Superhéroe contra la influenza: Dr. Stephen Redd, MD

Dr. Stephen Redd

Stephen Redd, MD

Dr. Stephen Redd

Stephen Redd, MD

Dr. Stephen Redd

Stephen Redd, MD

El Dr. Stephen Redd de los CDC tiene vasta experiencia en operativos de respuesta ante emergencias de salud pública, incluida la pandemia de la influenza H1N1 del 2009 durante el lapso que se desempeñó como comandante de incidentes para la respuesta de los CDC. Durante los últimos cuatro años, el Dr. Redd ha dirigido la Oficina de Preparación y Respuesta de Salud Pública (OPHPR, por sus siglas en inglés), un grupo responsable de garantizar que los CDC estén preparados para responder ante una emergencia de salud pública. Incluye el hecho de garantizar que el personal de los CDC esté capacitado, los sistemas de respuesta ante emergencias funcionen y los medicamentos y suministros estén disponibles en caso de una emergencia de la salud pública, desde huracanes hasta brotes de la influenza a nivel mundial. Cuando se trata de la pandemia de influenza de 1918, el Dr. Redd dice que ese momento en la historia es un firme recordatorio del carácter devastador de la influenza y por qué debemos actualizar constantemente nuestros planes para responder ante una pandemia de influenza a futuro.

El Dr. Stephen Redd conoce los inconmensurables retos implicados al proteger a los EE. UU. de una pandemia de influenza. En su cargo actual como director de la Oficina de Preparación y Respuesta de Salud Pública de los CDC, supervisa los esfuerzos de los CDC para garantizar no solo que los CDC estén preparados desde el punto de vista operativo sino también que las autoridades locales y estatales estén listas para responder ante una crisis sanitaria como una pandemia de influenza.

Por qué sigue preocupando la pandemia de 1918 

La pandemia de influenza de 1918 se cobró la vida de al menos 50 millones de personas en todo el mundo, incluido un promedio de 675 000 en los Estados Unidos. El Dr. Redd dice que si un virus como aquel surgiera ahora, "sería terrible y lamentablemente, como la influenza es imprevisible, no hay manera de saber si la próxima pandemia de influenza será tan devastadora como la de 1918". Cuando analizamos el impacto de una pandemia hoy, el Dr. Redd destaca que existen diferencias claves en la sociedad y en la ciencia actualmente, en comparación con 1918, lo que impactaría en la propagación de la enfermedad. "Los viajes internacionales han aumentado en los últimos años y el riesgo de una rápida diseminación de una enfermedad es mayor que en 1918". Sin embargo, ahora contamos con avances modernos para disminuir la propagación de la enfermedad que no existían hace 100 años. "Tenemos la capacidad de detectar los virus de la influenza y la posibilidad de fabricar vacunas para prevenir la influenza. Tenemos antivirales para tratar la enfermedad de la influenza", expresó el Dr. Redd.

Superhéroe contra la influenza

El Dr. Redd recuerda la preparación considerable durante los tres años previos a la pandemia de H1N1 del 2009. "Se realizaron cinco ejercicios operativos durante los que practicamos una respuesta en caso de pandemia, incluidos simulacros de entrevistas con los medios y conversaciones con la organización Mundial de la Salud", manifestó el Dr. Redd. El último ejercicio antes de la pandemia del 2009 se realizó en octubre del 2008. "Cuando ocurrió la pandemia del 2009, fuimos capaces de responder porque habíamos practicado. Aquellos ejercicios de preparación sin dudas mejoraron la capacidad de los CDC para responder rápidamente y de manera eficiente a la aparición de un nuevo virus de la influenza". Los ejercicios de respuesta ante la influenza pandémica siguen siendo un componente importante en la planificación de los CDC.

La planificación y la preparación son decisivas; los retos se mantienen

Si bien los ejercicios y la planificación permitieron que la agencia esté preparada para una respuesta ante una pandemia, las sorpresas y los retos siguieron ocurriendo así como seguirán ocurriendo durante cualquier emergencia de salud pública. Aunque la pandemia del 2009 fue considerada como más leve de lo que podría haber sido, las futuras pandemias podrían ser más graves. Los CDC deben seguir ampliando su capacidad de preparación y adaptación ante posibles amenazas a la salud. Durante los últimos 10 años, los CDC han respondido a varias emergencias de salud pública y han aprendido de ellas, desde la enfermedad del Ébola y el virus del Zika hasta desastres naturales devastadores. "Nuestra oficina sigue aprendiendo y evolucionando tras cada respuesta realizada", manifestó  el Dr. Redd. "La información obtenida en cada respuesta nos permite estar mejor preparados cuando tenemos que afrontar la siguiente respuesta, incluida la próxima pandemia de influenza".

"Los CDC deben estar atentos a nuestra preparación así como a nuestra capacidad para adaptarnos y responder ante cada virus de la influenza en constante evolución. Nuestro trabajo en la oficina de preparación y respuesta de salud pública consiste en hacer que todos en el sistema de salud pública estén preparados para cualquier emergencia en la salud pública que pudiera surgir".

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.