Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Consejos para comunicarse con el proveedor de atención médica o pediatra de su bebé

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Mujer sosteniendo a un bebé recién nacidoComo padres de un bebé recién nacido que ha estado expuesto al virus del Zika durante el embarazo, es probable que se sientan agobiados, preocupados y desconcertados respecto de qué medidas tomar para cuidar de su bebé, más allá de si el babé parece saludable. Hable regularmente con el pediatra de su bebé acerca de sus preocupaciones y asista a todas las citas programadas para asegurarse de que su bebé reciba el cuidado necesario.
 

Recomendación para las madres

Si las pruebas que se realizó durante el embarazo dieron positivo al virus del Zika, asegúrese de informárselo al pediatra de su bebé en la primera visita.  Es importante que el médico sepa que su bebé ha tenido una posible exposición al virus del Zika.

Antes de visitar al médico

Prepárese para la visita y escriba todas las preguntas e inquietudes que desea consultarle al pediatra de su bebé. Aquí tiene algunas posibles preguntas:

  • ¿Qué tipos de pruebas necesitará mi bebé?
  • ¿Qué tratamientos recomienda para mi bebé?
  • ¿Lo derivará a algún especialista? En tal caso, ¿a qué especialista?
  • ¿Mi bebé necesita ser evaluado por un programa de intervención temprana? De ser así, ¿puede conectarme?
  • ¿Tiene algún folleto o material que podría ayudarme?
  • ¿Hay grupos de apoyo u otros recursos para padres que tienen un bebé afectado por el virus del Zika?

Durante la visita

La duración de la visita médica puede ser breve y es posible que le resulte difícil recordar toda la información suministrada por el médico. Aquí tiene algunos consejos para aprovechar al máximo la visita.

  • Tome nota. Anote las respuestas a sus preguntas para recordar lo que el médico le dice. Si durante la cita le surgen más preguntas, asegúrese de anotarlas para no olvidarse de preguntárselas. Guarde las anotaciones de manera ordenada y en un lugar seguro para poder encontrarlas en caso de necesitarlas más adelante.
  • Pídale al médico que repita las respuestas. Si no entiende algo, pídale que vuelva a explicárselo o que se lo plantee de un modo diferente. En caso de que el médico utilice términos que usted desconoce, no tema preguntárselo o pedirle que se lo explique.
  • Lleve un acompañante. De ser posible, vaya con una persona que entretenga a su hijo para que usted pueda concentrarse en lo que el médico le dice.
  • Recuerde, los padres son los que mejor conocen a su bebé. No tenga miedo de plantear cualquier inquietud que pudiera tener. Toda la información que pueda facilitarle al médico acerca del bienestar de su bebé durante la visita es de gran valor.

Después de la consulta

  • Repase las anotaciones y siga todos los pasos que el médico le indique. Una vez realizado esto, asegúrese de mantenerlo informado al respecto.
  • Regularmente haga un seguimiento del desarrollo de su bebé entre cada consulta con las listas de indicadores del desarrollo de los CDC y coméntele sus inquietudes al médico.
  • Contacte al programa de intervención temprana estatal o local para averiguar si su bebé puede obtener servicios gratuitos o a bajo costo que pueden ser útiles. No necesita la derivación de un médico ni un diagnóstico médico para que su bebé sea evaluado para recibir estos servicios.
  • No tema volver a llamar al consultorio del médico si tiene más preguntas acerca de cómo brindarle la mejor atención a su bebé.

Hoja informativa relacionada

Consejos para comunicarse con el proveedor de atención médica o pediatra de su bebé

Arriba