Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre la viruela símica o del mono que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Preguntas frecuentes

Consulte las Preguntas frecuentes para médicos si tiene preguntas clínicas.

Información básica

La viruela símica o del mono es una enfermedad poco frecuente provocada por la infección por el virus de la viruela símica. El virus de la viruela símica o del mono es parte de la misma familia de virus que el de la viruela, el cual provoca la enfermedad del mismo nombre. Los síntomas de la viruela símica son similares a los síntomas de la viruela, aunque son más leves; además, la viruela símica pocas veces resulta mortal.

Obtenga más información sobre la viruela símica o del mono.

Existen dos tipos de virus de la viruela símica o del mono: clado I y clado II. Las infecciones provocadas por el brote actual corresponden al clado II, o más específicamente al clado IIb.

 

Obtenga más información sobre la viruela símica o del mono.

Las infecciones provocadas por el tipo de virus de la viruela símica o del mono identificado en este brote —es decir, clado IIb— en pocas ocasiones resultan mortales. Es probable que más del 99 % de las personas que contraigan esta forma de la enfermedad sobrevivan. Sin embargo, las personas con el sistema inmunitario debilitado, los niños menores de 8 años de edad, las personas con antecedentes de eccema y las personas embarazadas o en periodo de lactancia corren mayor riesgo de enfermarse gravemente o morir.

El tipo de virus de la viruela símica o del mono del clado I tiene una tasa de muerte cercana al 10 %.

Obtenga más información sobre la viruela símica o del mono.

Las personas que creen que tienen viruela símica o del mono o que han tenido contacto cercano personal con alguien que tiene viruela símica o del mono deben consultar a un proveedor de atención médica para que les ayude a decidir si deben realizarse una prueba de viruela símica o del mono. Si el profesional establece que debe hacerse una prueba, trabajará con usted para recopilar las muestras y enviarlas a un laboratorio para analizarlas.

Síntomas

Los síntomas de la viruela símica o del mono pueden incluir:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares y de espalda
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Escalofríos
  • Síntomas respiratorios (p. ej., dolor de garganta, congestión nasal o tos)
  • Sarpullido de aspecto similar al de los granos o ampollas que aparecen en la cara, dentro de la boca y en otras partes del cuerpo, como las manos, los pies, el pecho, los genitales y el ano.
    • El sarpullido evoluciona en diferentes etapas antes de sanar por completo. La enfermedad por lo general dura de 2 a 4 semanas.

A veces, primero las personas presentan un sarpullido seguido de otros síntomas. Otras personas solo tienen sarpullido.

Obtenga más información sobre los signos y síntomas de la viruela símica o del mono.

  • Consulte a un proveedor de atención médica si nota un sarpullido de reciente aparición o sin causa aparente u otros síntomas de la viruela símica o del mono.
  • Recuérdele al proveedor de atención médica que la viruela símica o del mono está presente en los Estados Unidos.
  • Evite el contacto cercano (incluido el contacto físico íntimo) con otras personas hasta consultar a un proveedor de atención médica.
  • Evite el contacto cercano con mascotas u otros animales hasta consultar a un proveedor de atención médica.
  • Si está esperando los resultados de una prueba, tome las mismas precauciones.
  • Si el resultado de su prueba es positivo, manténgase aislado e implemente otras prácticas de prevención hasta que su sarpullido haya sanado, se hayan caído todas las costras y se haya formado una capa nueva de piel intacta.
  • Manténgase aislado si tiene fiebre, dolor de garganta, congestión nasal o tos. Salga solo para ver a un proveedor de atención médica o ante una emergencia. Evite usar el transporte público.
  • Si se ve obligado a abandonar el aislamiento, cúbrase el sarpullido y use una mascarilla bien ajustada.

Propagación

La viruela símica o del mono puede propagarse de persona a persona a través del contacto directo con el sarpullido, las costras, la saliva o los líquidos corporales infecciosos. También puede propagarse a través de las secreciones respiratorias durante el contacto prolongado cara a cara, o durante el contacto físico íntimo, como al besarse, abrazarse o tener relaciones sexuales.

La viruela símica o del mono puede propagarse desde el momento en que aparecen los síntomas hasta que el sarpullido se haya curado por completo y se forme una capa nueva de piel. Todas las personas que tengan contacto cercano personal con alguien con viruela símica o del mono pueden contraer la enfermedad y deben tomar medidas para protegerse.

Obtenga más información acerca de cómo se propaga la viruela símica o del mono.

La viruela símica o del mono puede describirse con mayor precisión como "transmisible por vía sexual". En otras palabras, las relaciones sexuales son solo una de las formas en que puede propagarse la viruela símica o del mono. En el pasado, los brotes de viruela símica o del mono han estado vinculados a la exposición directa a animales infectados y productos de origen animal, con propagación limitada de persona a persona. En el brote de viruela símica actual, el virus se está propagando principalmente a través del contacto cercano personal. Esto puede incluir el contacto con lesiones o secreciones respiratorias infecciosas a través del contacto cercano, sostenido y piel a piel que ocurre durante las relaciones sexuales. Sin embargo, cualquier contacto cercano, sostenido y piel a piel con alguien que tiene viruela símica o del mono puede propagar el virus. No es necesario que el contacto sea exclusivamente íntimo o sexual.

Obtenga más información sobre cómo reducir su riesgo de contraer la viruela símica o del mono al tener relaciones sexuales.

No hay estudios que vinculen claramente la viruela símica o del mono con el agua de piscinas, tinas de hidromasaje o juegos acuáticos. El agua con los niveles de cloro recomendados por los CDC y exigidos por las jurisdicciones estadounidenses para la desinfección de agua de espacios recreativos mata el virus de la viruela símica o del mono.

Sin embargo, es posible propagar la viruela símica o del mono a través del contacto cercano piel a piel. También se puede propagar al compartir objetos que usó una persona con viruela símica o del mono como toallas, tablas para barrenar, juguetes de agua o ropa.

Obtenga más información acerca de cómo se propaga la viruela símica o del mono.

Prevención

  • Evite el contacto cercano piel a piel con personas que tengan un sarpullido similar al de la viruela símica o del mono.
  • Evite el contacto con los objetos y materiales que haya utilizado una persona con viruela símica o del mono.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante de manos a base de alcohol, especialmente antes de comer o tocarse la cara, y después de ir al baño.

Obtenga más información sobre cómo prevenir la viruela símica o del mono.

Las personas pueden contraer la viruela símica o del mono si tienen contacto cercano piel a piel con alguien que tiene viruela símica o del mono. Los primeros indicios indican que los eventos con actividades en los cuales las personas tienen contacto cercano sostenido piel a piel han ocasionado casos de viruela símica o del mono. Si planea asistir a un evento, evalúe cuánto contacto cercano, personal y piel a piel es probable que ocurra allí.

Obtenga más información sobre los encuentros sociales y la viruela símica o del mono.

Tratamiento

No hay tratamientos que sean específicos para las infecciones por el virus de la viruela símica o del mono. Sin embargo, debido a las similitudes genéticas en los virus, los medicamentos antivirales utilizados para tratar la viruela pueden usarse para tratar las infecciones por la viruela símica o del mono.

Obtenga más información sobre el tratamiento de la viruela símica o del mono.

Vacunación

Como los virus de la viruela símica o del mono y la viruela son genéticamente similares, las vacunas desarrolladas para brindar protección contra los virus de la viruela podrían usarse para prevenir las infecciones por la viruela símica o del mono.

El Gobierno de los EE. UU. tiene dos vacunas en sus reservas —JYNNEOS y ACAM2000— que pueden prevenir la viruela símica o del mono en personas expuestas al virus.

Obtenga más información sobre las vacunas contra la viruela símica o del mono.

Los CDC recomiendan vacunar a las personas que han estado expuestas a la viruela símica o del mono y a las personas con mayor probabilidad de contraer la viruela símica o del mono, entre ellas:

  • Las personas que los funcionarios de salud pública han identificado como contactos de alguien con viruela símica o del mono
  • Las personas que saben que a una de sus parejas sexuales de las últimas 2 semanas le han diagnosticado viruela símica o del mono
  • Las personas que tuvieron varias parejas sexuales en las últimas 2 semanas en áreas con casos conocidos de viruela símica o del mono

Obtenga más información sobre las vacunas contra la viruela símica o del mono.

Si cree que podría ser elegible para recibir la vacuna, comuníquese con un proveedor de atención médica o con su departamento de salud local.  Ellos pueden ayudarle a determinar si debe vacunarse.

Obtenga más información sobre las vacunas contra la viruela símica o del mono.

No. Tener varias parejas sexuales es solo una consideración, pero existen otras, como por ejemplo vivir en un área con propagación en curso de la viruela símica o del mono o si una de sus parejas se ha infectado recientemente por la viruela símica o del mono. Si cree que tiene viruela símica o del mono o podría correr riesgo de infectarse, comuníquese con un proveedor de atención médica.

Obtenga más información sobre las vacunas contra la viruela símica o del mono.

No. Por el momento, los CDC no recomiendan la vacunación generalizada contra la viruela símica o del mono. Durante este brote, no se considera que las personas sexualmente activas corran riesgo de contraer la viruela símica o del mono a menos que sus parejas sexuales tengan viruela símica o del mono o hayan tenido varias parejas sexuales dentro de los últimos 14 días en áreas donde se han notificado casos de viruela símica o del mono.

Obtenga más información sobre quiénes deben vacunarse.

La viruela símica o del mono y el VIH

Los datos actuales sugieren que alrededor del 40 % de las personas diagnosticadas con la viruela símica o del mono en los Estados Unidos tuvo el VIH. Sin embargo, los CDC no saben si el hecho de tener el VIH aumenta las probabilidades de infectarse por el virus de la viruela símica o del mono en caso de estar expuesto.

La viruela símica o del mono puede propagarse a través del contacto cercano, personal y, a menudo, de piel a piel, incluido el contacto directo con el sarpullido o las costras de una persona con viruela símica o del mono. La viruela símica o del mono también puede propagarse a través de secreciones respiratorias, al besarse y al tener otro tipo de contacto cara a cara, o contacto con objetos, telas (prendas de vestir, ropa de cama o toallas) y superficies que hayan sido usadas por alguien con viruela símica o del mono.​​​​​​​ Aprenda más sobre cómo se propaga la viruela símica o del mono.

Hay información limitada que sugiere que las personas con el VIH, en particular las personas con bajo recuentos de células CD4 (<350 células/ml) o que no tienen supresión viral, tienen más probabilidades de ser hospitalizadas que las personas sin infección por el VIH.

Por el momento, no existe ningún tratamiento aprobado específicamente para la viruela símica o del mono. No obstante, se considera que los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la viruela son seguros y pueden utilizarse para tratar a las personas que son más propensas a enfermarse gravemente. Hable con su proveedor de atención médica.

Aprenda más sobre tratamiento de la viruela símica o del mono.

Según lo que sabemos, los tratamientos contra la viruela símica o del mono prácticamente no interfieren con los medicamentos contra el VIH. Si tiene el VIH, infórmele a su proveedor de atención médica antes de iniciar el tratamiento para la viruela símica o del mono.

Los CDC recomiendan la vacunación a todas las personas que han estado expuestas al virus de la viruela símica o del mono y a las personas con más probabilidades de tener la viruela símica o del mono. Aprenda más sobre quiénes deberían vacunarse.

Actualmente existen dos vacunas (la vacuna JYNNEOS y la vacuna ACAM2000) que pueden utilizarse para prevenir la viruela símica o del mono. La vacuna JYNNEOS está autorizada para la prevención de la viruela símica o del mono y se considera que es segura para las personas que tienen el VIH. Los CDC no recomiendan la vacuna ACAM2000 para las personas con el VIH debido al mayor riesgo de efectos secundarios graves.

Hable con su proveedor de atención médica para ver si debería vacunarse contra la viruela símica o del mono.

La profilaxis prexposición (PrEP) para el VIH y la profilaxis posexposición (PEP) para el VIH siguen siendo eficaces para prevenir el VIH incluso si recibió la vacuna contra la viruela símica o del mono, si tiene la viruela símica o del mono o está recibiendo un tratamiento para la viruela símica o del mono.  Si su proveedor de atención médica le recetó la PrEP o PEP para el VIH, debería seguir tomando su medicamento según lo recetado.

Sí, la PrEP y PEP para el VIH son diferentes de la PrEP y PEP para la viruela símica o del mono.

  • La PrEP para el VIH es un medicamento que reduce las probabilidades de infección por el VIH. La PrEP para la viruela símica o del mono es una vacuna para prevenir la viruela símica o del mono, pero no le brinda protección contra el VIH.
  • La PEP para el VIH es un medicamento que puede reducir las probabilidades de infección por el VIH tras una posible exposición. La PEP para la viruela símica o del mono es una vacuna que se administra después de la exposición.

Quienes tienen el VIH deben seguir las mismas recomendaciones que el resto de las personas para protegerse de la viruela símica o del mono.

  • Evite el contacto directo con sarpullidos o costras de personas con viruela símica o del mono, incluso en situaciones de contacto íntimo, como al tener relaciones sexuales. Creemos que esta es la forma más frecuente de propagación de la viruela símica o del mono en los Estados Unidos en este momento.
  • Evite el contacto con objetos, telas (prendas de vestir, ropa de cama o toallas) y superficies que hayan sido usadas por alguien con viruela símica o del mono.​​​​​​​
  • Evite el contacto con secreciones respiratorias al besarse y tener otros tipos de contacto cara a cara con una persona con viruela símica o del mono.

Aprenda más sobre relaciones sexuales y encuentros sociales más seguros y la viruela símica o del mono.

Mascotas y animales

La viruela símica o del mono es zoonótica, lo que significa que puede propagarse entre animales y personas. Sin embargo, por el momento los CDC no creen que la viruela símica o del mono represente un riesgo alto para las mascotas. Seguimos monitoreando de cerca la situación.

Obtenga más información sobre la viruela símica o del mono y las mascotas de su hogar.