Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Aunque los virus de la influenza aviar A por lo general no causan infecciones en humanos, se han reportado casos esporádicos de infecciones en seres humanos por estos virus. Las aves infectadas alojan virus de la influenza aviar en la saliva, las membranas mucosas y las heces. Las infecciones en los seres humanos con los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando el virus entra a través de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o por medio de la inhalación. Esto pasa cuando el virus está presente en el aire (en gotitas o quizás en polvo) y una persona lo inhala o cuando esta persona toca algo que contiene el virus y luego se toca la boca, los ojos o la nariz. Se han registrado algunas infecciones en seres humanos con algunos virus de la influenza aviar, con mayor frecuencia después de haber tenido contacto sin protección con aves infectadas o superficies contaminadas con este tipo de virus. No obstante, algunas infecciones se identificaron sin que se supiera que había habido contacto directo. Los casos de enfermedades en personas oscilan de leves a graves.

Se han reportado pocos casos de propagación de los virus de la influenza aviar A de una persona enferma a otra, la cual ha sido limitada, ineficiente y no sostenida. Sin embargo, dada la posibilidad que tienen los virus de la influenza aviar A de cambiar y adquirir la capacidad de diseminarse fácilmente entre las personas, el hecho de realizar un monitoreo de las infecciones en seres humanos y la propagación de persona a persona es extremadamente importante para la salud pública.

Signos y síntomas de infecciones de la influenza aviar de tipo A en humanos

Los signos y los síntomas reportados de las infecciones por el virus de la influenza aviar A en seres humanos han oscilado de leves a graves e incluyeron casos de conjunctivitis, enfermedades similares a la influenza (p. ej., fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares) que suelen estar acompañadas de náuseas, dolor abdominal, diarrea, vómitos, enfermedades respiratorias graves (p. ej., falta de aire, dificultad para respirar, neumonía, insuficiencia respiratoria aguda, neumonía viral), cambios neurológicos (estado mental alterado, convulsiones) y otros órganos comprometidos. Los virus H7N9 de origen asiático y los virus H5N1 de origen asiático de la HPAI (Forma altamente patógena de la influenza aviar) han sido responsables de la mayoría de los casos de humanos infectados por el virus hasta la fecha a nivel mundial, incluidos la mayoría de los casos de enfermedad grave y más casos de muerte.

Cómo detectar las infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

La infección por el virus de la influenza aviar A en personas no puede diagnosticarse únicamente mediante los signos y síntomas clínicos; es necesario realizar pruebas de laboratorio. La infección por el virus de la influenza aviar A generalmente se diagnostica a través de una muestra de las vías respiratorias superiores (nariz o garganta) de la persona enferma. (Las pruebas son más precisas cuando las muestras son tomadas durante los primeros días de la enfermedad). Este espécimen es enviado a un laboratorio; el laboratorio buscará cualquiera de los virus de la influenza aviar A a través de una prueba molecular o tratará de cultivar el virus, o empleará ambas opciones. (El cultivo del virus de la influenza aviar A debe hacerse solamente en laboratorios con altos niveles de bioseguridad).

En el caso de los pacientes enfermos de gravedad, la toma de especímenes y muestras de las vías respiratorias inferiores pueden dar lugar al diagnóstico de infección por el virus de la influenza aviar. No obstante, para algunos pacientes que ya no están muy enfermos o que se han recuperado plenamente, puede ser difícil detectar el virus de influenza aviar A en los especímenes. En ocasiones, es posible que aún se pueda diagnosticar una infección por el virus de la influenza aviar A al buscar pruebas de anticuerpos producidos en respuesta al virus. Sin embargo, ésta no siempre es una opción porque requiere dos muestras de sangre (una tomada durante la primera semana de la enfermedad y otra tomada entre 3 y 4 semanas más tarde). Además, la verificación de los resultados puede tardar varias semanas, y los exámenes se deben realizar en un laboratorio especial, como en los CDC.

Los CDC han publicado directrices para médicos y profesionales de salud pública en los Estados Unidos para el análisis, la recolección y el procesamiento de muestras de pacientes que podrían haber contraído el virus de la influenza aviar A.

 Arriba

Cómo tratar las infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Actualmente los CDC recomiendan un inhibidor de la neuraminidasa para el tratamiento de infecciones en seres humanos por los virus de la influenza aviar A. Los CDC publicaron directrices sobre la influenza aviar para profesionales de la salud y personal de laboratorio, incluyendo directrices sobre el uso de medicamentos antivirales para el tratamiento de infecciones en humanos por nuevos virus de la influenza asociados a enfermedades graves. Los análisis de los virus de la influenza aviar que circulan en todo el mundo sugieren que la mayoría de los virus son susceptibles al oseltamivir, peramivir y al zanamivir. Sin embargo, se han reportado algunas evidencias sobre la resistencia antiviral de los virus H5N1 y H7N9 de origen asiático aislados de algunos casos en seres humanos. El monitoreo de la resistencia antiviral entre los virus de influenza aviar tipo A es crucial y continuo.

Cómo prevenir la infección del virus de la influenza aviar de tipo A en humanos

La mejor manera de prevenir el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A es evitar las fuentes de exposición. La mayoría de los infecciones en humanos con los virus de la influenza aviar de tipo A han ocurrido luego del contacto directo o cercano con aves de corral infectadas.

Las personas que han tenido contacto con aves infectadas pueden administrar medicamentos antivirales para la influenza a modo de prevención. Aunque es más común que los medicamentos antivirales se usen para tratar la influenza, también pueden ser utilizados para prevenir la infección en alguien que ha estado expuesto a los virus de la influenza. Cuando se los utiliza para prevenir la influenza estacional, los medicamentos antivirales tienen una efectividad del 70% al 90%. Los CDC han publicado directrices provisionales dirigidas a médicos y profesionales de la salud pública en los EE. UU. sobre el seguimiento y la quimioprofilaxis antiviral contra la influenza de personas expuestas a aves infectadas con los virus de la influenza aviar A.

La vacunación contra la influenza estacional no prevendrá el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A, pero puede reducir el riesgo de coinfección con los virus de la influenza humana y aviar de tipo A. Además es posible fabricar una vacuna que pueda brindar protección a las personas contra los virus de la influenza aviar. Por ejemplo, el gobierno de los Estados Unidos tiene una reserva de vacunas para proteger contra algunos virus de la influenza aviar A H5N1 de origen asiático. La reserva de vacunas podría utilizarse si virus similares al H5N1 comienzan a propagarse fácilmente de persona a persona. Como los virus de la influenza cambian, los CDC continúan creando nuevos virus candidatos para las vacunas según sean necesarios. Crear un virus candidato para la vacuna es el primer paso para fabricar una vacuna. Vea "Fabricar un virus candidato para la vacuna (CVV) correspondiente al virus de la influenza aviar altamente patógena (influenza de las aves)" para obtener más información sobre este proceso.

 

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA