La República Democrática Popular de Laos lanza un programa de vacunación contra la influenza estacional

Los avances en el país, una colaboración de larga data con los CDC y la OMS y una donación de vacunas de parte de Walgreens conducen al avance en la prevención de la influenza

 

El Dr. Anonh, Director del Programa Nacional de Vacunación del Ministerio de Salud de Laos, administra la vacuna contra la influenza en una clínica en una zona rural de Vientián.

El Dr. Anonh, Director del Programa Nacional de Vacunación del Ministerio de Salud de Laos, administra la vacuna contra la influenza en una clínica en una zona rural de Vientián.

El 24 de abril de 2012, la República Democrática Popular de Laos (Lao PDR, o Laos), un país pequeño del sudeste asiático con relativamente pocos recursos, lanzó un programa de vacunación contra la influenza estacional para proteger a los adultos con alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza, incluidas las embarazadas. El programa es producto de una colaboración de 6 años entre los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de Laos, con el fin de desarrollar las capacidades de salud pública del país contra la influenza. La vacuna de este año fue provista por Walgreensícono de sitio externo, que donó 375 000 dosis de vacunas inactivas trivalentes (llamadas comúnmente vacunas inyectables contra la influenza), directamente a Laos.

"El trabajo de los CDC y la OMS con el Ministerio de Salud de Laos se ha centrado en mejorar la detección de los virus de la influenza en el laboratorio, ampliar el sistema de vigilancia de la nación y unir las estructuras existentes de informes", declaró el Dr. Marc-Alain Widdowson, líder del equipo de la División de Influenza del Equipo internacional de epidemiología e investigación de los CDC.

En particular, el ampliado sistema de vigilancia y las mejoradas capacidades de laboratorio están proporcionando a Laos un flujo de datos que señalan la importancia de la prevención de la influenza. El país pueden usar la información para determinar cuál es la mejor época para vacunar a las personas y cuál es la mejor vacuna para usar. También como resultado de las mejoras, ahora Laos envía datos de forma regular a la red internacional que rastrea los virus emergentes de influenza y provee recomendaciones sobre vacunas. (Ver Las mejoras locales a un mundo de distancia ayudan a la salud global para más información).

"Laos ha realizado grandes esfuerzos hasta las fecha y, junto a los CDC y la OMS, ha dado grandes pasos para controlar la influenza y despejar el camino en cuanto a los requisitos regulatorios y de políticaspara los esfuerzos de vacunación contra la influenza", declaró el Dr. Andrew Corwin, Coordinador para la influenza para los CDC en la Embajada de los EE. UU. en Vientián.

Las mejoras locales a un mundo de distancia ayudan a la salud global

En camino a desarrollar el programa de vacunación de este año, el Centro nacional de laboratorios y epidemiología (NCLE) de Laos alcanzó la designación de Centro Nacional de Influenza de parte de la Organización Mundial de la Salud, en 2010. Como Centro Nacional de Influenza, ahora el NCLE realiza vigilancia de laboratorio, subtipifica los virus responsables de los brotes de enfermedades y contribuye con datos de vigilancia y de muestras aisladas al Sistema de respuesta y vigilancia de la influenza a nivel mundial de la OMS. Todos los años un panel de expertos internacionales examina los virus enviados al sistema de la OMS para determinar cuáles virus deberían incluirse en las fórmulas de las vacunas contra la influenza estacional para los hemisferios norte y sur.

"La participación de Laos en el sistema global de vigilancia también implica que los virus de influenza que surjan en Laos se pueden informar más rápidamente que nunca. Estas notificaciones rápidas significan que el mundo ha dado un gran paso en cuanto a responder a tiempo ante los nuevos virus de influenza con potencial pandémico", declaró la Dra. Nancy Cox, directora de la División de Influenza de los CDC

Los datos de años de los países industrializados muestran que influenza es una enfermedad grave. Puede causar complicaciones graves de salud (como la neumonía) y empeorar las afecciones como el asma y la diabetes. Esta enfermedad puede llevar a hospitalizaciones y, en algunos casos, provocar la muerte. En los Estados Unidos, cada año aproximadamente 200 000 personas son hospitalizadas por influenza estacional. En un periodo de 31 temporadas, entre 1976 y 2007, los cálculos aproximados de muertes asociadas a la influenza variaron desde un mínimo aproximado de 3 000 personas a un máximo aproximado de 49 000 personas.

Datos recopilados recientemente de Laos y otros países en vías de desarrollo muestran que la influenza es una causa importante de la neumonía y las hospitalizaciones en estos entornos, similar a lo que se ve desde hace tiempo en los países industrializados como los Estados Unidos. La información acerca del impacto de la influenza en países en vías de desarrollo del sudeste asiático recién está volviéndose disponible, como resultado de las colaboraciones como la que existe entre Laos, la OMS y los CDC.

Desde 2007 se ha establecido en ocho lugares diferentes de Laos la vigilancia de enfermedades similares a la influenza y de enfermedades respiratorias agudas severas. Los datos de estos lugares revelan que hasta el 40 % de los pacientes ha dado positivo para influenza durante la temporada de influenza de Laos, lo cual sugiere que la influenza es una causa importante de enfermedades respiratorias en el país. Estos datos son similares a los de otros países.

Décadas de investigaciones en la salud pública han demostrado que vacunarse contra la influenza es la mejor forma de prevenir la influenza y las complicaciones de salud relacionadas. Pero en Laos, así como en otros países de bajos ingresos, las vacunas contra la influenza no están disponibles como parte de los programas de salud públicos de rutina.

El trabajo preliminar de la colaboración de 6 años con los CDC y la OMS ha establecido que hay importantes beneficios de salud pública que desarrollar por tal programa en Laos. También ha conducido al desarrollo de la infraestructura y la capacidad para planear e implementar esta clase de programa de vacunación.

"Los hallazgos de los últimos tres años de vigilancia en Laos muestran que la vacuna contra la influenza estacional sería una herramienta importante en la reducción de las enfermedades respiratorias en ese país", declaró el Dr. Joseph Bresee, jefe del Departamento de Epidemiología y Prevención de los CDC.

Mujeres embarazadas reciben la vacuna en el Hospital materno-infantil de Vientián, Laos.

Las investigaciones indican que Laos tiene una temporada durante la cual la actividad de la influenza es más alta en comparación con otras épocas del año. La temporada comienza en julio y termina en diciembre, lo cual coincide aproximadamente con la temporada de lluvia del país. El programa de vacunación de Laos vacunará a las personas en abril y mayo (antes del comienzo de su temporada de influenza), con el objetivo de protegerlas contra la influenza antes de que la actividad de la misma comience a aumentar.

Los datos recientes de la vigilancia indican que los virus de influenza que están en circulación en el hemisferio norte también están circulando en Laos, lo cual significa que la vacuna 2011-2012 del hemisferio norte sería efectiva en la prevención de la influenza en Laos. Este hecho permitió que Walgreens donara la vacuna contra la influenza fabricada para la temporada de influenza de los EE. UU. con el fin de beneficiar a las personas a medio mundo de distancia, antes del comienzo de su temporada de influenza.

El Ministerio de Salud de Laos decidió que las vacunas donadas este año se destinarán a las poblaciones clave con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza: mujeres embarazadas, ancianos y personas con afecciones crónicas de salud como enfermedades cardiacas o pulmonares. La vacuna también se proveerá a los trabajadores del sector de la salud.

Mujeres embarazadas reciben la vacuna en el Hospital materno-infantil de Vientián, Laos.

Embarazadas reciben la vacuna en el Hospital materno infantil de Vientián, Laos

Esta no es la primera experiencia del país relacionada con la vacunación contra la influenza. Durante la pandemia H1N1 2009, Laos realizó una campaña de vacunación contra el virus H1N1 2009 (con vacunas provistas por la OMS y Australia) que se considera un éxito. Se considera que el programa de vacunación de temporada de esta temporada se basa en esa experiencia.

El programa de vacunación contra la influenza en Laos también se considera un modelo para iniciar futuros programas de vacunación contra la influenza en otros países en vías de desarrollo con la ayuda de donantes futuros.

"El programa de vacunación de Laos es un gran ejemplo de cómo las asociaciones entre organizaciones de salud pública y las empresas privadas pueden conllevar importantes beneficios para luchar contra la influenza", dijo Lisa Koonin, asesora senior de la Unidad de Coordinación para la Influenza de los CDC.

La vacunación ocurre directamente después de la ceremonia de lanzamiento, el 24 de abril.

La vacunación ocurre directamente después de la ceremonia de lanzamiento, el 24 de abril.

La campaña del programa de este año comenzó con la puesta en marcha oficial en la ciudad capital de Laos, Vientián, por parte del Ministerio de salud, en la mañana del 24 de abril de 2012 (horario de Laos). Asistieron los colaboradores de la División de Influenza de los CDC, la Embajada de los EE. UU. en Laos y la OMS, junto a ejecutivos senior de Walgreens. Luego del lanzamiento de la campaña en Vientián comenzó la administración de la vacuna contra la influenza en tres de las provincias más densamente pobladas de Laos (Savannakhet, Luang Prabang y Champasak). Luego de la vacunación, un equipo capacitado de personal de campo realizará un seguimiento a las personas luego de que hayan sido vacunadas, con el fin de conocer más acerca de su experiencia de vacunación y de cualquier reacción adversa que pudiera ocurrir, relacionada con la vacuna. Décadas de uso de la vacuna contra la influenza en los Estados Unidos y otros países han demostrado que las vacunas contra la influenza son seguras y las reacciones adversas graves son poco comunes, pero los datos específicos de Laos son importantes para que el Ministerio de Salud de Laos tome decisiones futuras en cuanto a la administración de la vacuna en su país.

"El lanzamiento oficial de este programa de vacunación es una evidencia clara del extraordinario progreso que ha logrado el Ministerio de Salud de Laos en colaboración con sus socios, en cuanto a la detección, la medición y finalmente el trabajo realizado en la prevención de la influenza en Laos", declaró Ann Moen, directora adjunta de Programas externos de la División de Influenza de los CDC.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.