Implementación de las directrices durante una futura pandemia

Médica indígena discute algún tema con el personal médico

Como se dijo antes, se requerirán varias decisiones sobre la asignación de vacunas a medida que vaya surgiendo más información acerca de la epidemiología y el impacto de la pandemia y los problemas con el suministro de vacunas. El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) brindará recomendaciones al director de los CDC (y revisará las recomendaciones si fuese necesario) sobre el uso de las reservas y la vacuna contra la pandemia después de la aparición del virus pandémico. Adaptar estas directrices a semejante situación en constante evolución exigirá una estrecha coordinación entre las agencias y claridad en los roles que cada agencia desempeñará.

Es posible que se necesiten siete actividades específicas y algunas ocurrirán simultáneamente:

  1. Determinar la gravedad: los científicos de salud pública de los CDC recabarán datos epidemiológicos y de laboratorio y los analizarán a fin de determinar la gravedad pandémica dentro de un Marco de evaluación de la gravedad de una pandemia (PSAF, por sus siglas en inglés)1. Este análisis será evaluado y revisado según sea necesario a medida que haya más información disponible acerca del virus y su impacto. Centrada en el impacto de la comunidad y la probabilidad de un mayor ausentismo, esta información será vital para encauzar el enfoque para la asignación y distribución de la vacuna.
  2. Recomendar virus de la vacuna: los Centros de Colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendarán el virus pandémico apropiado para ser utilizado en la fabricación de la vacuna.  El Comité Asesor sobre Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC, por sus siglás en inglés) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) revisará las recomendaciones de la OMS y hará una recomendación a la Comisionada del área Alimentos y Medicamentos de la FDA sobre los virus que se incluirán en la vacuna contra la influenza pandémica para los Estados Unidos.  Además, el VRBPAC evaluará las vacunas de la reserva para la pandemia en los Estados Unidos y determinará si la vacuna en la reserva debería ser utilizada para preparar y/o reforzar la vacuna.
  3. Recomendar la vacuna e identificar los grupos de alto riesgo: también se necesitará realizar una evaluación para identificar los grupos con mayor riesgo de sufrir enfermedades graves a causa de la influenza pandémica; estos grupos pueden diferenciarse de los grupos con alto riesgo de tener enfermedades graves a causa de la influenza estacional.   Durante una pandemia de cualquier gravedad, el ACIP recomendará el uso de la vacuna y elaborará directrices sobre los grupos de mayor riesgo de presentar complicaciones y mayor riesgo de exposición a la infección por el virus de la influenza pandémica, según la epidemiología de la pandemia emergente.  Estas directrices del ACIP serán incluidas, tras la adopción por parte del director de los CDC, en el plan general de EE. UU. para la asignación y distribución de la vacuna contra la influenza pandémica. La cantidad de personas en estos grupos puede cambiar y debería reevaluarse a medida que la población estadounidense va creciendo con el paso del tiempo.
  4. Evaluar los niveles de vacunación: si se prevé que la gravedad de la pandemia va a ser severa o muy severa, el gobierno de los EE. UU. puede elaborar otras directrices según las recomendaciones del ACIP para la asignación y distribución de la vacuna pandémica para ciertos grupos (según se detalla en este documento).  Estas recomendaciones adicionales se realizarán de acuerdo con una evaluación del impacto de la pandemia respecto de las funciones esenciales de la sociedad y la disponibilidad y el momento oportuno de la vacuna contra la influenza pandémica.  Tal como se mencionó previamente, las recomendaciones realizadas durante una pandemia pueden diferir del esquema de planificación que figura en Tabla 1.
  5. Determinar la formulación de la vacuna: los resultados de los ensayos clínicos realizados por el HHS, y otros datos disponibles, serán utilizados para determinar la formulación adecuada de una vacuna contra la influenza pandémica (p. ej., virus específico(s), contenido de antígeno, si se requiere o no un coadyuvante y la dosificación) y la cantidad de dosis requerida para suscitar una respuesta inmunitaria de protección.  Los resultados del ensayo clínico determinarán los ajustes necesarios en cuanto a la estrategia de distribución y aprobación de la FDA de una vacuna contra la influenza pandémica.
  6. Monitorear la disponibilidad de la vacuna: la asignación de las vacunas contra la influenza pandémica por parte del gobierno de los EE. UU. a los estados y territorios se realizará proporcionalmente a la densidad demográfica de cada estado. Después de las recomendaciones respecto de la asignación y distribución y el inicio de la entrega de vacunas, el HHS llevará a cabo una revisión semanal de la información provista por los fabricantes de la vacuna sobre el estado del suministro de la vacuna, la información de los estados y territorios sobre la demanda de vacunas y la epidemiología de la pandemia en constante evolución en los Estados Unidos y el resto del mundo.  De acuerdo con esta revisión semanal, el HHS realizará periódicamente una nueva evaluación de las recomendaciones para la asignación y distribución de la vacuna y cuándo expandir la vacunación hacia otros niveles a medida que aumenta el suministro de la vacuna, se modifica la demanda de vacunas o cambia la información sobre la epidemiología y el impacto de la pandemia.   Los programas de vacunación estatal, local y territorial tendrán la responsabilidad final de implementar estas directrices, pero, dada la variación en la demanda de vacunas entre los estados, es necesario tener un enfoque flexible para responder a las necesidades locales.
  7. Comunicar con regularidad: la comunicación exhaustiva y oportuna con el público y los grupos de partes interesadas a través de todo el proceso de desarrollo e implementación de las recomendaciones sobre la vacunación es esencial para el éxito del programa.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.