Prevención y tratamiento contra el virus de la influenza aviar en humanos

Medidas de protección respecto de las aves
  • Como medida de precaución general, las personas deberían evitar el contacto con aves silvestres y limitarse a observarlas desde lejos
  • Evitar el contacto con aves domésticas (aves de corral) muertas o que al parecer están enfermas
  • Evitar el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada con heces de aves silvestres o domésticas

La mejor prevención es evitar las fuentes de exposición

Actualmente, la mejor manera de prevenir la transmision de los virus de la influenza aviar A es evitar las fuentes de exposición siempre que sea posible. Las aves infectadas alojan virus de la influenza aviar en la saliva, las membranas mucosas y las heces. Las infecciones en los seres humanos con los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando el virus entra a través de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o por medio de la inhalación. Esto pasa cuando el virus está presente en el aire (en gotitas o quizás en polvo) y una persona lo inhala o cuando esta persona toca algo que contiene el virus y luego se toca la boca, los ojos o la nariz. Se han registrado algunas infecciones en seres humanos con algunos virus de la influenza aviar, con mayor frecuencia después de haber tenido contacto sin protección con aves infectadas o superficies contaminadas con este tipo de virus. No obstante, algunas infecciones se identificaron sin que se supiera que había habido contacto directo.

Se recomienda a las personas que trabajan con aves de corral o que responden a brotes de influenza aviar que sigan las prácticas recomendadas de bioseguridad y control de infecciones. Estas incluyen el uso de quipo protector personal adecuado y una cuidadosa atención a la higiene de las manos. Además, los CDC recomiendan que las personas que responden a los brotes de aves de corral deberían vacunarse contra la influenza de temporada todos los años, preferentemente al menos dos semanas antes de participar en la respuesta ante el brote. La vacunación contra la influenza estacional no prevendrá el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A, pero puede reducir el riesgo de coinfección con los virus de la influenza humana y aviar de tipo A. Estas personas además deberían ser monitoreadas para controlar la enfermedad durante y después de los brotes de influenza aviar entre las aves de corral.

Qué hacer si encuentra un ave muerta

Las agencias estatales y locales tienen diferentes políticas en cuanto a la recolección y pruebas de las aves, así que consulte con el departamento de salud estatal, el laboratorio de diagnóstico veterinario estatal o la agencia de vida silvestre local para obtener información acerca de la presencia de aves muertas en su área. Las agencias dedicadas a la vida silvestre investigan periódicamente casos de aves enfermas o muertas cuando hay una gran cantidad de aves involucradas. Este tipo de informe podría ayudar con la detección prematura de enfermedades como el virus del Nilo Occidental o la influenza aviar. Si las autoridades locales le indican deshacerse del cuerpo de animal muerto, no lo toque sin usar guantes. Colóquese un par de guantes o bolsa de plástico invertida para arrojar el ave muerta dentro de la bolsa de basura que luego puede desecharse en el tacho de basura habitual.

Para informar signos poco habituales en aves que haya visto sueltas, llame al 1-866-4-USDA-WS (1-866-4-8732-97).

Preparar alimentos

  • La industria avícola de los EE. UU. posee rigurosas normas de salud y seguridad que incluyen el monitoreo de rutina de la influenza aviar.
  • En los Estados Unidos, es seguro comer aves de corral cocidas y manipuladas adecuadamente.
  • No obstante, se recomienda a los consumidores manipular la carne de ave cruda de manera higiénica y cocinar completamente toda la carne de ave y sus productos derivados (como el huevo) antes de consumirlos.
  • La carne cruda de aves de corral puede estar relacionada con muchas infecciones, incluida la salmonela.
  • Pese a que no existe evidencia de que algún caso de influenza aviar en seres humanos se haya adquirido por consumir productos derivados de las aves de corral cocidas en forma adecuada, las aves de corral crudas y los productos derivados de las aves de corral (como sangre) están relacionados con infecciones en humanos con organismos además de la influenza. La cocción adecuada mata los virus de la influenza. Visite el sitio web de seguridad de los alimentos del USDA en USDA - Educación en Seguridad de los AlimentosExterno para obtener instrucciones sobre cómo manipular las aves de corral en forma segura.

Viajar a otros países

  • Los CDC no recomiendan ninguna restricción de viajes a cualquiera de los países afectados por el virus de influenza aviar en aves de corral o en personas.
  • Los CDC recomiendan a las personas que viajan a países donde se han detectado brotes de influenza aviar tipo A en las aves de corral o en las personas que tengan en cuenta lo siguiente:
    • Evitar visitar granjas avícolas, mercados de aves y otros lugares donde crían, tienen o venden aves de corral.
    • Evitar preparar o comer carne y productos de aves de corral crudos o poco cocidos.
    • Poner en práctica hábitos de higiene y limpieza.
    • Consultar con un médico si se enferman durante o después del viaje.
  • CDC sobre salud para viajeros para obtener más información sobre la influenza aviar.

Si ha tenido contacto directo con aves infectadas

  • Las personas que han tenido contacto directo con aves invectadas deberían quedar bajo observación para controlarlas en caso de enfermarse. Podrían suministrarles medicamentos antivirales contra la influenza para prevenir la enfermedad.
  • Aunque los medicamentos antivirales suelen utilizarse para tratar la influenza también pueden utilizarse para prevenir infecciones en una persona que ha estado expuesta a los virus de la influenza. Cuando se los utiliza para prevenir la influenza estacional, los medicamentos antivirales tienen una efectividad del 70% al 90%.
  • Se pide a los contactos directos (miembros de la familia, etc.) de personas que han estado expuestas a los virus de la influenza aviar que monitoreen su salud e informen ante la presencia de síntomas similares a los de la influenza. Influenza aviar: Información para profesionales de la salud y empleados de laboratorio para obtener las últimas directrices.

Si es médico, empleado de laboratorio o trabajador de salud pública

Influenza aviar: Información para profesionales de la salud y empleados de laboratorio para obtener las últimas directrices.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.