Efectividad de la vacuna contra el COVID-19

Efectividad de la vacuna contra el COVID-19
Actualizado el 7 de mar. del 2024

El 27 de junio de 2024, el director de los CDC adoptó las recomendaciones del ACIP para el uso de las vacunas contra el COVID-19 de 2024-2025 en personas mayores a los 6 meses de edad, según lo aprobado o autorizado por la FDA. Se espera que las vacunas 2024-2025 estén disponibles en el otoño de 2024. Esta página se actualizará en ese momento para alinearse con las nuevas recomendaciones. Más información: www.cdc.gov/media/releases/2024/s-t0627-vaccine-recommendations.html

La eficacia real de la vacuna es una forma de medir si la vacuna funciona bien en condiciones del mundo real y a qué nivel a la hora de proteger a las personas contra consecuencias para su salud como infección, enfermedad sintomática, hospitalización y muerte.

Los resultados de eficacia real de la vacuna son fundamentales para el programa de vacunación de los CDC y las decisiones en torno a las políticas de vacunación en todo el país.

El objetivo general del programa de eficacia real de la vacuna de los CDC es generar la evidencia integral que aporte la información necesaria para la toma de decisiones de políticas de vacunación contra el COVID-19, así como para las guías de los CDC y otras medidas de prevención. Para lograrlo, los CDC llevan adelante junto a socios de salud pública y académicos, estudios de observación para evaluar la eficacia en el mundo real de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y aprobadas en los Estados Unidos.

Estos estudios generan datos sobre la eficacia de las vacunas en los siguientes aspectos:

  • Grupo de edad (por ejemplo, niños pequeños, adolescentes, adultos y adultos de 65 años de edad o más)
  • Grupo de riesgo (por ejemplo, personas con afecciones subyacentes y mujeres embarazadas)
  • Entorno de riesgo (por ejemplo, residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo y trabajadores de atención médica)
  • Consecuencia (por ejemplo, cómo actúan para prevenir consecuencias graves como hospitalizaciones y muertes y consecuencias más leves como infección sintomática)
  • Vacuna (p. ej., monovalente original, bivalente, o monovalente actualizada [2023-24])
  • Dosis de la vacuna (p. ej., esquema principal, dosis adicionales, tiempo transcurrido desde su última dosis)

El compromiso de los CDC es evaluar de manera rutinaria la eficacia real de las vacunas para detectar cambios que podrían ser producto de:

Este trabajo ayuda a los CDC a identificar subgrupos de la población que podrían beneficiarse con dosis adicionales en el futuro.

Puede ver actualizaciones con un resumen de los resultados de las evaluaciones de eficacia real de las vacunas encabezadas por los CDC en el Rastreador de datos del COVID de los CDC.

Principios rectores para monitorear la efectividad de la vacuna

Los objetivos del programa de efectividad de la vacuna contra el COVID-19 son evaluar las vacunas contra COVID-19 que existen actualmente y fundamentar las decisiones del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación de los EE. UU. sobre la política de vacunación contra el COVID-19. Los CDC logran estos objetivos al hacer lo siguiente:

  1. Evaluar la efectividad de la vacuna contra el COVID-19 en poblaciones clave y frente a resultados graves (ver a continuación)
  2. Brindar los datos oportunos para evaluar la efectividad de las nuevas recomendaciones para la vacuna
  3. Detectar cambios en la efectividad de la vacuna contra el COVID-19 a causa de una disminución en la protección que aporta la vacunación y la aparición de nuevas variantes.
  4. Incluir a las poblaciones que tienen alto riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  5. Comunicar los resultados a los encargados de formular políticas, la comunidad científica, el público y otras partes interesadas.