Para padres: síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) asociado al COVID-19

Lo que sabemos acerca del MIS-C

El síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) es una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, entre ellas el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales. Aún no sabemos qué causa el MIS-C. No obstante, sí sabemos que muchos niños con MIS-C tuvieron el virus que causa el COVID-19, o han estado cerca de alguien con COVID-19. El MIS-C puede ser grave, incluso mortal, pero la mayoría de los niños a quienes se les diagnosticó esta afección han mejorado con atención médica.

Qué hacer si cree que su hijo tiene MIS-C

Contacte al médico, enfermero o clínica de su hijo de inmediato si su hijo presenta síntomas de MIS-C:

  • Ongoing fever PLUS more than of the following:
    • Dolor estomacal
    • Ojos inyectados de sangre
    • Diarrea
    • Mareos o sensación de desmayo (signos de presión arterial baja)
    • Sarpullido
    • Vómitos

Tenga en cuenta que no todos los niños tendrán los mismos síntomas.

Niño enfermo en cama mirando a su padre...

ícono de alerta
Cuando pedir servicios de emergencia

Si alguien presenta alguno de estos signos, busque servicios médicos de emergencia de inmediato:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto
  • Piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. Llame a un proveedor de servicios médicos si tiene cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Llame al 911 o llame antes a su centro de emergencias local:  notifique al operador que necesita atención para alguien que tiene o podría tener COVID-19.

Cómo los médicos atenderán a su hijo

Los médicos pueden realizar ciertas pruebas para detectar inflamación u otros signos de enfermedad. Estas pruebas podrían incluir:

  • Análisis de sangre
  • Radiografía de tórax
  • Ultrasonido cardiaco (ecocardiograma)
  • Ultrasonido abdominal

Los médicos podrían brindar cuidado de apoyo para los síntomas (medicamentos y/o líquidos para hacer que su hijo se sienta mejor) y usar diferentes medicamentos para tratar la inflamación. La mayoría de los niños que se enfermen con MIS-C no necesitarán recibir tratamiento en el hospital. Algunos necesitarán ingresar a la unidad de cuidados intensivos (UCI) pediátricos.

Los padres o cuidadores que tengan inquietudes acerca de la salud de su hijo, incluidas dudas sobre el COVID-19 o el MIS-C, deben llamar a un pediatra u otro proveedor de atención médica de inmediato. Los proveedores de atención médica pueden seguir las recomendaciones de los CDC para preservar la seguridad de los niños y sus padres o cuidadores cuando es necesario realizar un chequeo en persona.

Lo que no sabemos acerca del MIS-C

Los CDC aún están aprendiendo acerca del MIS-C y cómo afecta a los niños, así que no sabemos por qué algunos niños se han enfermado con MIS-C y otros no. Tampoco sabemos si los niños con ciertas afecciones son más propensos a contraer el MIS-C. Estos son algunos de los muchos interrogantes en los que están trabajando los CDC para entender más al respecto.

Todas las recomendaciones de los CDC se basan en los mejores datos y avances científicos disponibles actualmente, y las actualizaremos a medida que obtengamos más información.

Cómo proteger a su hijo del COVID-19

Con base en lo que sabemos ahora acerca del MIS-C, la mejor forma de proteger a su hijo es tomar medidas cotidianas para evitar que su hijo y todos los miembros del hogar contraigan el virus que causa el COVID-19.

Esta página fue revisada el 20 de sep. del 2021