Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre la viruela símica o del mono que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Encuentros sociales y sexuales más seguros y la viruela símica o del mono

Mientras los CDC trabajan para contener el brote de viruela símica actual y aprender más acerca del virus, esta información puede ayudarle a tomar decisiones fundamentadas cuando esté en situaciones o lugares donde pueda propagarse la viruela símica o del mono. La viruela símica o del mono suele transmitirse a través del contacto físico cercano y sostenido, aunque en el brote actual está asociada casi exclusivamente al contacto sexual.

¿Cómo puede una persona reducir su riesgo durante una relación sexual?

ilustración-pareja

La vacunación es una herramienta importante para prevenir la propagación de la viruela símica o del mono. Pero dado el suministro limitado actual de la vacuna, considere cambiar temporalmente algunos comportamientos que pueden aumentar su riesgo a la exposición. Estos cambios temporales ayudarán a desacelerar la propagación de la viruela símica o del mono hasta que el suministro de vacunas sea el adecuado.

Reducir o evitar comportamientos que aumenten el riesgo de exposición a la viruela símica o del mono también es importante cuando se encuentre entre la primera y segunda dosis de la vacuna. Su protección será mayor dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna.

Habitúese a intercambiar información de contacto con cualquier nueva pareja para permitir un seguimiento de salud sexual, si es necesario.

Hable con su pareja acerca de cualquier síntoma de viruela símica o del mono y esté atento a cualquier lesión o sarpullido nuevo o sin causa aparente en sus cuerpos, como en la boca, el área genital (pene, testículos, vulva o vagina) o el ano (agujero del trasero). Si usted o su pareja tienen o tuvieron recientemente síntomas de la viruela símica o del mono, o tienen un sarpullido nuevo o sin causa aparente en cualquier parte del cuerpo, no tengan relaciones sexuales y vean a un proveedor de atención médica. En algunos casos, los síntomas pueden ser leves y ciertas personas incluso pueden no saber que tienen viruela símica o del mono.

Si usted o una pareja tienen la viruela símica o del mono o creen que pueden tener la viruela símica o del mono, la mejor forma de protegerse y proteger a los otros es evitar tener relaciones sexuales de cualquier tipo (oral, anal, vaginal), besarse o tocar el cuerpo del otro, mientras estén enfermos. Especialmente evite tocar cualquier sarpullido. No comparta cosas como toallas, accesorios fetichistas, juguetes sexuales ni cepillos de dientes.

Aunque se sienta bien, estas son algunas formas de reducir sus posibilidades de estar expuesto a la viruela símica o del mono si es sexualmente activo:

  • Tómese un receso temporal de las actividades que aumentan la exposición a la viruela símica o del mono hasta que hayan pasado dos semanas de su segunda dosis. Esto reducirá enormemente su riesgo.
  • Limite su cantidad de parejas sexuales para reducir sus probabilidades de exposición.
  • En espacios tales como los cuartos oscuros, saunas, clubes sexuales o fiestas sexuales privadas y públicas, donde ocurre contacto sexual íntimo, y a menudo anónimo, con múltiples parejas, hay más probabilidades de que se propague la viruela símica o del mono.
  • Los condones (de látex o poliuretano) pueden proteger su ano (agujero del trasero), boca, pene o vagina de la exposición a la viruela símica o del mono. Sin embargo, los condones por sí solos quizás no prevengan todas las exposiciones a la viruela símica o del mono, ya que el sarpullido puede ocurrir en otras partes del cuerpo.
  • Los guantes (de látex, poliuretano o nitrilo) también podrían reducir la posibilidad de exposición si se insertan los dedos o las manos en la vagina o el ano. Los guantes deben cubrir toda la piel expuesta y quitarse cuidadosamente para evitar tocar la superficie externa.
  • Evite besar o intercambiar saliva ya que la viruela símica o del mono puede propagarse de esta manera.
  • Mastúrbense juntos a distancia sin tocarse ni tocar ningún sarpullido.
  • Tenga sexo virtual sin contacto en persona.
  • Considere tener relaciones sexuales con la ropa puesta o cubrir las áreas donde el sarpullido está presente para reducir el contacto piel a piel tanto como sea posible. Los accesorios de cuero o látex también ofrecen una barrera para el contacto de piel a piel; solo asegúrese de cambiar o limpiar la ropa o los accesorios entre parejas y después de su uso.
  • Tenga en cuenta que la viruela símica o del mono también puede propagarse a través de secreciones respiratorias con el contacto cercano cara a cara.
  • Recuerde lavar sus manos, accesorios fetichistas, juguetes sexuales y cualquier tela (ropa de cama, toallas, vestimenta) después de tener una relación sexual. Conozca más acerca del control de infecciones.

¿Qué debería hacer una persona si tiene un sarpullido nuevo o sin causa aparente u otros síntomas?

  • Evite las relaciones sexuales y el contacto íntimo, hasta que haya consultado a un proveedor de atención médica.
  • Si no tiene un proveedor de atención médica ni seguro de salud, acuda a una clínica de salud pública cercana.
  • Cuando vea a un proveedor de atención médica, use mascarilla y recuérdele que este virus está circulando en el área.
  • Evite las congregaciones, especialmente si involucran contacto personal cercano de piel a piel.

Piense en las personas con las que haya tenido contacto personal cercano o sexual en los últimos 21 días, incluidas las personas que haya conocido a través de aplicaciones de citas. Para ayudar a detener la propagación, quizás le pidan compartir esta información si ha recibido un diagnóstico de viruela símica o del mono.

¿Cómo una persona puede reducir la posibilidad de contraer la viruela símica o del mono en lugares como "raves", fiestas, clubes y festivales?

ilustración de vida nocturna - manos levantadas debajo de una bola de discoteca

Al pensar en qué hacer, busque información de fuentes confiables, como el departamento de salud local. En segundo lugar, considere cuánto contacto personal cercano de piel a piel es probable que ocurra en el evento al que planea asistir. Si se siente enfermo o tiene un sarpullido, no asista a ningún encuentro y vea a un proveedor de atención médica.

  • Los festivales, eventos y conciertos donde los asistentes están totalmente vestidos y hay pocas probabilidades de contacto piel a piel son más seguros. Sin embargo, los asistentes deben ser conscientes de que ciertas actividades (como besar) pueden propagar la viruela símica o del mono.
  • Una "rave", una fiesta o un club donde hay muy poca ropa y donde hay contacto personal directo, a menudo de piel a piel, tiene cierto riesgo. Evite tocar cualquier sarpullido que vea en otros y considere minimizar el contacto piel a piel.
  • ​​​​​​​En espacios cerrados, como cuartos oscuros, saunas, clubes sexuales o fiestas sexuales privadas y públicas, donde ocurre contacto sexual íntimo, y a menudo anónimo, con múltiples parejas, puede haber más probabilidades de que se propague la viruela símica o del mono.