Síndrome inflamatorio multisistémico en adultos (MIS-A, por sus siglas en inglés)

Lo que sabemos acerca del MIS-A

El síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) es una afección poco frecuente pero grave en niños y adolescentes infectados por el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Desde junio del 2020, se han registrado varios informes de un síndrome inflamatorio multisistémico similar en adultos (MIS-A). Los CDC publicaron una serie de casos que concuerdan con la descripción del MIS-A. Este informe muestra cómo la forma en que el síndrome se manifiesta en los adultos podría ser más complicada que en los niños.

Al igual que los niños, los adultos que han sido infectados por el virus que causa el COVID-19 pueden presentar síntomas de MIS-A desde días a semanas después de enfermarse. El MIS-A es una afección que puede provocar problemas en diferentes partes del cuerpo como el corazón, el tracto gastrointestinal, la piel o el cerebro.

Qué hacer si cree que tiene MIS-A

Contacte a un médico, enfermero o clínica de inmediato si presenta síntomas de MIS-A:

  • Fiebre en curso y MÁS de uno de los siguientes síntomas:
    • Dolor estomacal
    • Ojos inyectados de sangre
    • Diarrea
    • Mareos o sensación de desmayo (signos de presión arterial baja)
    • Sarpullido
    • Vómitos

El MIS-A puede ser grave, así que es importante que busque atención médica lo antes posible.

ícono de alerta
Cuando pedir servicios de emergencia

Si alguien presenta alguno de estos signos, busque servicios médicos de emergencia de inmediato:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto
  • Piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. Llame a un proveedor de servicios médicos si tiene cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Llame al 911 o llame antes a su centro de emergencias local:  notifique al operador que necesita atención para alguien que tiene o podría tener COVID-19.

Lo que no sabemos acerca del MIS-A

Los CDC continúan aprendiendo acerca del MIS-A y cómo afecta a los adultos, por lo que no sabemos por qué algunos adultos han contraído el MIS-A y otros no. Tampoco sabemos si los adultos con ciertas afecciones tienen mayores probabilidades de sufrir MIS-A. Estas son algunas de las muchas preguntas que los CDC intentan responder.

Lo que están haciendo los CDC acerca del MIS-A

Los CDC están trabajando conjuntamente con los departamentos de salud estatales, locales y territoriales, científicos estadounidenses e internacionales, proveedores de atención médica y otros socios para obtener más información acerca del MIS-A. A través de estas asociaciones, estamos aprendiendo a reconocer el MIS-A en los adultos, con qué frecuencia se presenta y quiénes tienen mayores probabilidades de sufrir MIS-A.

Todas las recomendaciones de los CDC se basan en los mejores datos y avances científicos disponibles actualmente, y las actualizaremos a medida que obtengamos más información.

Cómo protegerse del MIS-A

Con base en lo que sabemos acerca del MIS-A, la mejor forma de protegerse es tomar medidas cotidianas para evitar infectarse por el virus que causa el COVID-19.

Esta página fue revisada el 13 de noviembre del 2020