Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Guía para hacer pruebas

Los CDC recomiendan hacer pruebas de detección del virus del Zika a

  • Toda persona que haya tenido una posible exposición* al virus del Zika y tiene los síntomas del zika o los ha tenido recientemente.
  • Mujeres embarazadas sintomáticas con posible exposición al virus del Zika
  • Mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición actual al virus del Zika
  • Mujeres embarazadas con una posible exposición al virus del Zika cuyos resultados de la ecografía prenatal concuerdan con la infección congénita por el virus del Zika

Las pruebas del zika pueden considerarse para

  • Mujeres embarazadas asintomáticas con una posible exposición reciente al virus del Zika pero sin una exposición actual al virus (p. ej., viajeras)

Las pruebas del virus del Zika no están recomendadas para

  • Personas asintomáticas que no están embarazadas
  • Evaluaciones previas a la concepción

*La posible exposición incluye vivir en un área con riesgo de zika, o viajar a ella, o tener relaciones sexuales sin condón con una persona que vive en un área afectada o que haya viajado a un área con riesgo de zika.

Directrices para hacer pruebas para personas sintomáticas que no están embarazadas

Las personas sintomáticas no embarazadas con una posible exposición al virus del Zika deberían realizarse las pruebas de ácido nucleico (NAT, por sus siglas en inglés) para detección del ácido ribonucleico (ARN) del virus del Zika en suero y orina además de la prueba de IgM en suero para diagnosticar el virus del Zika y/o dengue. Las pruebas NAT dependen del tiempo que lleve la toma de especímenes. Las pruebas NAT deberían realizarse en especímenes tomados <14 días después de la aparición de los síntomas. Las pruebas serológicas de IgM para el virus del Zika y el dengue deberían realizarse con muestras negativas de NAT tomadas <14 días después de la aparición de los síntomas o con muestras tomadas ≥14 días luego de la aparición de los síntomas. No se recomienda realizar las pruebas NAT en especímenes tomados ≥ 14 días después de la aparición de los síntomas.

Ver el algoritmo de pruebas para personas sintomáticas que no están embarazadas. [PDF - 1 página]

Directrices para hacer pruebas para mujeres embarazadas sintomáticas

Las mujeres embarazadas sintomáticas con posible exposición al virus del Zika deberían realizarse simultáneamente las pruebas NAT en suero y orina y la prueba de IgM en suero para el virus del Zika lo antes posible, hasta 12 semanas después de la aparición de los síntomas.

  • Un resultado positivo en las pruebas NAT en suero y orina, independientemente de los resultados del IgM, debería interpretarse como una infección materna aguda por el virus del Zika.
  • Un resultado positivo en las pruebas NAT en suero u orina, conjuntamente con un resultado positivo en la prueba de IgM para el zika, debería interpretarse como evidencia de una infección aguda por el virus del Zika.
  • Tras la realización de una prueba NAT con resultado negativo junto con una prueba de IgM para el virus del Zika sin resultados negativos debería realizarse una prueba de neutralización por reducción en placas (PRNT, por sus siglas en inglés). Ver interpretación del laboratorio [PDF - 1 página] ante la falta de la prueba PRNT.

Ver el algoritmo de pruebas para mujeres embarazadas sintomáticas.

Directrices para hacer pruebas para mujeres embarazadas asintomáticas

Las mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición actual al virus del Zika (p. ej., residencia en un área con riesgo de zika o viajes frecuentes a dicha área) deberían realizarse las pruebas. Se recomienda realizar las pruebas NAT tres veces durante el embarazo. Las pruebas serológicas de IgM no se recomiendan como pruebas de rutina. Las recomendaciones sobre el momento de realizarse las pruebas NAT se mencionan en la primera consulta de cuidado prenatal, además de la realización de dos pruebas NAT adicionales durante el embarazo, coincidiendo con consultas prenatales no consecutivas. El momento de realizarse las pruebas NAT adicionales puede estar determinado por las tendencias jurisdiccionales en la transmisión del virus del Zika, la duración esperada de la detección del ácido nucleico del virus del Zika en suero y la duración de la exposición durante el embarazo. Pese a que no se recomienda como prueba de rutina, después del asesoramiento previo a las pruebas y la evaluación de riesgo individualizada, los médicos y pacientes podrían optar, mediante un modelo de toma de decisiones compartida, por la realización de una prueba de IgM simultáneamente con las pruebas NAT. En el caso de las mujeres cuyo resultado de la prueba NAT es positivo durante el embarazo, no se recomienda la realización de pruebas NAT adicionales. No se recomienda la realización de pruebas serológicas de IgM adicionales en el caso de pacientes que hayan tenido un resultado positivo confirmado para la infección por el virus del Zika.

Las mujeres embarazadas asintomáticas con una posible exposición reciente al virus del Zika pero sin una exposición actual al virus (p. ej., viajeras) podrían considerar la opción de realizarse las pruebas correspondientes. Pese a que no se recomienda como prueba de rutina, podría considerarse realizar las pruebas correspondientes según cada caso en particular mediante un modelo de toma de decisiones compartida entre médico y paciente y en consonancia con las recomendaciones jurisdiccionales. Si se realizan pruebas a mujeres embarazadas asintomáticas, debería seguirse el mismo algoritmo que se utiliza para mujeres embarazadas sintomáticas con un período desde la última exposición posible al virus del Zika.

 Las mujeres embarazadas con una posible exposición al virus del Zika cuyos resultados de la ecografía prenatal concuerdan con la infección congénita por el virus del Zika, deberían realizarse las pruebas. Deberían realizarse las pruebas NAT y de IgM en orina y suero materno respetando el algoritmo para mujeres embarazadas sintomáticas. Si se realiza una amniocentesis como parte del cuidado clínico, también debería realizarse una prueba NAT de especímenes de amniocentesis. También debería considerarse someter a prueba los tejidos placentarios y fetales.

Ver el algoritmo de pruebas para mujeres embarazadas asintomáticas. [PDF - 2 páginas]

Materiales clínicos

Cuándo hacer la prueba del virus del Zika

Herramienta de evaluación del zika en el embarazo

Algoritmo de pruebas del zika para mujeres embarazadas sintomáticas

Algoritmo de pruebas del zika para mujeres embarazadas asintomáticas

Guía sobre el asesoramiento previo a las pruebas para mujeres embarazadas asintomáticas con exposición actual al virus del Zika

Guía sobre el asesoramiento previo a las pruebas para mujeres embarazadas con síntomas del virus del Zika

Guía sobre el asesoramiento previo a las pruebas para mujeres embarazadas asintomáticas sin exposición actual al virus del Zika

Materiales para pacientes

Solo algunas personas necesitan hacerse las pruebas para el zika

Asegúrese de obtener sus resultados de las pruebas del zika

Hoja informativa: ¿qué ocurre cuando me hacen las pruebas de detección del zika y cuándo obtendré los resultados?

Lo que debería saber acerca de las pruebas de detección del virus del Zika: para mujeres embarazadas asintomáticas con exposición actual al virus del Zika

Lo que debería saber acerca de las pruebas de detección del virus del Zika: para mujeres embarazadas sintomáticas con exposición al virus del Zika

Lo que debería saber acerca de las pruebas de detección del virus del Zika: para mujeres embarazadas asintomáticas con reciente exposición al virus del Zika

ARRIBA