Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

El zika y el embarazo

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

¿Qué se sabe sobre los efectos del virus del Zika en las mujeres embarazadas?

Esperamos que el curso de la enfermedad por el virus del Zika en las mujeres embarazadas sea similar al de la población en general. No existe evidencia que indique que las mujeres embarazadas tengan o sean más susceptibles a tener una enfermedad más grave durante el embarazo. Se desconoce si las mujeres embarazadas son más susceptibles al Síndrome de Guillain-Barré. La infección por el virus del Zika durante el embarazo puede causar microcefalia congénita y otros defectos cerebrales graves en los fetos y bebés. También se la ha asociado a otras consecuencias adversas durante el embarazo y en el parto.

¿Hay alguna asociación entre la infección por el virus del Zika y la microcefalia congénita?

Sabemos que la infección por el viurs del Zika durante el embarazo es una de las causantes de microcefalia congénita y otros defectos cerebrales graves en el cerebro de los fetos.

Se están llevando a cabo estudios para investigar el espectro completo de resultados de la infección por el virus del Zika durante el embarazo, incluido el papel de otros factores (p. ej., infecciones previas o simultáneas, nutrición y ambiente).

¿Hay alguna asociación conocida entre la infección materna por el virus del Zika y otros resultados adversos del embarazo?

Además de microcefalia severa, se observó un patrón de otros defectos de nacimiento, denominado síndrome de Zika, que ocurre particularmente en fetos y bebés infectados con el virus del Zika antes del nacimiento. Este patrón incluye cortezas cerebrales con calcificaciones subcorticales, degeneración macular y cúmulos pigmentarios focales al nivel de la retina, contracturas de nacimiento como pie equino varo, e hipertonía que restringe el movimiento del cuerpo apenas después del nacimiento.

El virus del Zika ha sido asociado con otros problemas en los bebés, pero hay más por aprender. Los investigadores están recopilando datos para comprender mejor el alcance de los daños que provoca el virus del Zika en las madres y sus hijos. Los científicos siguen estudiando la manera en que el virus del Zika afecta a las madres y a sus hijos con el objetivo de entender mejor la gama completa de posibles problemas de salud que pueden aparecer durante el embarazo a raíz de la infección por el virus del Zika.

Cuál es el riesgo de resultados congénitos o de embarazos adversos para mujeres infectadas con el virus del Zika en el momento de la concepción?

Hay información limitada disponible acerca del riesgo de infección por el virus del Zika en la etapa periconcepcional. Informes de casos tempranos sugieren que pueden producirse resultados adversos asociados a la infección por el virus del Zika en las primeras etapas del embarazo, incluida la pérdida del embarazo y microcefalia grave. La información de otras infecciones virales ocurridas cerca del momento de la concepción indican que existe relación entre las infecciones periconcepcionales y las consecuencias adversas, aunque el momento de la infección y de la concepción en estos casos suele desconocerse.

¿Cómo se debe aconsejar a las pacientes embarazadas que estén pensando viajar a un área con transmisión del virus del Zika?

Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas no viajen a un área con transmisión activa del virus del Zika. Si una mujer embarazada está pensando viajar a una de estas áreas, debería hablar con su proveedor de atención médica. Si viaja, se le debe indicar que siga estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos durante el viaje y disminuir la exposición a la posible transmisión del virus por vía sexual. Si una mujer embarazada tiene una pareja sexual que vive en un área con zika o que ha viajado a una de ellas, debe ser asesorada para usar condones de manera consistente y de forma correcta cada vez que mantenga relaciones sexuales, o debe abstenerse de tener relaciones sexuales (vaginal, anal, y oral, y compartir juguetes sexuales) durante todo el embarazo.

¿Cómo se debería asesorar a las mujeres embarazadas cuyas parejas tienen infección por el virus del Zika?

Debido a los riesgos potenciales de infección materna por el virus del Zika, se recomienda que las mujeres embarazadas cuyas parejas tienen y corren riesgo de infección por el virus del Zika, usen condones de manera constante y correcta para prevenir la infección o que se abstengan de tener sexo (vaginal, anal y oral, además de compartir juguetes sexuales) durante el embarazo. Estas recomendaciones se irán actualizando a medida que se disponga de más información.

¿La amniocentesis se debe considerar para el diagnóstico de la infección congénita por el virus del Zika?

La consideración de la amniocentesis se debe programar de manera individual según las circunstancias médicas de la paciente. Al igual que en la evaluación de otras infecciones congénitas, la amniocentesis se puede considerar como método de evaluación de una posible infección por el virus del Zika. Los proveedores de atención médica deben analizar con sus pacientes los riesgos y beneficios de la amniocentesis.

¿Qué se sabe sobre la amniocentesis como herramienta clínica para diagnosticar la infección congénita por el virus del Zika?

  • No se sabe cuál es el momento óptimo para realizar amniocentesis para diagnosticar la infección congénita por el virus del Zika.
  • No se sabe qué tan sensibles o específicas son las pruebas para el líquido amniótico para la infección por el virus del Zika.
  • No se sabe si un resultado positivo es predictivo de una anormalidad fetal posterior.
  • Si un resultado positivo es predictivo, no se sabe qué proporción de bebés nacidos después de la infección tendrán anormalidades.

Si la amniocentesis va a ser considerada en la evaluación de un caso de posible infección por el virus del Zika, ¿cómo debería hacerse?

No se recomienda hacer una amniocentesis hasta después de las 15 semanas de gestación. Las amniocentesis realizadas en la semana 15 de gestación o después tienen índices más bajos de complicaciones que las que se realizan en etapas gestacionales más tempranas (menos de 14 semanas de gestación). No obstante, se desconoce cuál es el mejor momento para hacer la amniocentesis para diagnosticar la infección congénita por el virus del Zika y debe individualizarse según el cuadro clínico de la paciente. Debería garantizarse la derivación a un especialista en medicina materno-fetal. Los proveedores de atención médica deben analizar con sus pacientes los riesgos y beneficios de la amniocentesis.

¿Cómo informarían los resultados de la prueba de líquido amniótico el manejo clínico de mujeres embarazadas?

Un resultado positivo en la prueba rRT-PCR de detección del virus del Zika en líquido amniótico podría indicar infección fetal. Esta información sería útil para ayudar a las mujeres embarazadas y a sus proveedores de atención médica a determinar el manejo clínico (p. ej., pruebas antes del parto, programación de ecografías en serie y planes para el parto). Un resultado negativo en la prueba de rRT-PCR para detectar el virus del Zika en el líquido amniótico podría dar pie a que se hagan otras pruebas de diagnóstico de otras causas de microcefalia (p. ej., otras infecciones, trastornos genéticos).

Arriba