Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Marco de evaluación de la gravedad de una pandemia (PSAF)

Una vez que se haya identificado un nuevo virus de influenza A y que el mismo se esté propagando entre seres humanos de manera constante, los funcionarios de la salud pública usan el Marco de evaluación de la gravedad de una pandemia (PSAF, en inglés) para determinar el impacto de la pandemia, o bien, qué tan "mala" será la pandemia. Existen dos factores principales que se pueden utilizar para determinar el impacto de una pandemia. El primero es la gravedad clínica, o qué tan grave es la enfermedad asociada a la infección. El segundo factor es la transmisibilidad, o con qué facilidad el virus pandémico se propaga de persona a persona. Estos dos factores combinados se usan para guiar las decisiones acerca de qué acciones recomiendan los CDC en un momento específico durante la pandemia.

El marco se divide en dos partes. La primera parte es la evaluación inicial, que se da al inicio de una pandemia. En este momento, se puede detectar actividad en áreas o ciertas comunidades en todo el país, por lo que la información y la comprensión acerca de la pandemia del virus será limitada. Al estudiar la información que está disponible, los CDC pueden llevar a cabo una evaluación preliminar del impacto potencial de la pandemia (por ejemplo, transmisibilidad baja a moderada y gravedad clínica moderada a alta). Sin embargo, esa evaluación puede cambiar a medida que la pandemia evoluciona y se conoce más información.

La segunda parte, o evaluación más precisa, se da más adelante en la pandemia, cuando hay más información disponible. Esta información adicional ayuda a brindar una imagen más depurada y precisa del impacto de la pandemia, que incluye evaluaciones del impacto por grupo etario.

Los resultados de estas evaluaciones se pueden comparar con pandemias anteriores (o incluso epidemias de influenza estacional) y, de esta manera, se crea una visión general comparativa del posible impacto de la pandemia. Por ejemplo, mediante el uso de PSAF, la pandemia de 1918 se puede caracterizar como una de transmisibilidad muy alta y gravedad clínica muy alta, mientras que la pandemia de H1N1 del 2009 se puede caracterizar como una pandemia de transmisibilidad y gravedad clínica moderadas para la población en general. Los resultados ayudan a los funcionarios de la salud pública y a los profesionales de los cuidados de salud a tomar decisiones de manera oportuna y fundamentada y, de esta manera, tomar las medidas necesarias.

PSAF es una de las dos herramientas de evaluación que los CDC crearon para guiar y coordinar las acciones entre las entidades federales, estatales, locales y tribales involucradas en la respuesta ante una pandemia. Consulte el "Nuevo marco para evaluar los efectos epidemiológicos de las epidemias y pandemias de influenza" para obtener más información sobre PSAF.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA