Acerca del pronóstico de la influenza

La influenza representa una importante carga de enfermedad  para la población estadounidense cada año, pero la magnitud y el momento varían de una temporada a otra, lo que dificulta la predicción del impacto anual al inicio de cada temporada. El pronóstico de la influenza puede cambiar esto al predecir con anticipación cuándo y dónde ocurrirán los aumentos en la actividad de la influenza. A diferencia de los tradicionales sistemas de vigilancia de la influenza de los CDC, que miden la actividad de la influenza mientras está ocurriendo, el pronóstico de la influenza ofrece la posibilidad de mirar al futuro y planificar mejor con antelación para, potencialmente, reducir el impacto de la influenza.

¿Cuál es el pronóstico de la influenza?

Las iniciativas de predicción de los CDC se pusieron en marcha en el 2013 con el "Reto de predecir la temporada de influenza", una competencia que alentó a investigadores de la industria privada y académicos independientes a pronosticar la temporada de influenza 2013-14. En cada temporada de influenza posterior, la División de Influenza de los CDC colaboró con investigadores externos en el pronóstico de la influenza. Los CDC han proporcionado datos, objetivos de pronóstico de salud pública relevantes y métricas de precisión de pronóstico a los equipos de trabajo mientras envían sus pronósticos, los cuales se basan en diversos métodos y fuentes de datos, cada semana. Los CDC no proporcionaron pronósticos de la influenza durante la temporada de influenza 2020-2021 porque hubo muy poca actividad de la influenza para generar pronósticos estables.

Para la temporada de influenza 2021-2022, los pronósticos se elaborarán con base en las hospitalizaciones por influenza al usar datos de HHS Protectícono de sitio externo. Se realizó este cambio porque los datos de este sistema pueden ofrecer un panorama más completo de la cantidad de hospitalizaciones por influenza en los EE. UU. En las temporadas anteriores, los pronósticos de hospitalización se basaron en los datos de FluSurv-NET, los cuales solo incluyen un subconjunto de hospitalizaciones por influenza en los EE. UU.

¿Cómo pueden usarse los pronósticos de influenza antes y durante los brotes?

Los posibles usos de los pronósticos de la influenza van más allá de la comunicación, tanto en situaciones de emergencia como de temporada. Los pronósticos de influenza pueden usarse para prepararse y ayudar a prevenir casos de enfermedad, hospitalización y muerte, además de la carga económica, experimentadas durante cada temporada de influenza. Cuando los pronósticos predicen con exactitud la actividad de la influenza, es posible implementar planes más eficaces de respuesta de salud pública a las epidemias de influenza estacional y a las epidemias de influenza futuras. Los pronósticos de influenza pueden informar a los proveedores de atención médica sobre:

  • cuándo ofrecer la vacunación contra la influenza y brindar tratamiento antiviral,
  • cómo prepararse para el aumento de hospitalizaciones,
  • cómo informar la distribución y asignación de personal de atención médica y recursos de tratamiento, y
  • cómo encauzar las estrategias de mitigación en la comunidad, como el cierre temporal de escuelas.

Colaborar para entender y mejorar los pronósticos

Si bien se ha logrado un avance significativo en los años posteriores desde que se inició la competencia, el pronóstico de la influenza sigue siendo todo un desafío. Los virus de la influenza cambian constantemente y cada temporada de influenza suele ser diferente de la anterior. Los CDC y los equipos participantes colaboran para identificar los mejores datos, métodos y prácticas para realizar los pronósticos a fin de respaldar el avance de la ciencia del pronóstico de la influenza al mejorar la capacidad de informar las medidas de salud pública en el futuro. Estas colaboraciones son fundamentales para crear una red de pronosticadores capaces de brindar resultados que puedan ser utilizados por funcionarios de salud pública para orientar su trabajo. Algunos ejemplos de estas colaboraciones incluyen a la Carnegie Mellon University y a la University at Massachusetts Amherst, a las que se asignó financiación en el 2019 para mejorar la precisión y la comunicación de los pronósticos de la influenza a nivel nacional y estatal.

Los CDC, los socios de FluSight y las partes intervinientes también se reúnen al final de cada temporada de pronóstico para analizar los enfoques de los pronósticos, discutir sobre la precisión de los pronósticos de la temporada anterior, identificar los retos y aciertos en general y hacer planes para las futuras temporadas, como la incorporación de nuevos objetivos para los pronósticos. Estas reuniones mejoraron la utilidad de los pronósticos al permitir un trabajo de colaboración entre los pronosticadores y los funcionarios de salud pública.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.