Influenza aviar en mascotas y otros animales

gato y perro

Aunque los virus de la influenza aviar infectan y se propagan principalmente entre aves acuáticas migratorias silvestres y aves de corral domésticas, algunos virus de la influenza aviar también pueden infectar y propagarse a otros animales. En el pasado, los virus de la influenza aviar han infectado en ocasiones a mamíferos que comen aves o aves de corral (presumiblemente infectadas), lo que incluye, entre otros, animales silvestres como zorros y zorrillos, animales callejeros o domésticos como gatos y perros, y animales de zoológico como tigres y leopardos.

Si bien es poco probable que las personas se infecten por los virus de la influenza aviar a través del contacto con un mamífero silvestre, callejero, salvaje o doméstico infectado, es posible, especialmente si se produce una exposición prolongada y sin protección a un animal infectado. Esta página proporciona información para diferentes grupos de personas que podrían tener contacto directo con animales enfermos o muertos infectados o posiblemente infectados, incluidos animales que podrían haber comido o haber estado expuestos a aves infectadas por la influenza aviar.​​​​​​​

Dueños de mascotas

Si sus animales domésticos (p. ej., gatos o perros) salen y podrían comer aves enfermas o muertas posiblemente infectadas por el virus de la influenza aviar, o un ambiente contaminado con el virus de la influenza aviar, podrían estar infectados por la influenza aviar. Aunque es poco probable que se enferme por la influenza aviar a través del contacto directo con su mascota infectada, es posible. Por ejemplo, en el 2016, se notificó la propagación de la influenza aviar de un gato a una persona en NYC. La persona infectada [2.29 MB, 4 páginas] era un veterinario que presentó síntomas leves de influenza después de una exposición prolongada a gatos enfermos sin el uso de equipo de protección personal.

Si su mascota presenta síntomas de enfermedad compatibles con los de la infección por el virus de la influenza aviar y ha estado expuesta a aves silvestres/aves de corral infectadas (enfermas o muertas), debe monitorear su salud y estar atento a signos de fiebre o infección.

Tome precauciones para prevenir la propagación de la influenza aviar.

Como medida de precaución general, las personas deberían evitar el contacto directo con aves silvestres y limitarse a observarlas desde lejos, si es posible. Las personas también deberían evitar el contacto entre sus mascotas (p. ej., aves, perros y gatos) y las aves silvestres. No toque las aves enfermas o muertas, sus heces o restos, ni cualquier superficie o fuente de agua (p. ej., estanques, bebederos, cubos, bandejas, comederos) que puedan estar contaminadas con su saliva, heces u otros líquidos corporales sin usar el equipo de protección personal (EPP). Hay más información disponible acerca de las precauciones específicas que debería tomar para prevenir la propagación de los virus de la influenza aviar entre animales y personas en Prevención y tratamiento con antivirales de infecciones por el virus de la influenza aviar en personas. Hay más información acerca del uso adecuado del EPP en Propietario de aves de corral en patios: tome medidas para protegerse de la influenza aviar.

Manipulación de vida silvestre
Halcón en un árbol

Si encuentra un ave enferma o muerta, consulte con el departamento de salud de su estado, el laboratorio de diagnóstico veterinario estatal o la agencia estatal de vida silvestre sobre su política para recolectar animales muertos y analizar animales enfermos o muertos.​​​​​​​

Personas que han tenido contacto directo con animales infectados o posiblemente infectados

Durante brotes de influenza aviar en aves silvestres y/o aves de corral, las personas que han tenido contacto directo con animales infectados o posiblemente infectados, incluidos animales enfermos que podrían haber comido aves infectadas por la influenza aviar, deben monitorear su salud para detectar la presencia de fiebre y síntomas de infección.

Los signos y síntomas pueden incluir: fiebre (temperatura de 100°F [37.8°C] o superior) o sensación de fiebre/escalofríos*

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Dificultad para respirar/Falta de aire
  • Conjuntivitis (ojos llorosos, enrojecimiento, irritación o secreción ocular)
  • Dolores de cabeza
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Diarrea

*Puede ocurrir que no tenga fiebre

Llame inmediatamente a su departamento de salud local/estatal si presenta cualquiera de estos signos o síntomas durante los 10 días posteriores a su exposición a un animal infectado o posiblemente infectado. Hable acerca de su posible exposición y pregunte por las pruebas de detección. Si se recomienda realizarse una prueba de detección, aíslese tanto como sea posible hasta tener los resultados de la prueba y/o haberse recuperado de su enfermedad.

Además, los contactos cercanos (familiares, etc.) de las personas que han estado expuestas a una persona o animal con virus de la influenza aviar confirmada en laboratorio también deben monitorear su salud durante los 10 días posteriores a su exposición para detectar signos y síntomas de la enfermedad. Si los contactos cercanos de las personas que han estado expuestas a los virus de la influenza aviar H5 presentan signos y síntomas de la enfermedad, también deben ponerse en contacto con el departamento de salud estatal.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.