Superheroína contra la influenza: Dra. Amra Uzicanin, MD, MPH

Dr. Amra Uzicanin, MD, MPH

Dr. Amra Uzicanin, MD, MPH

Presentación de la Dra. Amra Uzicanin

Dr. Amra Uzicanin, MD, MPH

La Dra. Amra Uzicanin junto a su equipo

Dr. Amra Uzicanin, MD, MPH

Como jefa de la Unidad de intervenciones en la comunidad para el control de infecciones (CI-ICU, por sus siglas en inglés) de los CDC dentro de la División de Migración Global y Cuarentenas (DGMQ, por sus siglas en inglés), la Dra. Amra Uzicanin se dedica a crear una base de evidencias científicas y políticas para el uso de intervenciones no farmacéuticas (NPI, por sus siglas en inglés), para el control de enfermedades infecciosas en entornos comunitarios con un enfoque en la influenza pandémica. Las NPI, también conocidas como estrategias de mitigación en la comunidad, son la primera línea de defensa para ayudar a reducir la propagación de la influenza pandémica. Las NPI están a disposición en todas partes y pueden implementarse antes de que la vacuna contra la pandemia esté disponible. La CI-ICU hace todo lo posible para prevenir y reducir la propagación de enfermedades infecciosas en comunidades permitiendo que las personas y las comunidades tomen medidas basadas en conocimientos con evidencias de NPI. La Dra. Uzicanin dice que la pandemia de influenza de 1918 "ha sido una pandemia en la cual la gente común y las comunidades, así como las autoridades gubernamentales, los funcionarios de salud pública y los profesionales de la salud, se esforzaron por encontrar nuevas opciones para combatir la influenza y evitar su impacto a nivel mundial".

Superhéroe contra la influenza

Como jefa de intervenciones en la comunidad para la CI-ICU dentro de la División de Migración Global y Cuarentenas (DGMQ, por sus siglas en inglés), la Dra. Amra Uzicanin supervisa un grupo de investigaciones sobre la evaluación de la viabilidad, aceptabilidad y efectividad de diferentes NPI que podrían implementarse durante una pandemia. "Como unidad, trabajamos para compendiar la mejor evidencia disponible y elaborar directrices antes de una pandemia, como las Directrices de mitigación en la comunidad y seis  Guías de planificación de NPI previas a una pandemia publicadas el año pasado", expresó la Dra. Uzicanin.

Por qué sigue preocupando la pandemia de 1918 

"La pandemia de 1918 fue una pandemia de grandes proporciones. No solo se trató de un virus nuevo, sino que además fue prácticamente un exterminador con igualdad de oportunidades. Hizo que muchas personas se enfermen y que muchos niños, adultos jóvenes y personas mayores mueran", afirmó la Dra. Uzicanin. Destacó que la pandemia fue un hecho drástico ya que afectó a personas en todo el mundo. "La mayoría de las personas intentaban cualquier cosa que consideraban que podría ayudar", agregó la Dra. Uzicanin. "La pandemia de 1918 también fue un gran adoctrinador. Nos dejó un legado de  medidas de mitigación comunitarias y registros históricos de cuándo, dónde y cómo se implementaron dichas medidas", manifestó la Dra. Uzicanin.

Estudios retrospectivos que se llevaron a cabo en tiempos modernos recurriendo a los datos de 1918 han documentado que estas medidas de mitigación tuvieron gran impacto. "Muchas personas pudieron defenderse y reducir los índices de mortalidad mediante la implementación de medidas de mitigación comunitarias", afirmó la Dra. Uzicanin. Algunas comunidades fueron más proactivas a la hora de implementar sus medidas de mitigación. Los que decidieron implementar estas medidas un poco más tarde o sin apuro registraron una tasa de mortalidad mucho más alta en sus comunidades. "La pandemia de 1918 nos brindó un kit de ideas de que lo dio resultado o no resultó que podríamos utilizar para reducir  la morbilidad y mortalidad durante una futura pandemia", expresó la Dra. Uzicanin.

La planificación y la preparación son decisivas; los retos se mantienen

Las intervenciones no farmacéuticas (NPI) de mitigación en la comunidad son medidas que están disponibles para todas las personas y todas las comunidades en cualquier época. "Como las pandemias son de por sí impredecibles en cuanto al momento en que se desatan, dónde podrían surgir y cómo podrían evolucionar, tenemos que estar preparados", aclaró la Dra. Uzicanin. Medidas simples como las NPI pueden ayudar a reducir la transmisión de enfermedades de persona a persona y entre comunidades. “Nuestros ancestros cien años atrás fueron capaces de protegerse y proteger a sus familias mediante una serie de simples medidas y, en el siglo 21, nosotros también podemos descubrir cómo prepararnos para emplear las mismas medidas adaptándolas a las circunstancias actuales”, afirmó la Dra. Uzicanin.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.