Los CDC actualizarán las páginas web con el término "mpox" para reducir el estigma y otros inconvenientes asociados a la terminología anterior. Este cambio responde a la reciente decisión de la Organización Mundial de la Salud sobre el tema.

Lo que se debe hacer en caso de enfermarse

No existe ningún tratamiento específico para la viruela símica o del mono. Como los virus que causan la viruela símica o del mono y la viruela están estrechamente relacionados, los medicamentos y las vacunas desarrollados para tratar y proteger contra la viruela pueden ser eficaces para la viruela símica o del mono.

No obstante, el tipo de tratamiento para una persona con viruela símica o del mono dependerá de qué tan enferma esté la persona o de si tiene probabilidad de enfermarse gravemente. La mayoría de las personas con viruela símica o del mono se recuperan por completo dentro de 2 a 4 semanas sin la necesidad de un tratamiento médico.

Algunas personas, como aquellas que tienen el sistema inmunitario debilitado o sarpullido genital o rectal, podrían necesitar un tratamiento. Los medicamentos utilizados para tratar la viruela símica o del mono requieren de una receta y deben ser solicitados por un proveedor de atención médica a través del departamento de salud local o estatal.

Cómo cuidarse

  • Use gasas o vendas para cubrir el sarpullido y limitar la propagación de la enfermedad a otras personas y al entorno.
  • No se quite (apriete) ni se rasque las lesiones del sarpullido. Esto no acelera la recuperación y puede propagar el virus a otras partes del cuerpo, aumentar la posibilidad de contagiar a los demás y, posiblemente, hacer que las lesiones abiertas se infecten por bacterias.
  • No rasure el área donde hay sarpullido hasta que se hayan caído las costras y se haya formado una nueva capa de piel. El rasurado puede propagar el virus y causar más lesiones.
  • Mantenga las lesiones o el sarpullido limpios y secos cuando no se bañe.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante de manos a base de alcohol, sobre todo después de tener contacto directo con el sarpullido.
    • Si tiene sarpullido en las manos, tenga cuidado al lavarse o utilizar un desinfectante para no irritar el sarpullido.
  • Si tiene sarpullido en las manos, use guantes que no irriten la piel cuando manipule objetos o toque superficies en espacios de uso compartido. Si es posible, use guantes que se puedan desechar después de cada uso (p. ej., guantes de látex, poliuretano o nitrilo). Los guantes reutilizables deberían lavarse con agua y jabón después de cada uso.
  • Use una mascarilla bien ajustada cuando está cerca de otras personas hasta que el sarpullido y todos los otros síntomas hayan desaparecido.
  • Coma alimentos saludables y descanse lo suficiente para que su cuerpo pueda recuperarse.

El manejo de los síntomas

Medicamentos como el ibuprofeno (Advil, Motrin) y el acetaminofeno (Tylenol) pueden ayudarlo a sentirse mejor. Su proveedor de atención médica también puede recetarle medicamentos más fuertes para aliviar el dolor.

Si tiene sarpullido en la boca, enjuáguese con agua con sal al menos cuatro veces al día. Para manejar el dolor se pueden usar enjuagues bucales recetados, a veces llamados enjuagues bucales milagrosos o mágicos, o anestésicos locales como la lidocaína viscosa. Se pueden utilizar antisépticos orales, como el enjuague bucal con clorhexidina, para mantener la boca limpia.

Contacte a su proveedor de atención médica si el dolor se vuelve intenso y no lo puede manejar en casa.

Cómo aliviar el sarpullido

Lo más importante es evitar tocarse o rascarse el sarpullido. Esto puede hacer que el sarpullido se propague a otras partes del cuerpo, aumentar las probabilidades de contagiar a otras personas y, posiblemente, causar una infección bacteriana en las lesiones abiertas. Si se toca el sarpullido sin querer, lávese las manos con agua y jabón y evite tocar las zonas sensibles como los ojos, la nariz, la boca, los genitales y el recto (agujero del trasero).

Pueden utilizarse benzocaína o lidocaína en gel de uso tópico para un alivio temporal. Los antihistamínicos orales, como el Benadryl, y las cremas tópicas, como la loción con calamina o la vaselina, pueden ayudar a reducir la picazón.

Sumergirse en una bañera con agua tibia (con avena u otros productos de baño que se venden sin receta médica para la picazón de la piel) puede aliviar la sensación de sequedad y picazón que puede causar el sarpullido.

Las personas que tienen sarpullido en el ano o alrededor de la zona anal (agujero del trasero) o área genital (pene, testículos, labios vaginales, vagina), o el perineo, también pueden beneficiarse con un baño de asiento. El baño de asiento se realiza en un recipiente redondo de poca profundidad que puede comprarse en línea o en una farmacia. La mayoría encaja en el borde del inodoro, pero también puede colocarse en una bañera. También existe la opción de sentarse en una bañera con poca agua. Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos como la povidona yodada u otros productos que se agregan en el agua al realizar el baño de asiento. Se puede agregar en el agua sal de Epsom (sulfato de magnesio), vinagre o bicarbonato de sodio como calmante.

For information about skin care for individuals with monkeypox lesions, please see Monkeypox: Caring for the Skin [165 KB; 2 pages].

Seguir leyendo...

Prevenga la propagación

Si tiene viruela símica o del mono, se recomienda quedarse en casa (aislado) si tiene síntomas de la viruela símica o del mono hasta que el sarpullido de la viruela símica o del mono haya desaparecido y se haya formado una nueva capa de piel. Mantenerse alejado de las demás personas y evitar compartir aquellos objetos que haya tocado ayudará a prevenir la propagación de la viruela símica o del mono. La viruela símica o del mono también se puede transmitir a los animales, de modo que es importante mantenerse alejado de las mascotas, el ganado y demás animales.

Lea más: Prevenga la propagación