Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Tratamiento

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Tratamiento

No hay un medicamento ni una vacuna específica para el virus del Zika.

  • Trate los síntomas.
  • Descanse bien.
  • Tome líquidos para prevenir la deshidratación.
  • Tome medicamentos, como acetaminofeno (Tylenol®), para reducir la fiebre y el dolor.
  • No tome aspirina ni ningún otro medicamento antinflamatorio no esteroideo (AINE) hasta que se descarte la infección por dengue a fin de disminuir el riesgo de sangrado.
  • Si está tomando medicamentos para otra afección, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar otros medicamentos.

Si cree que puede tener o puede haber tenido zika

Hable con su médico o proveedor de atención médica y tome estas medidas para proteger a otras personas.

Si cuida de una persona con zika

Tome medidas para estar protegido de la exposición a la sangre y a los líquidos corporales (orina, heces, vómito) de las personas. Si está embarazada, puede cuidar de alguien con zika si sigue estos pasos.

  • No toque con ninguna área de piel expuesta, sangre ni líquidos corporales o superficies impregnadas con estos líquidos.
  • Lávese las manos con agua y jabón inmediatamente después de brindar cuidados.
  • Si la ropa se ensució con sangre o con líquidos corporales, quítesela de inmediato y lávela. Use detergente para ropa y agua a la temperatura que se indica en la etiqueta de la prenda. No es necesario usar cloro.
  • Limpie a diario el entorno donde se encuentra el enfermo con limpiadores domésticos y conforme a las instrucciones de las etiquetas.
  • Limpie de inmediato las superficies que tengan sangre u otros líquidos corporales sobre ellas con limpiadores domésticos y desinfectantes, según las instrucciones de la etiqueta.  

Si visita a un familiar o amigo con zika en el hospital, debe evitar el contacto con la sangre y los líquidos corporales del paciente y las superficies impregnadas con estos líquidos. Ayudar a la persona a sentarse o pararse no debería causarle exposición alguna. Asegúrese de lavarse las manos antes y después de tocar a la persona.

 
Arriba