Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre COVID-19 que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Seguridad de las vacunas contra el COVID-19

Seguridad de las vacunas contra el COVID-19
Actualizado el 26 de sep. del 2022

Lo que necesita saber

  • Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas.
  • Millones de personas en los Estados Unidos se vacunaron contra el COVID-19 bajo el sistema de monitoreo de seguridad más exigente en la historia de los Estados Unidos.
  • Los CDC recomiendan vacunas contra el COVID-19 para todas las personas a partir de los 6 meses o más y las dosis de refuerzo para todas las personas de 5 años de edad o más, cuando sean elegibles.

Cientos de millones de personas se vacunaron contra el COVID-19 sin riesgos de seguridad

Desde el 14 de diciembre del 2020 y hasta el 21 de septiembre del 2022 se han administrado más de 616 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 en los Estados Unidos. Para ver la cantidad total de vacunas contra el COVID-19 administradas en los Estados Unidos, visite la Rastreador de datos del COVID de los CDC.

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas. Las vacunas contra el COVID-19 fueron evaluadas en varios miles de participantes de ensayos clínicos. Las vacunas se ajustaban a las rigurosas normas de seguridad, efectividad y calidad de manufactura que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) exige para otorgar autorización para uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés). En este video puede obtener más información acerca de las EUA.

Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson/Janssen y Novavax seguirán siendo sometidas al monitoreo de seguridad más intensivo de la historia de los Estados Unidos. Este monitoreo incluye el uso de los sistemas de monitoreo de seguridad ya establecidos, así como sistemas de vigilancia nuevos, para garantizar que las vacunas contra el COVID-19 sean seguras.

Efectos secundarios comunes

Algunas personas tienen efectos secundarios después de vacunarse contra el COVID-19, mientras que otras posiblemente no tengan ningún efecto secundario. Loa efectos secundarios podrían afectar la capacidad de realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer en pocos días. Obtenga más información acerca de los efectos secundarios posteriores a la vacunación contra el COVID-19.

Las reacciones adversas (problemas graves de seguridad) son poco frecuentes

En casos pocos frecuentes, algunas personas sufrieron efectos adversos graves después de la vacuna contra el COVID-19. Cualquier problema de salud después de la vacunación se considera una reacción adversa. Una reacción adversa puede ser causada por la vacuna o puede ser solo una coincidencia, como un cuadro febril que no esté relacionado con la vacuna pero que aparece después de vacunarse.

A la fecha, los sistemas implementados para monitorear la seguridad de estas vacunas permitieron hallar cuatro tipos de reacciones adversas graves después de la vacuna contra el COVID-19, con evidencia que sugiere que, aunque es poco frecuente, existe una relación con ciertos tipos de vacunas contra el COVID-19 que han sido administradas. Ellos son:

Anafilaxia

La anafilaxia es un tipo de reacción alérgica grave con síntomas como sarpullido, dificultad para respirar, baja presión o hinchazón importante en la lengua o los labios. La anafilaxia después de vacunarse contra el COVID-19 es muy poco frecuente. Obtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones alérgicas, como la anafilaxia.

Síndrome de trombosis y trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés)

El síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés) es una reacción adversa poco frecuente pero grave que causa coágulos de sangre o problemas de coagulación. El TTS después de la vacunación contra el COVID-19 es poco frecuente. Obtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones adversas, como el TTS.

Miocarditis y pericarditis

La miocarditis es una inflamación del músculo cardiaco, y la pericarditis es una inflamación de la capa exterior que recubre el corazón. Los casos de miocarditis y pericarditis después de la vacunación contra el COVID-19 son poco frecuentesObtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones adversas, como los casos de miocarditis y pericarditis.

Síndrome de Guillain-Barré (SGB)

El síndrome de Guillain-Barré (SGB) es un trastorno poco frecuente en el cual el propio sistema inmunitario de la persona daña las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis. El SGB posterior a la vacunación contra el COVID-19 es poco frecuente. Obtenga más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones adversas, como el SGB.

Las notificaciones de casos de muerte son poco frecuentes

Los informes de muertes después de la vacunación contra el COVID-19 son poco frecuentes. La FDA exige a los proveedores de atención médica que notifiquen al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) cualquier fallecimiento posterior a la vacunación contra el COVID-19, incluso si no se sabe con certeza si se debió a la vacuna. Los informes de reacciones adversas enviados al VAERS después de la vacunación, incluidos los casos de muertes, no significan necesariamente que una vacuna haya causado un problema de salud. Los CDC y la FDA revisan los informes de muertes posteriores a la vacunación contra el COVID-19 y actualizan la información a medida que está disponible. Obtenga más información acerca de las reacciones adversas, incluidos los informes de muertes, posteriores a la vacunación contra el COVID-19.

Los beneficios de la vacunación superan los riesgos

Los efectos secundarios graves que podrían causar un problema de salud a largo plazo son muy poco frecuentes después de recibir cualquier vacuna, incluida la vacuna contra el COVID-19. Los beneficios de la vacunación contra el COVID-19 superan los riesgos conocidos y posibles.

Los CDC continúan monitoreando de cerca la seguridad de las vacunas contra el COVID-19. Todas las personas que reciben una vacuna contra el COVID-19 además pueden ser parte del monitoreo de seguridad si se inscriben -o inscriben a sus hijos o dependientes de 6 meses o más en el sistema para smartphones llamado v-safe y realizan las verificaciones de salud después de vacunarse contra el COVID-19.

¿Tuvo algún efecto secundario después de vacunarse contra el COVID-19?

Por favor, notifíquelo al VAERS. Además, si se inscribe o inscribe a la persona a su cargo en v-safe puede informar fácilmente a los CDC cómo se sienten después de haberse vacunado contra el COVID-19.