Instrucciones sobre la auto-observación para retirar al personal de respuesta a la influenza aviar

Plan de monitoreo de salud pública para grupos de respuesta del USDA/APHIS para la detección del virus de la influenza aviar en aves de corralCdc-pdfExterno

Este documento incluye directrices para las autoridades de salud pública locales, estatales y federales sobre el monitoreo de personas potencialmente expuestas a los virus de influenza aviar durante actividades de respuestas oficiales en los EE. UU. del Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Le proporcionamos esta información y estas instrucciones porque participó en la respuesta de los EE. UU. a los brotes de influenza aviar que hubo en el país.

Como parte de su trabajo, quizás haya estado cerca de los virus de la influenza aviar. Las aves infectadas alojan virus de la influenza aviar en la saliva, las membranas mucosas y las heces. Las infecciones en los seres humanos con los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando el virus entra a través de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o por medio de la inhalación. Esto pasa cuando el virus está presente en el aire (en gotitas o quizás en polvo) y una persona lo inhala o cuando esta persona toca algo que contiene el virus y luego se toca la boca, los ojos o la nariz. Se han registrado algunas infecciones en seres humanos con algunos virus de la influenza aviar, con mayor frecuencia después de haber tenido contacto sin protección con aves infectadas o superficies contaminadas con este tipo de virus. No obstante, algunas infecciones se identificaron sin que se supiera que había habido contacto directo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) cree que el riesgo de infección con los virus de la influenza aviar es bajo. No obstante, como es posible que haya infecciones en seres humanos con estos virus, todas las personas que participaron en las iniciativas de respuesta al brote de influenza aviar deberían ser monitoreadas por si presentan la enfermedad durante 10 días desde la última posible exposición posible a aves infectadas o entornos potencialmente contaminados, incluso si la exposición a las aves enfermas fue mínima o si no se usó correctamente el equipo de protección personal (EPP). Los departamentos de salud estatales y locales están ayudando en estas actividades de vigilancia y quizás se pongan en contacto con usted mientras controla su salud. Al seguir las instrucciones a continuación, nos puede ayudar a asegurarnos de que usted reciba atención médica inmediata, las pruebas que sean necesarias y el tratamiento adecuado en caso de que presente signos y síntomas que podrían deberse a la infección por el virus de la influenza aviar. Gracias por su aporte en la iniciativa de respuesta nacional a la influenza aviar.

Le pedimos que siga estas instrucciones detenidamente:

1. Monitoree su salud para detectar síntomas de infección por el virus de la influenza aviar.
Durante e inmediatamente después de su última exposición a aves infectadas o superficies contaminadas, contrólese todos los días, durante 10 días, por si aparecen estos signos y síntomas:

  • Fiebre (temperatura de 100°F [37.8°C] o superior) o sensación de fiebre/escalofríos
    Diarrea
    Náuseas, tos
    Dolor de garganta, vómitos
    Mucosidad nasal o nariz tapada, fatiga
    Estornudos, convulsiones
    Dolores musculares y corporales, sarpullido
    Dolores de cabeza
    Lagrimeo, enrojecimiento, irritación de los ojos
    Dificultad para respirar/Falta de aire

Debe controlar su estado de salud todos los días incluso si siguió perfectamente todas las directrices e instrucciones para la colocación y remoción adecuada del equipo de protección personal (EPP) y la conservación de las precauciones de bioseguridad.

Si nuevamente está cerca de aves enfermas, vuelva a comenzar con el periodo de monitoreo de 10 días desde el Día 1.

2. Comuníquese con su departamento de salud estatal/local de inmediato si presenta cualquier signo o síntoma de la enfermedad durante el periodo de observación de 10 días.
Su departamento de salud le ayudará a determinar lo que tiene que hacer a continuación.

Recuerde:

    • La mayoría de los signos y síntomas de la influenza aviar coinciden con los de otras enfermedades respiratorias (como la influenza estacional).
    • Si desarrolla cualquiera de los signos o síntomas que se mencionan en la hoja informativa, llame inmediatamente al departamento de salud del estado en que se encuentra. Su departamento de salud espera saber de usted, incluso si resulta ser una "falsa alarma".
    • Su departamento de salud quizás se comunique con usted por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto mientras observa su estado de salud.
    • Si tiene síntomas, su departamento de salud puede darle instrucciones y pedirle que se haga la prueba para detectar la infección por el virus de la influenza aviar.
    • Si presenta síntomas, su departamento de salud puede solicitarle que permanezca en su hogar y limite el contacto con otras personas lo más que pueda hasta que se conozcan los resultados de su prueba.
    • Para hacer la prueba de la infección por el virus de la influenza aviar, un médico o enfermero le tomará una muestra de la nariz o la garganta con un hisopo.
    • Si se enferma durante los días en que tiene que observar su salud después de haber sido retirado, puede que un médico le recete un medicamento antiviral que se utiliza para tratar la influenza. Es importante que tome el medicamento tal como le indican. (Los CDC recomiendan a los médicos recetar medicamentos antivirales para tratar a personas enfermas que estuvieron expuestas al virus de la influenza aviar).

 

A continuación le mostramos un registro que puede usar como recordatorio mientras evalúa su salud cada día para detectar signos y síntomas de enfermedad.
Día Fecha Temperatura Signos y síntomas. Escriba "Ninguno" si no presenta ninguno de los signos y síntomas.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10

Dónde buscar más información:

Visite Información sobre la influenza aviar o Información sobre la influenza aviar.

Llame al 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636); TTY: 888-232-6348

Las infecciones por el virus de la influenza aviar en los seres humanos son una preocupación para la salud pública, no solo por la enfermedad que pueden ocasionar, sino por su potencial pandémico. Algunos virus de la influenza aviar han sido asociados a un mayor número de infecciones y enfermedades más graves en seres humanos y, por lo tanto, pueden implicar un mayor riesgo de salud pública. Los virus de la influenza aviar que implican una particular preocupación para la salud pública incluyen (1) aquellos virus que se sabe que han causado enfermedades graves en humanos, como el virus de la influenza aviar A (H5N1) altamente patógena (HPAI, forma altamente patógena de la influenza aviar) y el virus de la influenza aviar A (H7N9) de baja incidencia patógena (LPAI, forma de baja incidencia patógena de la influenza aviar). Además, (2) los virus de la influenza aviar que se relacionan con los virus que se sabe que causan enfermedades graves en los seres humanos representan una preocupación debido a su potencial percibido de desencadenar enfermedades graves en las personas. Estos incluyen los virus de la HPAI A(H5) y A(H7) identificados en las aves de los Estados Unidos durante 2015 y 2016. Por último, (3) otros virus de la influenza aviar pueden ser considerados como una preocupación para la salud pública con base en circunstancias específicas.

Ver la página en:Cdc-pdf PDF [542K]

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.