Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas con el esquema de vacunación completo. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Monitoreo de la efectividad de las vacunas contra el COVID-19

Monitoreo de la efectividad de las vacunas contra el COVID-19

Cómo y por qué los CDC realizan el seguimiento de la efectividad de las vacunas

Actualizado el 23 de dic. del 2021

Los CDC monitorean de forma continua la efectividad de las vacunas para entender cómo las vacunas protegen a las personas en condiciones reales. La efectividad de las vacunas mide cuán bien protege a las personas la vacunación para prevenir infecciones, enfermedades sintomáticas, hospitalizaciones y muertes.

Los CDC monitorean la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 para entender cuán bien las vacunas:

  • Protegen a grupos de diferentes edades, como niños, adolescentes y adultos, incluidos adultos de 65 años o más
  • Protegen a grupos específicos (p. ej., personas con afecciones subyacentes, trabajadores de atención médica)
  • Protegen contra nuevas variantes (p. ej., delta, ómicron)
  • Reducen el riesgo de infección, incluida la infección sin síntomas y otros casos de infección en vacunados
  • Brindan protección contra cuadros leves de COVID-19
  • Previenen resultados más graves, como la hospitalización o la muerte
  • Previenen la propagación del COVID-19 a otras personas
  • Brindan protección a corto y largo plazo
  • Se desempeñan en personas que han recibido dosis de refuerzo de las vacunas

Las vacunas contra el COVID-19 y las nuevas variantes del virus

Los virus están en constante cambio y surgen nuevos tipos del virus, llamados variantes. Hay nuevas variantes del virus que causa el COVID-19 que se están propagando en los Estados Unidos y otras partes del mundo. La investigación muestra que las vacunas contra el COVID-19 usadas en los Estados Unidos protegen contra las enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes provocadas por algunas de las variantes de preocupación conocidas; podrían no ser tan efectivas para prevenir infecciones asintomáticas. Los CDC seguirán monitoreando la efectividad para ver si las variantes afectan de algún modo la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones reales.

Cómo los CDC monitorean la efectividad de las vacunas contra el COVID-19

Los CDC utilizan diversos métodos para estudiar la efectividad y seguridad de las vacunas. Antes de presentar las vacunas a la población general, la FDA y los fabricantes de vacunas estudian la eficacia de las vacunas, la cual se mide en ensayos controlados aleatorizados. Luego de presentar las vacunas al público general, los CDC miden el nivel de efectividad de las vacunas en condiciones reales a través de diversos tipos de estudios observacionales, también conocidos como estudios de efectividad de las vacunas. Además de los estudios realizados por los fabricantes de las vacunas, por otras agencias del gobierno y por investigadores académicos, los CDC también trabajan con diferentes tipos de estudios para determinar la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones del mundo real. Muchos de estos estudios se publican en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) y otras publicaciones académicas.

Cómo monitorean los CDC la efectividad de las vacunas

Los estudios sobre la efectividad de las vacunas ayudan a los CDC a entender problemas como la reducción de la efectividad de las vacunas con el paso del tiempo luego de la vacunación, y la necesidad de —o los beneficios proporcionados por— las dosis de refuerzo de la vacuna en diferentes grupos de edad y poblaciones especiales (adultos de 65 años de edad o más, personas con afecciones subyacentes y trabajadores de atención médica).

Evaluar cómo funcionan las vacunas en condiciones reales nos ayuda a:

  • Modificar las recomendaciones de las vacunas, según sea necesario, por ejemplo, al administrar dosis de refuerzo
  • Fundamentar las políticas de vacunación y la distribución de las vacunas
  • Basar en información científica el desarrollo futuro de tecnologías de vacunación