Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Prevención y tratamiento contra el virus de la influenza aviar en humanos

La mejor prevención es evitar las fuentes de exposición

Actualmente, la mejor manera de prevenir el contagio de los virus de la influenza aviar tipo A es evitar las fuentes de exposición siempre que sea posible. La mayoría de los infecciones en humanos con los virus de la influenza aviar de tipo A han ocurrido luego del contacto directo o prolongado con aves de corral infectadas enfermas o muertas.

Se recomienda a las personas que trabajan con aves de corral o que responden a brotes de influenza aviar que sigan las prácticas recomendadas de bioseguridad y control de infecciones. Estas incluyen el uso de quipo protector personal adecuado y una cuidadosa atención a la higiene de las manos. Además, quienes responden ante brotes de influenza aviar altamente patógena (HPAI) en aves de corral deben seguir las pautas de los CDC y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y recibir la vacuna contra la influenza estacional anualmente y tomar medicamentos antivirales de manera profiláctica durante el período de reacción. También se debe controlar su enfermedad durante y después de reaccionar a los brotes de HPAI entre aves de corral. Quienes respondan a brotes de influenza aviar de baja incidencia patógena (LPAI) también deben tener en cuenta estas pautas como parte de su plan de respuesta. La vacunación contra la influenza estacional no prevendrá el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A, pero puede reducir el riesgo de coinfección con los virus de la influenza humana y aviar de tipo A.

Se pueden usar medicamentos antivirales para tratar la enfermedad

Actualmente, los CDC recomiendan el oseltamivir, peramivir o zanamivir para el tratamiento de infecciones en seres humanos con los virus de la influenza aviar A. Los análisis de los virus de la influenza aviar que circulan en todo el mundo sugieren que la mayoría de los virus son susceptibles al oseltamivir, peramivir y al zanamivir. Sin embargo, se han obtenido algunas pruebas sobre la resistencia antiviral de los virus H5N1 HPAI de origen asiático y de los virus H7N9 de la influenza A aislados de algunos casos en seres humanos. El monitoreo de la resistencia antiviral entre los virus de influenza aviar tipo A es crucial y continuo. Estos datos informan directamente a los CDC y a la OMS sobre el tratamiento antiviral.

Los CDC han publicado directrices provisionales dirigidas a médicos clínicos y profesionales de la salud pública en los EE. UU. sobre el seguimiento y la quimioprofilaxis antiviral contra la influenza de personas expuestas a aves infectadas con los virus de la influenza aviar A.

El gobierno de EE. UU. está almacenando la vacuna contra el virus H5N1 en caso de que la necesiten algunas personas.

El gobierno federal de los Estados Unidos mantiene reservas de la vacuna contra la influenza H5N1. Las vacunas de la reserva podrían utilizarse si el virus H5N1 comienza a diseminarse fácilmente de persona a persona.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba