Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Pruebas de detección y diagnóstico

Aviso de alerta de salud: los CDC publicaron un Aviso de alerta de salud (HAN, por sus siglas en inglés) para difundir la evidencia que va surgiendo acerca de la interpretación de los resultados de las pruebas de anticuerpos IgM para detectar el virus del Zika de mujeres embarazadas que posiblemente han estado expuestas al virus del Zika, especialmente aquellas mujeres que viven en áreas con avisos para viajeros de los CDC sobre el zika o viajan a menudo a dichas áreas. Es posible que algunas mujeres que están embarazadas actualmente hayan estado infectadas anteriormente y han creado anticuerpos contra el zika antes de embarazarse. Los datos más recientes sugieren que la infección por el virus del Zika, al igual que otras infecciones por flavivirus, puede provocar que los anticuerpos de detección del virus del Zika permanezcan en el cuerpo durante meses después de la infección, lo que podría dificultar el uso de estas pruebas para determinar si las mujeres podrían haber estado infectadas antes o después de embarazarse. Este HAN tiene recomendaciones específicas que actualmente no forman parte de las directrices para laboratorios, las cuales deberían ser consideradas para los casos de estas mujeres:  1. que la prueba de ácido nucleico debería realizarse al menos una vez por trimestre a menos que la prueba anterior haya arrojado un resultado positivo, y de especímenes de amniocentesis si la amniocentesis se realiza por otros motivos, y 2. que las pruebas de IgM pueden considerarse como parte del asesoramiento previo a la concepción. Los CDC recomiendan otros métodos de diagnóstico, como las pruebas de ácido nucleico y las ecografías, que pueden brindar más información que les permita a los proveedores de atención médica saber si los resultados de las pruebas de anticuerpos podrían indicar una infección reciente. Los CDC actualmente están actualizando sus páginas web con esta información.

A quién examinar

Todas las mujeres embarazadas en los Estados Unidos y territorios estadounidenses deberían ser evaluadas para detectar una posible exposición al virus del Zika en cada consulta de cuidado prenatal. Para que se indiquen las pruebas en caso de una posible exposición al virus del Zika se tienen que cumplir las siguientes circunstancias:

  • Viajar a un área con riesgo de zika o vivir en un área afectada, o
  • Tener relaciones sexuales (por vía vaginal, anal y oral) sin condón o compartir juguetes sexuales con una persona que viajó a un área con riesgo de zika o vive en dicha área.

La evidencia de laboratorio de una infección reciente y confirmada por el virus del Zika incluye lo siguiente:

  1. Detección de virus del Zika o ARN o antígenos de virus del Zika en cualquier espécimen de líquido o tejido corporal, o
  2. Resultados positivos o equívocos de la prueba de anticuerpos IgM del virus del Zika o del dengue en suero o líquido cefalorraquídeo (LCR) con valor positivo para el virus del Zika (≥10) de la prueba de neutralización por reducción en placas (PRNT, por sus siglas en inglés) junto con un valor negativo de la PRNT (p. ej., <10) para el virus del dengue. La interpretación de los resultados de las pruebas serológicas han sido descritos y publicados en algún otro lugar.

Cuándo hacerse la prueba

Si su paciente… Cuándo realizarse las pruebas
Viajó a un área con riesgo de zika o tuvo relaciones sexuales con una pareja que vive en un área con riesgo de infección por el virus del Zika o ha viajado a un área afectada por el virus que cuenta con un aviso para viajeros de los CDC sobre el zika

Las mujeres embarazadas que viajaron a un área con aviso para viajeros de los CDC sobre el zika o han tenido relaciones sexuales con una pareja que vive en un área con aviso para viajeros sobre el zika o ha viajado a dicha área, deberían realizarse las pruebas de detección del zika después de la exposición, más allá de si tienen síntomas o no.

Viajó a un área con riesgo de zika o tuvo relaciones sexuales con una pareja que vive en un área con riesgo de infección por el virus del Zika o ha viajado a un área afectada por el virus que no cuenta con un aviso para viajeros de los CDC sobre el zika

Las mujeres embarazadas que viajaron a un área con riesgo de zika o han tenido relaciones sexuales con una pareja que vive en un área con riesgo de zika o ha viajado a dicha área, deberían realizarse las pruebas de detección del virus si tienen síntomas del zika o si el feto presenta anormalidades en un ultrasonido que podrían estar asociadas a la infección por el virus del Zika. Como se desconoce el nivel de riesgo de infección por el virus del Zika en áreas con riesgo de zika sin aviso para viajeros, no se recomienda que las mujeres embarazadas que hayan estado expuestas a estas áreas y no tienen síntomas se realicen pruebas de rutina. No obstante, las pruebas pueden recomendarse teniendo en cuenta cada caso en particular.

Vive en un área con riesgo de infección por el virus del Zika, o viaja con frecuencia a dicha área, que tiene un aviso para viajeros de los CDC sobre el zika

Las mujeres embarazadas que viven en un área con un aviso para viajeros de los CDC sobre el zika corren riesgo de contraer el virus del Zika durante todo el embarazo. Por tal motivo, esta prueba se debe realizar

  • En la primera consulta prenatal y
  • Una segunda prueba en el segundo trimestre.

Si una mujer embarazada manifiesta síntomas del zika en cualquier momento durante su embarazo, debería realizarse las pruebas de detección del zika.

Pruebas para mujeres embarazadas sintomáticas

Se debe indicar una prueba de detección de la infección por el virus del Zika a las mujeres embarazadas que reporten signos o síntomas que concuerden con la enfermedad por el virus del Zika (aparición repentina de fiebre, sarpullido, artralgia y conjuntivitis). Las recomendaciones de pruebas para mujeres embarazadas sintomáticas son las mismas más allá de las circunstancias de una posible exposición. No obstante, el tipo de prueba recomendada varía en función del momento de la evaluación en relación con la aparición de los síntomas.

Las mujeres embarazadas sintomáticas que busquen atención médica <2 semanas después de la aparición de los síntomas deberían tomarse muestras de suero y orina para realizarse la prueba de ácido nucleico (NAT, por sus siglas en inglés) para detección del ARN (NAT; p. ej., RT-PCR). Un resultado positivo en la prueba NAT para detección del ARN confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. Se les debería hacer la prueba de anticuerpos IgM para detectar el virus del Zika y del dengue a las mujeres embarazadas sintomáticas con resultado negativo de la NAT para detección del ARN. Si se solicita una prueba NAT para detección de ARN del virus del Zika a laboratorios sin capacidad para pruebas de detección de anticuerpos IgM o un procedimiento para enviar los especímenes a otro laboratorio de análisis clínicos, se recomienda guardar algunas muestras más de suero para hacer pruebas de detección de anticuerpos IgM en caso de obtener un resultado negativo en la prueba NAT para ARN. Si la prueba de anticuerpos IgM da resultado positivo o equívoco para el virus del Zika o del dengue, se debe realizar una PRNT en la misma muestra que se usó para la prueba de IgM o a una muestra tomada posteriormente para descartar un resultado falso positivo.

Las mujeres embarazadas sintomáticas que busquen atención médica 2-12 semanas después de la aparición de los síntomas primero deberían realizarse la prueba de detección de anticuerpos IgM para el virus del Zika y virus del dengue. Si la prueba de detección de anticuerpos IgM para el virus del Zika tiene resultados positivos o equívocos, se debe realizar automáticamente una prueba NAT Reflex para detección de ARN a la misma muestra de suero para determinar la presencia de ARN del virus del Zika. Un resultado positivo en la prueba NAT para detección del ARN confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. No obstante, si se obtiene un resultado negativo en una prueba NAT para ARN, se debería hacer una PRNT frente a un resultado positivo o equívoco de la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika. Un resultado positivo o equívoco de anticuerpos IgM para dengue con un resultado negativo de anticuerpos IgM para virus del Zika también se debe confirmar mediante PRNT. Se ha descrito la interpretación de los resultados serológicos: descripción.

Pruebas para mujeres embarazadas asintomáticas

Las recomendaciones de pruebas en mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición al virus del Zika difieren con base en las circunstancias de la posible exposición (es decir, si se trata de una exposición constante o limitada) y el período transcurrido desde la última exposición al virus del Zika.

