consultar acerca de las garantías de rendimiento que proporciona el fabricante o el profesional, y si ofrecen mantenimiento permanente o programas de capacitación para los usuarios de sus productos.