Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre COVID-19 que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Factores que aumentan el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Factores que aumentan el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
Actualizado el 11 de ago. del 2022

La vacunación, una infección anterior o el acceso oportuno a las pruebas de detección y al tratamiento pueden ayudar a evitar que se enferme gravemente a causa del COVID-19. Sin embargo, algunas personas tienen más probabilidades que otras de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Esto incluye a las personas mayores o a las que tienen inmunodepresión, ciertas discapacidades o afecciones subyacentes. Conocer su riesgo de infección por COVID-19 y los riesgos que pueden afectar a otras personas puede ayudarle a tomar decisiones para protegerse y proteger a los demás.

Factores que aumentan el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Edad

adultos mayores

Los adultos mayores (especialmente los de 50 años de edad o más, cuyo riesgo aumenta con la edad) tienen más probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que las personas más jóvenes. Esto significa que es más probable que necesiten ser hospitalizados, recibir cuidados intensivos o un respirador artificial para poder respirar, o podrían morir. La mayoría de las muertes por COVID-19 ocurre en personas de 65 años de edad o más.

Vea la información detallada acerca de las tasas de hospitalización y muerte por edad.

Sistema inmunitario debilitado o inmunodeprimido 

inmunocomprometida

El hecho de tener el sistema inmunitario debilitado, también conocido como inmunodepresión, puede aumentar las probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Es posible que las personas inmunodeprimidas o que toman medicamentos que debilitan su sistema inmunitario no estén protegidas como el resto, incluso si tienen sus vacunas al día. Probablemente sean elegibles para recibir Evusheld, un medicamento recetado por un proveedor de atención médica para ayudar a prevenir el COVID-19.

Obtenga más información acerca de la importancia de la prevención del COVID-19, incluida la elaboración de un plan para el COVID-19 para las personas con inmunodepresión.

Afecciones subyacentes

condiciones

Ciertas afecciones subyacentes (como la obesidad o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica) pueden aumentar el riesgo de enfermarse gravemente si se infecta por COVID-19.

En general, cuantas más afecciones tenga, mayor será su riesgo. Ciertas afecciones aumentan el riesgo más que otras. Por ejemplo, las enfermedades cardiacas graves aumentan aún más el riesgo que la hipertensión.

Aprenda más acerca de cómo diferentes afecciones subyacentes aumentan las probabilidades de enfermarse gravemente o morir a causa del COVID-19.

Factores que pueden ayudar a protegerlo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Vacunación

vacunación

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas. Estar al día con sus vacunas contra la COVID-19 es la mejor manera de protegerse y proteger a las personas que lo rodean para evitar enfermarse gravemente, ser hospitalizados o morir a causa del COVID-19. Las dosis de refuerzo pueden proporcionarle una protección adicional. Pueden ayudar a mejorar o restaurar la protección que podría haber disminuido con el tiempo.

Las personas que están vacunadas con todas las dosis recomendadas, incluidas las de refuerzo, tienen menos probabilidades de ser hospitalizadas o de morir a causa de la COVID-19 que las personas de la misma edad que no se vacunaron o que no están al día con sus vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, aunque las vacunas reduzcan el riesgo, algunas personas, especialmente los adultos mayores con múltiples afecciones subyacentes o las personas inmunodeprimidas, pueden enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Acceso oportuno a pruebas de detección y tratamientos
consultorio médico

Si tiene un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, existen medicamentos gratuitos que pueden reducir las probabilidades de enfermarse gravemente y morir. Es importante que se haga las pruebas de detección rápidamente si cree que está infectado por COVID-19 porque la mayoría de los tratamientos deben iniciarse a los pocos días de la infección. También puede ser útil tener un plan para saber qué hacer si está enfermo o le diagnostican COVID-19, especialmente si hay obstáculos para acceder a las pruebas de detección o al tratamiento, como retos de transporte o falta de seguro.

Infección previa

Infección previa

Tener una infección previa por el virus que causa el COVID-19 ofrece cierta protección contra una enfermedad futura. Sin embargo, las personas que han tenido infecciones previas pueden volver a infectarse y enfermarse gravemente a causa del COVID-19, especialmente si su infección anterior fue hace meses o por una variante diferente (p. ej., la variante delta). También existen riesgos al infectarse reiteradamente, incluidos los posibles síntomas a largo plazo o la presencia de afecciones posteriores al COVID-19.

Los estudios demuestran que las personas con infecciones previas que están vacunadas tienen menos probabilidades de ser hospitalizadas que aquellas con infecciones previas que no están vacunadas. Esto significa que las personas que tuvieron una infección previa igual deberían vacunarse y recibir las dosis de refuerzo para aumentar la protección contra el COVID-19. Es más seguro y confiable generar inmunidad a través de la vacunación contra el COVID-19 en vez de hacerlo a través de una infección por COVID-19.

Conozca cómo vacunarse después de la recuperación de una infección previa por COVID-19 puede ayudar a protegerlo de enfermarse gravemente en el futuro.

Consideraciones sobre la equidad

Las personas con discapacidades y aquellas que pertenecen a determinados grupos de minorías raciales y étnicas podrían tener más probabilidades de enfermarse gravemente y tener resultados adversos para la salud a causa del COVID-19 debido a factores derivados de las inequidades sociales [86KB, 5 páginas]. Los CDC establecieron laEstrategia de equidad en la salud durante la respuesta al COVID-19: acelerar el proceso para reducir las disparidades por el COVID-19 y lograr la equidad en la salud [86KB, 5 páginas] y proporcionan recursos adicionales para promover la visión de que todas las personas tengan la oportunidad de acceder al mejor nivel de servicios de salud posible.