Las mujeres embarazadas asintomáticas que viven en áreas sin zika que son evaluadas <2 semanas después de una posible exposición al virus del Zika deberían tener la posibilidad de realizarse la prueba NAT para detección del ARN con muestras de suero y orina. Un resultado positivo en la prueba NAT para detección del ARN confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. No obstante, como el ARN viral en suero y orina va disminuyendo a lo largo de tiempo y depende de diferentes factores, es necesario hacer más pruebas de detección para descartar la infección en mujeres embarazadas asintomáticas con un resultado negativo en la prueba NAT para ARN. Estas mujeres deberían regresar 2 a 12 semanas después de una posible exposición al virus del Zika para realizarles pruebas de detección de anticuerpos IgM. Un resultado positivo o equívoco en la prueba de anticuerpos IgM se debe confirmar con una PRNT.

Las mujeres embarazadas asintomáticas que viven en un área sin zika y que buscan atención médica 2-12 semanas después de una posible exposición al virus del Zika deberían realizarse la prueba de detección de anticuerpo IgM por el virus del Zika. Si la prueba de detección de anticuerpos IgM para el virus del Zika arroja un resultado positivo o equívoco, se debe hacer una prueba NAT Reflex para detección de ARN a la misma muestra. Si el resultado de la prueba NAT para detección del ARN es negativo, se debe hacer la prueba PRNT.

NOTA: Las pruebas para las mujeres embarazadas viajeras asintomáticas con exposición al virus del Zika que hayan viajado a un área con riesgo de zika pero sin un aviso para viajeros de los CDC sobre el zika no se recomiendan como pruebas de rutina. Es más probable que se produzcan resultados con falso positivo cuando hay niveles de transmisión del virus del Zika más bajos o cocirculación de otros flavivirus. Los serológicos positivos del virus del Zika requieren de pruebas de confirmación adicionales y estos resultados, a su vez, pueden demorar varias semanas. Los proveedores de atención médica pueden ofrecer hacer análisis según cada caso para las mujeres embarazadas asintomáticas que estén preocupadas por una posible infección por el virus del Zika. No obstante, el asesoramiento previo a las pruebas debería informar sobre las limitaciones asociadas a la interpretación de los resultados de las pruebas.

Las mujeres embarazadas asintomáticas con riesgo actual de exposición al virus del Zika (p. ej., vivir en un área con riesgo de zika o viajar allí con frecuencia) deberían realizarse la prueba de detección del anticuerpo IgM como parte de una atención obstétrica de rutina durante el primer y segundo trimestre. Se recomienda la prueba NAT Reflex para detección de ARN a mujeres que tienen un resultado positivo o equívoco de la prueba de anticuerpos IgM por el virus del Zika puesto que esta prueba tiene la capacidad de ofrecer un diagnóstico definitivo para la infección por el virus del Zika. Si se obtiene un resultado negativo en una prueba NAT para ARN después de un resultado positivo o equívoco en una prueba de anticuerpos IgM, se debería hacer una PRNT. Los funcionarios de salud locales deben tomar la decisión de implementar pruebas de detección para mujeres embarazadas asintomáticas con riesgo actual de exposición al virus del Zika en función de la información acerca de los niveles de transmisión del virus del Zika y la capacidad de laboratorio.

Pruebas para parejas de mujeres embarazadas

Los CDC recomiendan realizarse la prueba del virus del Zika a todas las personas que no están embarazadas pero que han estado expuestas al zika y que además tienen los síntomas de la enfermedad.

No se recomienda hacer prueba de detección en sangre, semen, flujos vaginales u orina para determinar cuán probable es que una persona transmita el virus del Zika por vía sexual. Debido a que el virus del Zika puede permanecer en algunos líquidos (por ejemplo, el semen) por más tiempo que en la sangre, una persona podría arrojar un resultado negativo en la prueba de sangre, pero aún pueden transmitir el virus del Zika a través de sus secreciones genitales.

Puede producirse carga viral intermitente en el semen con otros virus y se desconoce el patrón de la carga viral del virus del Zika en semen. Además, la detección de ARN de virus del Zika en semen no necesariamente indica la presencia de virus infeccioso en el semen. Por el momento no es posible hacer pruebas de detección del virus del Zika en semen y flujo vaginal fuera de entornos de investigación. En este momento se están realizando estudios para comprender mejor la eficacia de estas pruebas, la persistencia del virus del Zika en estos líquidos y la mejor manera de interpretar los resultados.

Información sobre las pruebas

Para más información sobre las pruebas de diagnóstico del zika, visite Pruebas para el zika.

Especímenes

Las pruebas serológicas y NAT para detección del ARN del virus del Zika se pueden hacer en suero materno o en líquido cefalorraquídeo. La prueba NAT para detección del ARN del virus del Zika también se puede hacer en líquido amniótico, plasma y orina. Otras pruebas que se pueden hacer incluyen las siguientes: 1) examen histopatológico y tinción inmunohistoquímica de la placenta y el cordón umbilical, 2) prueba para detectar el virus del Zika en tejido congelado de la placenta y del cordón. Por varios motivos, el uso de la sangre del cordón para diagnosticar la infección por el virus del Zika no es recomendable.

Los retos de las pruebas

La prueba de NAT para la detección de ARN puede no demostrar la presencia del ARN del virus del Zika en una mujer con infección por este virus si el período de viremia ya pasó. Se puede hacer una prueba serológica en suero; sin embargo, la reactividad cruzada con flavivirus relacionados (p. ej., virus del dengue y de la fiebre amarilla) es común. Puede hacerse una prueba de neutralización por reducción en placas (PRNT) para medir los anticuerpos neutralizantes específicos del virus del Zika, pero los anticuerpos neutralizantes podrían aun dar resultados por reactividad cruzada en personas que hayan sufrido infecciones anteriores por otros flavivirus, como el dengue, o que hayan sido vacunadas contra la fiebre amarilla o la encefalitis japonesa. Además, los datos más recientes sugieren que la infección por el virus del Zika, al igual que otras infecciones por flavivirus, puede provocar que los anticuerpos de detección del virus del Zika permanezcan en el cuerpo durante meses después de la infección, lo que podría dificultar el uso de estas pruebas para determinar si las mujeres podrían haber estado infectadas antes o después de embarazarse. Esta nueva información es de especial interés para las mujeres embarazadas asintomáticas que han estado expuestas a áreas con el virus del Zika, especialmente aquellas mujeres que vivieron en lugares con avisos para viajeros de los CDC sobre el zika o viajaron a dichas áreas antes de quedar embarazadas. Es importante trabajar estrechamente con el departamento de salud estatal o local para garantizar que se indique la prueba adecuada y que sus resultados se interpreten de manera correcta.

Pedido de pruebas

Cada cuadro clínico es único, y los proveedores de atención médica deben tomar en cuenta toda la información disponible al ordenar una prueba para detectar la infección por el virus del Zika, incluidos los antecedentes de viajes o posible exposición por vía sexual, los antecedentes de infección por un flavivirus, los antecedentes de vacunación, los resultados resultados de las ecografías y la presencia de síntomas. Los proveedores deben trabajar con sus departamentos de salud estatal, local y territorial como apoyo para obtener e interpretar los resultados de las pruebas.

Todas las solicitudes de pruebas de laboratorio y los informes de los resultados de las mujeres embarazadas deben indicar claramente el estado de embarazo. Esto facilitará la priorización de las pruebas, el sesgo de embarazos afectados por el zika y la interpretación consistente de los resultados de laboratorio.

Los proveedores de atención médica deberían trabajar en equipo con el departamento de salud estatal, local o territorial a fin de garantizar que se solicite la prueba adecuada y se interpreten correctamente los resultados. Además, los CDC mantienen un servicio de consultas sobre el zika, disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para los funcionarios de salud y los proveedores de atención médica que atienden a las mujeres embarazadas. Para ponerse en contacto con el servicio, llame al 770-488-7100 y pregunte por la línea directa de zika en el embarazo o envíe un correo electrónico a ZIKAMCH@cdc.gov.

Recursos para médicos

Directrices provisionales actualizadas sobre el embarazo

Algoritmo de pruebas de detección del virus del Zika durante el embarazo


Herramienta de evaluación del zika en el embarazo

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

ARRIBA