Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Aunque los virus de la influenza aviar de tipo A generalmente no causan infecciones en humanos, se ha informado de casos poco frecuentes de infecciones con estos virus. La mayoría de los infecciones en humanos con los virus de la influenza aviar de tipo A han ocurrido luego del contacto directo o cercano con aves de corral infectadas. Las enfermedades entre seres humanos han sido de leves a graves.

La propagación de los virus de la influenza aviar de tipo A de una persona enferma a otra se ha reportado con muy poca frecuencia, y ha sido limitada, ineficiente y no sostenida. Sin embargo, debido a que los virus de la influenza aviar de tipo A tienen el potencial de cambiar y adquirir la capacidad de propagarse fácilmente entre las personas, es sumamente importante que la salud pública controle las infecciones y el contagio de una persona a otra.

Desde noviembre de 2003, se informaron más de 700 casos de infecciones en seres humanos con un virus de la influenza aviar A (H5N1) altamente patógena (HPAI) de linaje asiático, principalmente por 15 países en Asia, África, el Pacífico, Europa y el Cercano Oriente con una alta tasa de mortalidad. (El 8 de enero de 2014, el primer caso de infección en seres humanos con el virus H5N1 en América se informó en Canadá por un viajero que regresaba de China).

Los virus HPAI H5N1 que circulan entre las aves han evolucionado y siguen evolucionando en diferentes subgrupos de virus, llamados 'clados'. En particular, existen diferencias geográficas en cuanto a la circulación de algunos virus HPAI H5N1. Dado que los virus H5N1 de HPAI están evolucionando, es fundamental controlar la diseminación de estos virus entre las aves de corral y otras aves para poder comprender el riesgo de propagación a los seres humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene actualizaciones e informes acumulativos sobre la situación de casos en seres humanos con el virus A (H5N1) de la influenza aviar.. Se piensa que la mayoría de los casos de infección en seres humanos con el virus H5N1 ha ocurrido como resultado del contacto directo o cercano con aves de corral enfermas o muertas.

Otros subtipos del virus de influenza aviar tipo A también han infectado a los seres humanos, incluyendo el virus de influenza aviar de la LPAI (Forma de baja incidencia patógena de la influenza aviar) tipo A y el virus de la HPAI (Forma altamente patógena de la influenza aviar) tipo A. Las infecciones en seres humanos con el nuevo virus H7N9 se reportaron originalmente en China en marzo de 2013. Aunque este virus H7N9 tiene baja incidencia patógena, ha dado lugar a casos de enfermedad grave y muerte en seres humanos. En enero de 2015, el Gobierno de Canadá y el Ministerio de Salud de Columbia Británica informaron los dos primeros casos de infección en seres humanos en Norteamérica con el virus de la influenza aviar de tipo A (H7N9) en una pareja de cónyuges que regresaban a Columbia Británica tras realizar un viaje a Hong Kong y China continental.

Las autoridades de salud pública controlan con atención los casos de humanos infectados con el virus de la influenza aviar y de tipo A debido a la preocupación sobre el potencial de una infección masiva y el contagio en seres humanos. La diseminación de los virus de la influenza aviar de tipo A de una persona enferma a otra a través del contacto prolongado, cercano y sin protección se ha registrado con muy poca frecuencia y ha sido limitada, ineficiente y no sostenida. Sin embargo, los virus A de la influenza aviar tienen el potencial de cambiar y tener la capacidad de propagarse fácilmente entre personas, es por ello que la vigilancia de la infección en humanos y la transmisión de persona a persona es extremadamente importante para la salud pública.

 Arriba

Signos y síntomas de infecciones de la influenza aviar de tipo A en humanos

Los signos y síntomas pueden depender de qué virus de influenza aviar causó la infección. Excepto por los virus H7N9, las infecciones por el virus de influenza aviar tipo A de baja incidencia patógena entre los seres humanos han sido asociadas con enfermedades generalmente leves, no fatales. Los signos y síntomas que se han registrado de las infecciones por el virus de influenza aviar tipo A de baja incidencia patógena en humanos variaron desde conjuntivitis y enfermedades similares a la influenza (por ejemplo, fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares) hasta enfermedades respiratorias del tracto respiratorio inferior (neumonía) que requieren hospitalización. Las infecciones por el virus de influenza aviar tipo A altamente patógena entre los seres humanos han sido asociadas con una amplia gama de enfermedades. Las enfermedades varían de conjuntivitis únicamente, a enfermedades similares a la influenza, a enfermedades respiratorias graves (por ejemplo, falta de aire, dificultad para respirar, neumonía, dificultad respiratoria aguda, neumonía viral, insuficiencia respiratoria) con enfermedades multiorgánicas, a veces acompañadas de náuseas, dolor abdominal, diarrea, vómitos, y en ocasiones, cambios neurológicos (estado mental alterado, convulsiones). A veces, la infección con el virus de la influenza aviar tipo A altamente patógena conduce a la muerte, especialmente por el virus HPAI H5N1. La precisión del diagnóstico clínico de infección humana por el virus de influenza aviar tipo A, sobre la base de signos y síntomas únicamente, está limitada porque los síntomas de la enfermedad causada por otros microbios patógenos, incluyendo el virus de influenza estacional A o B, pueden solaparse considerablemente.

Cómo detectar las infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

La infección por el virus de influenza aviar de tipo A en seres humanos no se puede diagnosticar por los signos clínicos y los síntomas únicamente; se requieren pruebas de laboratorio. Las infecciones de influenza aviar de tipo A generalmente se diagnostican juntando una muestra de la nariz o la garganta de la persona enferma durante los primeros días de la enfermedad. Esta muestra se envía a un laboratorio; el laboratorio busca los virus de influenza aviar tipo A ya sea mediante una prueba molecular, tratando de desarrollar el virus, o ambos. (El cultivo del virus de la influenza aviar de tipo A debe hacerse solamente en laboratorios con altos niveles de protección).

En el caso de los pacientes enfermos de gravedad, la recolección y las pruebas realizadas en las muestras de las vías respiratorias inferiores pueden llevar al diagnóstico de infección por el virus de la influenza aviar. Para algunos pacientes que ya no están muy enfermos o que se han recuperado plenamente, puede ser difícil encontrar el virus de influenza aviar tipo A en la muestra recogida, utilizando estos métodos. En ocasiones, es posible que aún se pueda diagnosticar una infección por el virus de influenza aviar tipo A si se busca alguna evidencia en la respuesta inmunológica del cuerpo a la infección por el virus mediante la detección de anticuerpos específicos que el cuerpo haya producido en respuesta al virus. Sin embargo, ésta no siempre es una opción porque requiere dos muestras de sangre (una tomada durante la primera semana de la enfermedad y otra tomada entre 3 y 4 semanas más tarde). Además, la verificación de los resultados puede tardar varias semanas, y los exámenes se deben realizar en un laboratorio especial, como en los CDC.

 Arriba

Cómo tratar las infecciones de influenza aviar de tipo A en humanos

Actualmente, los CDC y la OMS recomiendan el uso de oseltamivir o zanamivir para el tratamiento y la prevención de infecciones en seres humanos con el virus de la influenza aviar de tipo A. Los análisis de los virus de la influenza aviar que circulan en todo el mundo sugieren que la mayoría de los virus son susceptibles al oseltamivir y al zanamivir. Sin embargo, se ha reportado la evidencia de resistencia al oseltamivir en virus HPAI H5N1 aislados en algunos casos en humanos. El monitoreo de la resistencia antiviral entre los virus de influenza aviar tipo A es crucial y continuo. Estos datos informan directamente las recomendaciones de los CDC y la OMS sobre el tratamiento antiviral.

Cómo prevenir la infección del virus de la influenza aviar de tipo A en humanos

La mejor manera de prevenir el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A es evitar las fuentes de exposición. La mayoría de los infecciones en humanos con los virus de la influenza aviar de tipo A han ocurrido luego del contacto directo o cercano con aves de corral infectadas.

La vacunación contra la influenza estacional no prevendrá el contagio de los virus de la influenza aviar de tipo A, pero puede reducir el riesgo de coinfección con los virus de la influenza humana y aviar de tipo A.

Se han registrado episodios esporádicos de contagio limitado y no sostenido del virus de la influenza aviar entre personas (con el virus H5N1 de HPAI de linaje asiático y el virus H7N9 de baja incidencia patógena), por lo tanto, las personas deberían evitar el contacto con pacientes enfermos con infección presunta o confirmada por el virus de la influenza aviar. El personal de cuidados de salud que atienden a pacientes con infección presunta o confirmada por el virus de la influenza aviar debería usar los equipos de protección recomendados y seguir las medidas de control de infección recomendadas (precauciones estándar, contra las gotitas que van por el aire, de contacto y para la diseminación a través del aire).

Hay más información disponible sobre la influenza aviar para profesionales de la salud y empleados de laboratorio, aquí

Notas a pie de página
*Se ha identificado virus de la influenza aviar A como virus de influenza aviar altamente patógena (HPAI) o virus de la influenza aviar de baja incidencia patógena (LPAI) según las características moleculares del virus y de la capacidad que tiene de causar enfermedades y muerte entre las aves.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba