El estudio muestra que las tasas de hospitalización y riesgo de muerte a causa de la influenza estacional aumentan con la edad entre las personas de 65 años de edad en adelante

12 de junio del 2019 - Un nuevo estudio realizado con la coautoría de los CDC que se publicó en Open Forum Infectious Diseases (OFIDícono de sitio externo) reporta que las personas de 85 años de edad en adelante son más propensas a ser hospitalizadas y morir a causa de la influenza que los adultos de entre 65 y 74 años y confirmó que los virus de la influenza H3N2 son especialmente peligrosos para las personas mayores. Los investigadores además descubrieron que la frecuencia de la fiebre y otros síntomas típicos de la influenza disminuyó con la edad después de los 65 años, mientras que la frecuencia de alteraciones mentales aumentó con la edad. El estudio del OFID se suma a una cantidad cada vez mayor de pruebas que respaldan la importancia de la vacunación contra la influenza y la neumonía por estreptococo en los adultos mayores y sus contactos y el uso de la terapia antiviral recomendada en la actualidad por los CDC.

Si bien las temporadas de influenza pueden variar en su gravedad, en la mayoría de las temporadas, las personas mayores de 65 años son las que soportan la carga más pesada en términos de la gravedad de la influenza. Aproximadamente el 90 % de las muertes relacionadas con la influenza y el 50-70 % de las hospitalizaciones relacionadas con la influenza ocurren entre personas de este grupo etario. Debido al riesgo mayor que corren, los adultos mayores son un grupo prioritario para la vacunación. No obstante, los adultos de 65 años de edad en adelante integran un grupo numeroso y diverso de aproximadamente 46 millones de personas en los Estados Unidos. La prevalencia de enfermedades crónicas cambia a medida que aumenta la edad más allá de los 65 años, así como la fragilidad y el estado funcional. Al evaluar las diferencias relacionadas con la edad, los investigadores esperan poder informar mejor acerca de los esfuerzos de vigilancia, prevención y tratamiento para adultos de 65 años de edad en adelante.

El estudio analizó las diferencias relacionadas con la edad en tasas de hospitalización asociadas a la influenza, presentación clínica de la enfermedad y resultados clínicos entre casi 20 000 personas mayores de 65 años que estaban hospitalizadas a causa de la influenza confirmada por laboratorio en 14 sitios de FluSurv-NET durante las temporadas de influenza 2011-12 y 2014-15 usando grupos etarios de 10 años. Los resultados del estudio demostraron que:

  • Las tasas de hospitalización entre adultos de 85 años de edad en adelante fueron 2-6 veces mayores que las tasas de adultos de entre 65 y 74 años de edad.
  • Las tasas más altas de hospitalización ocurrieron durante las temporadas en las que predominó el virus de la influenza H3N2.
  • Los pacientes de 85 años de edad en adelante corren mayor riesgo de desarrollar neumonía y morir en el hospital o ser trasladados a residencias para enfermos en comparación con los pacientes hospitalizados de 65 a 74 años.
  • La frecuencia de la fiebre y otros síntomas típicos de la influenza disminuyó con la edad a partir de los 65 años, destacando la importancia de las pruebas de detección de la influenza y el criterio médico en cuanto al tratamiento rápido en los adultos mayores.

Las nuevas vacunas contra la influenza de dosis alta y con coadyuvantes disponibles para personas de 65 años de edad en adelante pueden brindar protección adicional entre las personas de este grupo etario. Se ha demostrado que la vacunación contra la influenza reduce los casos de influenza y el riesgo de sufrir complicaciones graves a causa de esta enfermedad que pueden dar lugar a hospitalizaciones o incluso la muerte en personas mayores.

Según los hallazgos de este estudio, los CDC han comenzado a presentar datos de hospitalizaciones de  FluSurv-Net en estratos de edad más precisos en grupos etarios de mayor edad (65-74 años, 75-84 años, 85 años de edad en adelante) para informar mejor acerca de los esfuerzos de respuesta y prevención de salud pública. FluSurv-Net es una red de vigilancia de hospitalizaciones por influenza que abarca aproximadamente el 9 % de la población estadounidense o alrededor de 27 millones de personas para estimar la carga de hospitalizaciones por la influenza en los Estados Unidos. Los epidemiólogos de salud pública deberían considerar reportar y analizar los datos de vigilancia de la influenza a través de estratos por edad adicionales para los adultos mayores a fin de poder demostrar una mayor vulnerabilidad por parte de la población envejecida e identificar las oportunidades para mejorar los cuidados preventivos.

El estudio está disponible en línea, en el sitio web de Open Forum Infectious Diseases ícono de sitio externo.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Esta página fue revisada por última vez el: 12 de junio del 2019