Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Influenza aviar en las aves

La influenza aviar se refiere a la infección de aves con virus de influenza aviar tipo A. Este virus se encuentra de forma natural entre las aves acuáticas de todo el mundo y puede infectar a las aves de corral domésticas y a otras aves y otras especies animales. Las aves acuáticas salvajes pueden infectarse con los virus de la influenza aviar A en los intestinos y el tracto respiratorio, pero en general no se enferman. Sin embargo, los virus de la influenza aviar A son contagiosos entre las aves y algunos de estos virus pueden enfermar y hasta matar a ciertas especies de aves domésticas, incluidos los pollos, los patos y los pavos.

Las aves infectadas pueden diseminar los virus de influenza aviar A por medio de la saliva, las secreciones nasales y las heces. Las aves susceptibles se infectan cuando entran en contacto con el virus de aves infectadas. También se pueden contagiar al entrar en contacto con superficies contaminadas con virus de aves infectadas.

Los virus de influenza aviar A se clasifican en las dos categorías siguientes: virus de influenza aviar A de baja incidencia patógena (LPAI) y virus de influenza aviar A altamente patógena (HPAI). Las categorías hacen referencia a las características moleculares de un virus y a la capacidad que este tiene de provocar enfermedades y muertes entre los pollos en un laboratorio [2.5 MB, 64 páginas]. La infección de aves de corral con virus LPAI puede no causar ninguna enfermedad o una enfermedad leve (como plumas despeinadas y reducción de la producción de huevos) y puede no ser detectada. La infección de aves de corral con virus HPAI puede provocar una enfermedad grave con alta mortalidad. Tanto los virus HPAI como los LPAI pueden diseminarse rápidamente entre las aves de corral. Sin embargo, algunos patos pueden estar infectados sin presentar signos de enfermedad.

En diciembre de 2014, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) confirmó la presencia de virus de influenza aviar H5 altamente patógena (HPAI) en aves domésticas y silvestres en los EE. UU. En este momento, no se han detectado casos de infección con estos virus en los Estados Unidos, Canadá o a nivel internacional; sin embargo, virus similares han infectado a personas. Es posible que ocurran casos de infección con estos virus en seres humanos. Si bien las infecciones en seres humanos son posibles, en general las infecciones con virus de la influenza aviar son poco comunes pero cuando han ocurrido, estos virus no se han diseminado fácilmente a otras personas. Los CDC consideran que, en este momento, es bajo el riesgo que corren las personas a raíz de estas infecciones por H5 de HPAI en algunas aves y aves de corral de los EE. UU.; sin embargo, ha desarrollado directrices provisionales sobre pruebas y profilaxis. Hay más información disponible sobre las detecciones de HPAI en aves de EE. UU. a través de un enlace en el sitio web del USDA.

For more information visit the USDA avian influenza page and the USDA APHIS avian influenza page. Para obtener más información acerca de la influenza aviar y las aves silvestres, visite el sitio web del Centro Nacional de Salud para la Vida Silvestre de la Inspección Geológica de EE. UU. (USGS, siglas en inglés).

Arriba

Influenza aviar en aves silvestres

Los virus de influenza aviar A se han se han aislado de más de 100 especies diferentes de aves silvestres. La mayoría de estos virus han sido virus LPAI. La mayoría de las aves silvestres de donde se han recuperado estos virus representan a gaviotas, golondrinas y aves costeras o acuáticas, como patos, gansos, y cisnes. Estas aves silvestres usualmente son consideradas reservorios (huéspedes) de los virus de influenza aviar A.

Influenza aviar en aves de corral (aves domésticas)

Las aves domésticas (pollos, pavos, etc.) pueden contagiarse con el virus de influenza aviar A mediante el contacto directo con aves acuáticas u otras aves de corral infectadas, o mediante el contacto directo con superficies que han estado contaminadas con los virus.

Es posible que la infección de aves de corral con virus LPAI no provoque enfermedad, o cause una enfermedad leve, y que provoque solo síntomas leves (como plumas erizadas y disminución en la producción de huevos). También es posible que no se detecte. La infección de aves de corral con virus HPAI puede provocar una enfermedad grave con alta mortalidad. Tanto los virus HPAI como los LPAI pueden diseminarse rápidamente entre las aves de corral. La infección con virus HPAI (como el virus HPAI H5 o HPAI H7) en aves de corral puede causar una enfermedad que afecta a múltiples órganos internos con un índice de mortalidad de hasta el 90 a 100%, a menudo dentro de las 48 horas. Algunos patos pueden estar infectados sin presentar signos de enfermedad.

Los CDC, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) realizan controles rutinarios para vigilar los cambios en los virus de la influenza que puedan afectar a la salud pública y animal. Los esfuerzos de vigilancia de los CDC y la OMS están dirigidos a la salud de los seres humanos. La FAO y la OIE se encargan de temas que afectan a los animales, los alimentos y la agricultura.

Los brotes de influenza aviar son importantes en aves domésticas por varios motivos:

  • el potencial que tienen los virus H5 y H7 de baja incidencia patógena de evolucionar en virus con alta incidencia patógena
  • la posibilidad de una rápida propagación y grave enfermedad y muerte de aves durante los brotes de influenza aviar con alta incidencia patógena
  • el impacto económico y las restricciones comerciales que produce un brote de influenza aviar de alta incidencia patógena
  • la posibilidad de que los virus de la influenza aviar se pueden contagiar a humanos

Cuando ocurren brotes de influenza aviar H5 o H7 en aves de corral, se suele llevar a cabo la despoblación (o matanza, también llamada "erradicación") de los grupos infectados. Además, la vigilancia de grupos cercanos o vinculados con grupos infectados, la cuarentena de los grupos expuestos y la posterior erradicación si se detecta la enfermedad, son las medidas de control y erradicación preferidas. Ver Últimos brotes de influenza aviar en América del Norte para obtener más información acerca de infecciones por virus de influenza aviar tipo A en aves de corral en EE. UU.

Arriba

Información relacionada

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba